© Desconocido
El consumo de la llamada 'comida rápida' tres veces por semana aumenta la posibilidad de que los niños y adolescentes padezcan asma y eccemas, así ha revelado un estudio recién publicado en la revista especializada "Thorax", del 'British Medical Journal'.

La reciente investigación, producto de la colaboración de científicos de las universidades de Auckland (Nueva Zelanda) y de Nottinngham (Reino Unido), ha corroborado esta relación, tras haber estudiado los patrones alimenticios a nivel mundial, con datos de unos 500 mil niños provenientes de más de 50 países.

De acuerdo con este estudio, los menores que consumen comida rápida (hamburguesas, salchichas y pizzas), corren el riesgo de sufrir enfermedades como asma severa, eccema y ojos irritados.

Por otra parte, consumir tres o más porciones de fruta por semana reduce el riesgo entre un 11 y un 14% de sufrir tales enfermedades, según el estudio extraído del 'International Study of Asthma and Allergies in Childhood' ('Estudio Internacional de Asma y Alergias en la Infancia').