© Desconocido
Más de un centenar de personas podrían haber muerto después del ataque de hombres armados a una aldea en el estado sursudanés de Jonglei, comunicó el sábado el gobernador del estado Kuol Manyang.

Según declaraciones de Manyang, el incidente ocurrió cuando unos hombres armados abrieron fuego contra los ganaderos del pueblo de Walgak Akobo, que estaban migrando para pasar la temporada seca a lo largo del río Sobat.

Entre tanto, unas 103 personas, entre ellas 14 soldados que protegían a los ganaderos, podrían haber sido asesinadas, mientras otras 500 están desaparecidas, según declaraciones del Ejército sursudanés. Aún la cifra concreta de víctimas está por determinar.

También los atacantes robaron varias cabezas de ganado.

Este Estado, tras la independencia de Sudán del Sur el 9 de julio de 2011, ha sido escenario de varios enfrentamientos tribales, así como de choques entre los rebeldes armados y tropas del Gobierno central.

Durante un ataque similar en 2011 en dicha región, unas 600 personas perdieron la vida. Según cifras de la Organización de Naciones Unidas (ONU), tras esta tragedia, más de 300 personas murieron como consecuencia de los ataques por represalias.