En noviembre del 2008, el actual asesor del Presidente Obama, Zbigniew Brzezinski, describió ante un grupo de la elite política y corporativa británica dos sucesos transformadores básicos que él cree que están ocurriendo en la escena mundial:

"El primer cambio involucra el surgimiento de problemas globales relacionados al bienestar del ser humano al igual que problemas internacionales críticos como el clima, medioambiente, hambre, inequidad social y en la salud. El segundo cambio involucra un despertar político global".

Brezezinski describió este segundo cambio como "un evento verdaderamente transformador en la escena global". Dijo que: "por primera vez en toda la historia humana, casi toda la humanidad está políticamente despierta, activada, políticamente conciente e interactiva. Solo hay unos pocos sectores de la humanidad aquí o allí en los lugares más remotos del mundo que no están políticamente alertas e interactivos con la confusión, movimientos y aspiraciones políticas alrededor del mundo. Y todo ello está creando un levantamiento mundial por la dignidad personal y respeto cultural en un mundo diversificado".

Frente a una audiencia en EEUU describió la 'amenaza terrorista' global de la siguiente manera:

"Estoy profundamente molesto que un diagnóstico definido semi-teológicamente y emocionalmente tan vago de la amenaza global central esté oscureciendo nuestra capacidad nacional de comprender el desafío históricamente sin precedentes que se nos presenta en estos tiempos".
El desafío históricamente sin precedentes es:
"Un masivo despertar político mundial y esto está obstaculizando nuestra capacidad de manejar efectivamente la confusión política global que este despertar está generando".
Brzezinski prosiguió describiendo otra nueva realidad a la que se deben enfrentar los poderes mundiales como el de EEUU: "mientras que la letalidad de nuestro poder es más grande que nunca, nuestra capacidad de imponer el control sobre las masas políticamente despiertas del mundo se encuentra en un mínimo histórico". Luego agregó que:
"En tiempos pasados, era más fácil controlar a un millón de personas que matar físicamente a un millón de personas. Hoy es infinitamente más fácil matar a un millón de personas que controlar a un millón de personas".

Zbigniew Brzezinski cree que hay un ‘masivo despertar político mundial’.

Brzezinski no es un peso liviano político. Participó en la escena de Washington durante 40 años y trabajó como Asesor de Seguridad Nacional de Jimmy Carter por no mencionar su duradera membresía del Consejo de Relaciones Exteriores y el Grupo Bilderberg. Como tal, sus opiniones tienen un peso importante, no tanto como indicador sobre cómo están las cosas en nuestro planeta, sino sobre cómo el gobierno norteamericano y las elites corporativas mundiales quisieran que fueran. Por lo tanto queda claro por los comentarios de Brzezinski que un potencial despertar político global es muy preocupante para elite de este mundo y sería ingenuo pensar que no están tomando las medidas necesarias para enfrentar este 'desafío sin precedentes'.

Históricamente, los gobiernos han utilizado el control de la información para controlar a las personas. En los últimos 100 años, esta vigilancia se ha ejercido principalmente mediante el control de los medios. Desde autoridades del gobierno como 'expertos' en las noticias de la noche, o columnistas de periódicos, a representantes de medios 'pegados' a soldados en guerras en el exterior, fue una tarea relativamente fácil para el gobierno presentar una imagen muy parcial de los eventos mundiales. Sin embargo con el advenimiento de la era de la Internet, y particularmente en los primeros diez años del siglo 21, llegó la capacidad que la persona común provea noticias y análisis a una amplia audiencia y desafíe efectivamente al monopolio de los grandes medios y el control de la información por parte del gobierno.

Con el lanzamiento de las invasiones ilegales de Afganistán e Irak en el 2001 y 2003, la necesidad del gobierno norteamericano de controlar la información llegó a nuevas alturas. En respuesta a la amenaza presentada por un ejército virtual de periodistas blogueros independientes y propietarios de sitios Web, el gobierno de EEUU no se ha quedado de brazos cruzados.

En el 2006 un documento militar norteamericano obtenido bajo el Acta de Libertad de la Información (FOIA) brindó un fascinante conocimiento de los planes del gobierno de EEUU para 'operaciones de información'. Escrito en el 2003, el documento, titulado 'Guía de Ruta para Operaciones de Información', describe los nuevos métodos que estaban siendo utilizados para combatir lo que la Casa Blanca entendía como una guerra de información electrónica. Firmado por el entonces Secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, la 'guía de ruta' llamaba a autoridades del ejército y de asuntos públicos del gobierno a instruir a periodistas y admitió que la información emitida como parte de las operaciones psicológicas del ejército de EEUU también serían dirigidas a las pantallas de computadoras y televisión de los norteamericanos comunes y, por consiguiente, a la gente de habla inglesa de todo el mundo.

"Los mensajes de operaciones psicológicas (psyops) en general serán retransmitidos por los medios de noticias para audiencias mucho mayores, incluyendo al público norteamericano", dicen los documentos. El término "lucha contra la red" aparece varias veces en el documento y deja en claro que el gobierno de EEUU considera a la Internet, y a la información disponible allí, como un enemigo.

En un libro del 2007 titulado Estrategia y Guerra de la Información: Una guía teórica y práctica, el Profesor de Análisis de Defensa en el Colegio de Graduados Navales en Monterrey, California, John Arquilla, y Douglas A. Borer, Profesor Adjunto del Departamento de Análisis de Defensa del Colegio de Graduados Navales en Monterrey, asegura que los estrategas de la información del gobierno de EEUU podrían "considerar el reclutamiento o la incorporación clandestina de reconocidos blogueros u otra persona de importancia [...] para reproducir el mensaje norteamericano. En oportunidades cierta cantidad puede ser efectiva; contratar un grupo de blogueros para atacar verbalmente a una persona específica o promover un mensaje específico, por ejemplo, valdría la pena considerar. Una estrategia alternativa es 'hacer' que un blog o bloguero [...] si un blog militar [encubierto] ofrece información importante que no está disponible de otras fuentes podría avanzar en el ranking muy rápidamente".

Respecto a los blogs o sitios Web que dicen demasiadas verdades a la gente, la estrategia delineada involucra: "hackear el sitio y sutilmente modificar los mensajes e información - simplemente algunas palabras o frases - podría bastar para destruir la credibilidad de los blogueros con la audiencia. [...] También podría surgir la necesidad de pasar información falsa o incorrecta a través de los medios. [...] En estos casos, se debe tomar mayor cuidado para asegurar la convincente negación y no-atribución y emplear una operación de engaño bien pensada que minimice el riesgo de exposición".

El gobierno israelí también ha reclutado a un 'ejército de blogueros' para combatir sitios Web anti-sionistas según un artículo en el periódico israelí Haaretz en enero del 2009.

Encuestas recientes sugieren que el temor de los gobiernos de EEUU e Israel respecto a esto está bien fundamentado. Una encuesta del año 2008 del Pew Research Center por ejemplo descubrió que el 40% de la gente en EEUU reciben sus noticias sobre temas nacionales e internacionales de la Internet, comparado al 35% que dicen leer periódicos. Mientras que el 70% de todos los participantes señalaron usar la TV como fuente principal de noticias, casi el 60% de las personas menores de 30 años indicaron utilizar Internet en lugar de la televisión como fuente principal de noticias nacionales e internacionales.

El ejército norteamericano realiza operaciones psicológicas contra sus ciudadanos

Entonces la pregunta es, si los gobiernos de EEUU e Israel consideran a la Internet como el 'quinto campo de batalla' (detrás de tierra, mar, aire, espacio), ¿en qué medida probablemente ganarán la 'guerra'? Más al grano, ¿ganar esta 'guerra' involucra en última instancia derribar la libertad de expresión y todo disenso contra el gobierno en Internet?

Hoy es de conocimiento público que, antes de la invasión de Irak, los grandes medios actuaron como voceros del gobierno en diseminar sin cuestionar las mentiras y propaganda de la administración de Bush y del lobby israelí en Washington a lo largo y ancho. El efecto era generar apoyo público para lo que claramente eran guerras de conquista imperial. Fuentes de noticias independientes emergieron en respuesta a esta total falla por parte de las principales empresas de medios de cumplir con supuesto rol de apuntar a las autoridades del gobierno.

Enfrentar a las mentiras del gobierno con la verdad ha sido el medio a través del cual quienes dicen la verdad en blogs y sitios Web en todo el mundo se han Ganado la atención pública y respeto. Por lo tanto tiene sentido que, para contrarrestar efectivamente o neutralizar esta 'amenaza', los gobiernos de EEUU e Israel tendrían que idear algo muy especial como reemplazo. Tendrían que producir un convincente duplicado que pareciera una genuina operación 'denunciante' capaz de desviar la atención pública de los medios independientes y monopolizar el mercado de la verdad en la era del engaño. Sin embargo, al mismo tiempo, cualquier otra operación similar tendría que haber permanecido bajo el control de los mismos gobiernos. El engaño sutil con la "convincente negación y no-atribución" sería el nombre del juego.

Wikileaks

Wikileaks es oficialmente una organización internacional sin fines de lucro que publica envíos de medios privados, secretos y clasificados de fuentes de noticias anónimas y filtraciones de noticias. Su primer documento fue publicado en diciembre del 2006. El sitio declara haber sido "creado por disidentes chinos, periodistas, matemáticos y dirigentes de empresas de tecnologías, de EEUU, Taiwán, Europa, Australia y Sudáfrica". WikiLeaks comenzó con el objetivo de "exponer a los regímenes opresivos de Asia, el antiguo bloque soviético, el África Sub-Sahariana y el Medio Oriente". Interesantemente, estas son las mismas zonas que son de prioritario interés geoestratégico y político para los gobiernos de EEUU e Israel.


Julian Assange - ¿obsesionado chivo expiatorio?
Julian Assange es habitualmente descrito como el director de Wikileaks. En septiembre del 2010 Herbert Snorrason, un activista político de Islandia de 25 años de edad, cuestionó el juicio del Sr. Assange sobre una cantidad de temas en un intercambio online en el 2010. En respuesta, Assange le dijo: "Soy el corazón y alma de esta organización, su fundador, filósofo, vocero, codificador original, organizador, financista, y todo lo demás. No me gusta tu tono, de seguir así, estás fuera. Si tienes algún problema conmigo, puedes irte al diablo". En una entrevista de julio del 2010 con el periodista Matthew Bell, del Belfast Telegraph, Assange tenía lo siguiente para decir sobre las "teorías de las conspiraciones":
"Todo el tiempo la gente con poder planifica en secreto, están conduciendo una conspiración. Así que hay conspiraciones en todos lados. También hay teorías de la conspiración ridículas. Es importante no confundir estas dos. Generalmente, cuando tenemos suficiente evidencia sobre una conspiración lo llamamos simplemente noticias. Me enfurece constantemente que la gente se distraiga con falsas conspiraciones como las del 9/11, mientras que todo el tiempo proveemos evidencia de conspiraciones reales, de guerra o de masivo fraude financiero".
Assange parece ignorar el hecho que los crímenes de guerra de EEUU que supuestamente desea exponer solo fueron posibles gracias a los ataques del 9/11 y que la historia oficial del gobierno norteamericano sobre la forma que ocurrieron los ataques está tan llena de contradicciones y omisiones que es aconsejable concluir que es una fabricación total.

Hasta junio del 2009, el sitio Wikileaks tenía más de 1200 voluntarios registrados y un consejo asesor conformado por Assange y otras ocho personas. Uno de esos miembros, Tashi Namgyal Khamsitsang, señaló que a pesar de tener un e-mail de WikiLeaks, nunca acordó ser asesor. Phillip Adams, otro miembro putativo del consejo, dijo que nunca conoció a Assange ni se le había consultado consejo alguno y sugirió que el consejo era solo una "vitrina".

Durante los primeros años, Wikileaks era relativamente desconocido para el público general. No fue hasta marzo del 2010 cuando la organización adquirió y publicó un video de un incidente del 2007 en el cual civiles y periodistas iraquíes eran asesinados por fuerzas norteamericanas que comenzó el verdadero ascenso de Wikileaks a la fama global. En julio del mismo año, WikiLeaks empezó lo que resultó ser una clase de 'strip tease' para los políticamente despiertos cuando publicó el 'Diario de la Guerra Afgana', una compilación de 92,201 registros de informes individuales o de inteligencia de soldados y agentes norteamericanos en Afganistán. En octubre del 2010, el grupo publicó un paquete de casi 400,000 informes militares norteamericanos desde el campo de batalla de la invasión a Irak llamado 'Registros de la Guerra de Irak'. En noviembre del 2010, WikiLeaks comenzó a liberar cables diplomáticos del departamento de estado de EEUU.

Empezando con el Diario de la Guerra Afgana, Wikileaks se asoció, extrañamente, con tres grandes 'socios' de los medios - el Guardian inglés, el Der Spiegel alemán, el francés Le Monde y el The New York Times - supuestamente para facilitar la organización y diseminación de los documentos. Pocos entusiastas de Wikileaks parecen haber considerado los problemas con la idea misma de semejante asociación. Después de todo fueron los grandes medios quienes fueron en gran parte responsables de vender las mentiras que condujeron a las invasiones ilegales de Irak y Afganistán y el masivo sufrimiento y muertes que han resultado de ello. El New York Times por ejemplo el 8 de septiembre del 2002, publicó una historia en su primera página escrita por Judith Miller y Michael Gordon, que falsamente señalaba que Saddam Hussein buscaba comprar tubos de aluminio como parte de una 'caza mundial de materiales para fabricar una bomba atómica'. Como editor contribuyente del Columbia Journalism Review, Michael Massing escribió después, "En los meses siguientes, los tubos se convertirían en un sustento clave en la búsqueda de una guerra por parte de la administración, y el Times jugó un importante papel en legitimizarlo". A pesar de esto, el mismo Assange declaró que eligió el NY Times porque es "uno de los mejores periódicos del mundo en desarrollo investigativo". ¿Cómo Assange y Wikileaks podrían posiblemente esperar que 'documentos secretos' que exponen los crímenes de guerra del gobierno norteamericano fueran publicados sin censura al público por corporaciones mediáticas con semejantes antecedentes?

Efectivamente, la primera oleada de documentos sobre la presencia norteamericana en Afganistán fueron transformados en titulares que hicieron más por apoyar la posición del gobierno norteamericano sobre el conflicto afgano que por exponer cualquier gran mentira. A través de los grandes 'socios' de medios de Wikileaks, el publicó recibió historias de las conexiones de Irán con al-Qaeda, el desarrollo de bombas para atentados suicidas de Irán en Irak, la ayuda de Pakistán a los talibanes, la creciente amenaza nuclear de Irán, etc. Posteriores publicaciones de documentos han afirmado los más recientes documentos del 'Cablegate' que supuestamente revelan que varios gobiernos del medio oriente deseaban secretamente que EEUU e Israel se 'encargaran' de Irán. Por supuesto hubo algunas migajas arrojadas a la comunidad anti-guerra bajo la forma de 'filtraciones' muy positivas sobre el espionaje de EEUU en la ONU y detalles ya conocidos públicamente del asesinato de civiles por parte de EEUU en Irak y Afganistán y la condonación de la tortura, pero en general había poco en los documentos que pudieran causar más que una incomodidad temporaria al gran gobierno y mucho para apoyar sus guerreras políticas.

Titular del New York Times citando los documentos de Wikileaks

Pero quizás el resultado más preocupante de la publicación de los documentos de Wikileaks es la reacción de EEUU y otras autoridades del gobierno y su pedido de modificación de leyes diseñadas para proteger la libertad de expresión. Por ejemplo el senador norteamericano Mitch McConnell tildó al fundador de Wikileaks, Julian Assange, como "terrorista de alta tecnología" en Meet the Press de la NBC y señaló, "si se descubre que Assange no violó la ley, entonces la ley debería ser modificada". El 3 de diciembre de 2010, los senadores John Ensign, Joe Lieberman y Scott Brown introdujeron el proyecto Securing Human Intelligence and Enforcing Lawful Dissemination Act (SHIELD) que otorgaría al gobierno la flexibilidad de acusar a Assange supuestamente por exponer a informantes confidenciales de EEUU. Brown dijo que la ley evitaría que cualquiera pueda comprometer la seguridad nacional de forma similar. Mientras que los partidarios de Wikileaks han denunciado tales ideas y las declaran como evidencia que Wikileaks constituye una amenaza real a los secretos y mentiras del gobierno, dado que los documentos de Wikileaks mismos hasta el momento han demostrado ser inefectivos sobre la reinante corrupción del gobierno, es difícil de ver toda la farsa de Wikileaks como algo diferente a un engaño premeditado.

Huellas israelíes

Más sospechas han surgido sobre la integridad de la operación de Wikileaks debido al hecho que, a pesar de la gran cantidad y el amplio rango de temas políticos y militares que los documentos detallan, ninguno de ellos presenta al gobierno o ejército israelí de forma negativa. Ciertamente, solo un puñado de documentos hace referencia al gobierno de Israel. Considerando la cercana relación entre los gobiernos de EEUU e Israel y la cercana participación de los israelíes en los asuntos del Medio Oriente en general, este hecho es realmente extraordinario y ha generado grandes sospechas sobre la fuente e integridad de Wikileaks como organización.

Sospechas de conexiones con el gobierno israelí fueron en parte confirmadas cuando, en diciembre del 2010, Julian Assange admitió en una entrevista con Al-Jazeerah TV que hasta el momento solo se había publicado una pequeña cantidad de archivos relacionados a Israel porque los periódicos 'Occidentales' que tenían los derechos de exclusividad para publicar los documentos secretos eran renuentes a publicar "información sensible sobre Israel". "The Guardian, El País y Le Monde publicaron solo el dos por ciento de los archivos relacionados con Israel debido a las sensibles relaciones entre Alemania, Francia e Israel. Incluso el New York Times no podía publicar más de ellos debido a las sensibilidades relacionadas con la comunidad judía en EEUU", agregó. En la misma entrevista, Assange dijo: "Somos la mayor institución que recibe fondos oficiales de EEUU, pero luego de emitir un video sobre el asesinado de personas a sangre fría en Irak en el 2007, el financiamiento se detuvo y tuvimos que depender de las personas por dinero". Assange también parece tener al primer ministro israelí y acusado criminal de guerra, Benjamín Netanyahu, en alta estima al que describe como un "político sofisticado". Escribiendo para el periódico israelí Haaretz, Aluf Benn señaló, "Gracias a Wikileaks, ahora no existe el temor que Washington ejerza fuertes presiones sobre Israel para congelar la construcción de asentamientos o acelerar las negociaciones para una retirada de los territorios".

A lo que esto se resume es una tácita admisión por parte de Assange de que los grandes medios ciertamente han censurado los documentos, que Wikileaks fue, al menos en su comienzo, financiada por el gobierno de EEUU y que el gobierno israelí ha recibido un tratamiento especial por parte de Assange y Wikileaks. Esta última revelación llegó pisándole los talones a la declaración de un periodista de un periódico sirio en noviembre del 2010 respecto a que Assange se había reunido con autoridades israelíes y acordó no publicar documentos que fueran críticos hacia Israel. A fines de diciembre del 2010, aparentemente en respuesta a las declaraciones de conexiones con Israel, Assange señaló que "publicaría 3,700 archivos relacionados con Israel en los siguientes seis meses, dependiendo de nuestras fuentes". Varias preguntas surgen de los dichos de Assange: ¿Por qué esperar 6 meses? ¿No se trata Wikileaks fundamentalmente de decir la verdad al poder e informar al público sobre hechos que los gobiernos mantendrían en secreto? ¿Por qué retener información sobre un gobierno y ejército israelí que ya ha sido demostrado culpable de crímenes de guerra y optar en lugar de ello diseminar mentiras y desinformación del gobierno de EEUU e Israel sobre Irán?

Cuando se consideran otros aspectos de todo el fenómeno de Wikileaks, el comentario de Assange respecto a que los documentos de Israel serían publicados "dependiendo de nuestras fuentes" es altamente sugestivo del hecho que el mismo gobierno israelí podría ser la fuente de esos documentos. Efectivamente, cuando lo observamos desde una mayor perspectiva, la organización Wikileaks encaja con el perfil de una operación israelí diseñada para manipular tanto al público mundial como al gobierno norteamericano. Después de todo, Israel se especializa en manipular a la única súper potencia del mundo lo ha hecho muy efectivamente durante varias décadas a través de su firmemente establecida red de espionaje en EEUU. En verdad, la operación Wikileaks brinda a los israelíes una espectacular nueva herramienta con la cual presionar y amenazar sutilmente a autoridades norteamericanas a jugar el juego de la manera que Israel quiere. Si Obama sale demasiado fuerte a condenar la expropiación israelí de tierras palestinas, indudablemente habría documentos todavía no publicados que harían del espionaje norteamericano de la ONU una ofensa menor. Y luego por supuesto tenemos la declaración de Assange de que ha recibido documentos que se relacionan con el misterio de los misterios: Ovnis. Si aquellos detrás de los documentos de Wikileaks desearan realmente arrojar el gato sobre las palomas y transformar radicalmente la sociedad humana y quizás llevar a cabo el mayor engaño de todos, una revelación de la "pista" sobre la 'realidad' de los extraterrestres sería la forma de hacerlo.

Debería dejar en claro que, cuando hablo de 'Israel', no me refiero simplemente a la cara pública del gobierno israelí sino más específicamente a un pequeño grupo de 'financieros' mundiales que han adoptado la ideología religiosa nacional israelí judía. Para aquellos individuos, tanto la posición geográfica del dividido estado de Israel (cuña fuente de la división entre Este y Oeste, antigua y moderna), y la posición religiosa del judaísmo (cuña y fuente de la división entre Cristianismo e Islam) es esencial para alcanzar sus objetivos de control total de la población mundial.

En resumen: basado en la evidencia disponible (pasada y presente) razonablemente podemos concluir que, mediante la exageración mediática otorgada a los documentos de Wikileaks y el show aparte de las supuestas acusaciones de violación de Assange, se está efectuando un esfuerzo coordinado para distraer la atención pública de los esfuerzos de genuinos blogueros y sitios Web que están en contra de la guerra y dicen la verdad exponiendo los verdaderos crímenes del gobierno norteamericano y la mano oculta detrás de los asuntos globales; al mismo tiempo, el gobierno de EEUU tiene una excusa para prohibir la libertad de expresión en Internet y preparar el camino de un eventual cierre terminal de la red de redes mundial.