© Desconocido
Kurdos residentes en varios países de Europa llegaron el sábado a París, capital francesa, para participar en una acción de protesta por el asesinato de tres mujeres vinculadas con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, por sus siglas en kurdo).

La manifestación tuvo lugar en la capital francesa, por lo cual, se reforzó la seguridad en torno a la embajada de Turquía en esa ciudad. El viernes, también se registraron protestas parecidas en Londres, capital británica.

El pasado 10 de enero, tres activistas kurdas fueron halladas muertas con disparos en la cabeza en las instalaciones de una asociación de la comunidad kurda en el centro de París.

Los asesinatos se produjeron un día después de que se anunciara que Ankara y el PKK habían llegado a un acuerdo sobre un plan de paz conducente a poner fin a casi tres décadas de hostilidades.

Los activistas kurdos han acusado a Ankara de participar en los asesinatos. Sin embargo, el Gobierno turco condenó los asesinatos, y el portavoz del Gobierno, Bulent Arinc, calificó las acusaciones de "totalmente equivocadas".

Desde 1984, el PKK y el Gobierno turco mantienen un conflicto armado que, hasta el momento, ha dejado más de 40 mil muertos.