Al menos 72 personas han muerto, la mayoría de ellas niños, en las últimas semanas en Bangladesh por una ola de frío que ha afectado a más de 22 provincias del país, según informó la Media Luna Roja. "El número de pacientes aquejados de neumonía y diarrea, en su mayoría ancianos y niños, sigue aumentando por la ola de frío que está arrasando las regiones debajo del Himalaya", indicó la organización en un informe recogido por Relief Web.

Desde el pasado 26 de diciembre, el Gobierno bangladeshí ha distribuido más de 240.000 mantas para proteger a los afectados ante la ola de frío, pero preocupa especialmente el daño que las bajas temperaturas están provocando a las cosechas, en especial a la de arroz, alimento indispensable de primera necesidad. "Si bajan los beneficios por las cosechas", se advierte en el informe, "los agricultores que sobreviven por un estrecho margen podrían caer en la pobreza".