© Alain Delorme
En años recientes se ha insistido con cierta alarma sobre la naturaleza perjudicial del consumo llevado a niveles excesivos, este modo de vida en que tácita o abiertamente se nos obliga a comprar sin cesar, a desechar y desperdiciar sin remordimiento a sabiendas de que todo es sustituible y reemplazable, de que todo lo podemos tener de nuevo.

Para crear conciencia en torno a este fenómeno que trasciende lo meramente económico para convertirse incluso en una manera de ser y estar en el mundo, el fotógrafo de origen francés Alain Delorme creó estos retratos en que se observa a cargadores de Shanghái, inmigrantes en su mayoría, llevando a cuestas una cantidad inhumana de mercancías. Increíble, literal y justificadamente, pues en realidad se trata de imágenes manipuladas digitalmente con toda intención.

Al respecto Delorme dice:
Estos inmigrantes son incluso más impresionantes. En primer lugar [son] como superhéroes capaces de llevar esta carga. Pero pronto tenemos la sensación de que los objetos que están cargando están a punto de tragarlos, que los sobrepasan, justo como en el caso del consumidor.
Tótems es el nombre de esta serie: el apilamiento de los objetos, pero también su adoración.
© Alain Delorme
© Alain Delorme
© Alain Delorme