© Desconocido
La grave crisis económica y la precariedad laboral que atraviesan EE.UU. y España, ha hecho que se reduzca el número de latinoamericanos que eligen estos dos países como destino de emigración, según un reciente informe de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Un reciente informe de la OEA, que analiza los flujos migratorios en el continente, publicado este jueves, indica que la emigración latinoamericana a España disminuyó un 38 % entre 2008 y 2010, equivalente a 550 mil personas en comparación con el período 2005-2007 (860 mil).

Por otra parte, Estados Unidos recibió un 4 % menos de inmigrantes legales, procedentes de América Latina, mientras que de acuerdo con el reporte entre los indocumentados "se observan los mayores descensos".

Entretanto, los emigrantes de América Latina prefirieron otros países miembros no europeos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), como Canadá, Japón, Corea del Sur y Australia.

"A la luz de menos oportunidades laborales en Estados Unidos y España, los migrantes latinoamericanos han comenzado a tomar en cuenta otros destinos", ha destacado el experto en migración internacional de la OCDE, Georges Lemaitre, durante la presentación del documento.

A su vez, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, ha lamentado que la situación laboral de los emigrantes latinoamericanos en Estados Unidos y España, "no haya mejorado sustancialmente".

Las cifras oficiales revelan que en el año 2011, el porcentaje del desempleo de los emigrantes latinoamericanos en España fue del 26 % para mujeres y del 36 % para hombres, a la vez que en EE.UU. las correspondientes cifras se situaron respectivamente entre 14 % y el 11 %.