volcán Caulle
© AP / Archivos
El fenómeno, provocado por los vientos en dirección oeste en la zona, permanecerá por lo menos hasta el lunes.
Una gigantesca nube de cenizas arrojadas por el volcán Caulle cubrió, el sábado, la ciudad chilena de Osorno, a unos 100 kilómetros de la frontera con Argentina.

"No hay que alarmarse, las cenizas son inofensivas y no afectan a la salud. A lo más, molestará a los ojos", dijo el director regional de la Oficina Nacional de Emergencia, Andrés Ibaceta.

El funcionario aseguró que el fenómeno, provocado por los vientos en dirección oeste en la zona, permanecerá por lo menos hasta el lunes, debido al calor y la baja humedad en la zona.

El Caulle, que forma parte de un complejo volcánico, está en erupción en la frontera chileno argentina desde junio de 2011.

Sus cenizas, que ya dieron la vuelta al mundo empujadas por los vientos, obligaron en varias ocasiones a suspender vuelos desde y hacia Argentina, Brasil, Chile, Uruguay y Paraguay, entre otros países.