© Desconocido
Cuatro personas han perdido la vida en Japón después de que un norovirus infectara a un centenar de personas en el hospital Denentoshi de la ciudad Yokohama, han informado este domingo las autoridades locales.

Según los funcionarios del hospital Denentoshi, las víctimas, todas pacientes con edades comprendidas de 80 a 97, murieron de problemas respiratorios y neumonía después de sufrir vómitos y diarrea.

Desde el pasado martes, casi otras 100 personas, entre ellas 27 integrantes del centro de salud, han sido infectadas con el norovirus, calificado de altamente contagioso y que tiene una mayor presencia en temporada invernal.

La mala higiene de los alimentos o fecalismo son las condiciones más adecuadas para que el norovirus pueda ser transmitido con mayor facilidad.

A principios de este mes, el virus se cobró la vida de otros seis pacientes de edad avanzada en el hospital de Miyasaki y de otros dos en un nosocomio de la ciudad de Osaka.

Además, el norovirus se ha extendido por el Reino Unido y ha provocado el cierre de decenas de centros de salud.