Los campos magnéticos son las áreas de influencia tipo imán, cubriendo las zonas en las que pueden ejercer atracción o repulsión.

campos magnéticos Tierra y Marte
© NASA
Este es un concepto artístico comparando los campos magnéticos día presentes en la Tierra y Marte.
Astrónomos de la NASA compararon los campos magnéticospresentes hoy en día en la Tierra y en Martey publicaron imágenes artísticas que revelan profundas diferencias.

El campo magnético de la Tierra es generado por una dínamo activo, señala la NASA, por un núcleo caliente de metal fundido.

El campo magnético que rodea la Tierra y se considera global, como se observa en la imagen izquierda, a diferencia de los diversos y pequeñoscampos magnéticos de Marte, que no abarcan todo el planeta, cómo se ve en la imagen derecha.

Según los astrónomos de Laboratorio de Propulsión de la NASA, "el dínamo marciano se extinguió, y sus campos magnéticos son "fósiles" restos de su antiguo campo magnético global".

Los campos magnéticos son las áreas de influencia del tipo imán, y cubren toda la zona en la que pueden ejercer atracción o repulsión.

La NASA explica un ejemplo cotidiano sobre el tema del campo magnético, al explicar que una señal de televisión puede observarse en una sala de estar, y es posible que no se alcance a ver en el dormitorio en un segundo piso.

La imagen del imán atrayendo algunas piezas de hierro grafito, es el típico ejemplo de un campo magnético. Corresponde a una pequeña corriente causada por electrones alrededor de sus núcleos. Aquí se observa que dos corrientes que viajan en la misma dirección se atraen, dos que viajan en direcciones opuestas se repelen.

"La Tierra es un imán muy grande. Al igual que un imán de barra, la Tierra tiene un campo magnético norte y el polo sur y que conectan grandes líneas de campo magnético que forman lo que los científicos llaman la magnetosfera", describe la NASA.

Este hecho es lo que hace funcionar los compases de las brújulas haciéndolos repeler el norte magnético, por lo que apuntan en esta misma dirección.

La Tierra no tiene una enorme pieza de hierro para hacer funcionar la brújula, sino dinamo interno, que es tan caliente que un imán de hierro típico pierde su magnetismo.

En este núcleo súper-caliente, existe un ambiente eléctricamente conductor de hierro fundido que fluye alrededor a través de un campo magnético en un circuito eléctrico cerrado.

Cuando ocurren lentos cambios en el flujo de hierro fundido en el núcleo, el campo magnético de la Tierra varía.

La magnetosfera mantiene la mayor parte del viento solar que podría afectar el poder y los satélites fuera de la Tierra, las partículas cargadas procedentes del Sol siguen las vías y no se saltan de líneas del campo magnético existente.

Mercurio, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno tienen magnetosferas. Marte y Venus, tienen solo trazas de campo magnético.

Dado que los imanes pierden su magnetismo cuando se calientan demasiado, se cree que esta sería la razón.

Para los astrónomos esto tiene sentido en Venus, el cual es lo suficientemente caliente como para derretir el plomo, pero Marte es el verdadero misterio, es bastante frío y en algunos aspectos es similar a la Tierra.