La Ciencia del Espíritu
Mapa


Bulb

El sueño es un estado de inconsciencia sincronizado

Un estudio ha puesto de manifiesto los cambios, locales y globales que suceden en el cerebro cuando una persona cae dormida. Los resultados se publican en la revista Cerebral Cortex, revelan cambios en la conectividad funcional en estado de reposo cerebral, entre el momento de despertar y el sueño de onda lenta.

conectoma_anatómico_humano_Hangman
© UPF
Representación esquemática del conectoma anatómico humano de Hangman (2007).
En un cerebro sano, el cambio más aparente en el comportamiento y en la conciencia se da cuando nos dormimos, en el momento que se pasa del estado de vigilia, despiertos y conscientes de lo que nos rodea, al de sueño.

Un estudio publicado en la versión impresa de Cerebral Cortex, liderado por Gustavo Deco, profesor de investigación ICREA del departamento de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (DTIC) y director del Center for Brain and Cognition de la Universidad Pompeu Fabra (UPF), ha puesto de manifiesto los cambios, locales y globales que suceden en el cerebro cuando una persona cae dormida.
Sheeple

¿Por qué la gente no cambia de opinión?

Participo de varios foros de psicología. Encuentro una y otra vez los mismos argumentos frente a los mismos planteos. Encuentro mucha gente proponiendo buenos argumentos y citando evidencia sólida y aún así, las creencias siguen intactas. Encuentro que aún siendo refutada la información sobre la que se basa una creencia, la creencia permanece.

Encuentro, quizá sea lo más difícil de entender, que las creencias - en algunos contextos llamadas "teorías"-se basan en muy poca información, débil e insuficientemente demostrada, escasa para las conclusiones generales que genera. Fugazmente recuerdo que alguien dijo una vez que incluso si el cuerpo de Cristo fuera encontrado, los fieles permanecerían fieles.

Intentando encontrar respuestas para este fenómeno - dejando de lado las emociones que genera- y considerando que si alguien se aferra con todas sus fuerzas a algo que ya ha sido desacreditado es porque ese aferrarse cumple una función muy importante en su vida, me encontré con una serie de investigaciones llevadas a cabo por un grupo de personas que se preguntaron lo mismo que yo bastante antes y de mejor manera. Espero no aburrirlos demasiado con los datos que siguen a continuación, pero si se encuentran igual que yo, tratando de entender qué sostiene este fenómeno, seguramente les van a interesar.

Participemos o no de foros de discusión, todos alguna vez intentamos cambiar la opinión de un amigo sobre algún tema puntual y nos encontramos frustrados al fallar en esa misión. Ofrecemos evidencia sólida y buenos argumentos que no producen ningún cambio en las creencias del otro. De hecho, sospechamos que nosotros mismos podemos cometer intransigencias similares cuando nuestras propias creencias son atacadas.

De estas observaciones de la vida cotidiana, hay dos preguntas obvias que surgen: ¿Somos propensos a persistir en nuestras creencias acerca del mundo hasta el punto en que son indefendibles? Y si es así ¿Por qué?
Eye 2

La imposición de la realidad psicopática - Esta es nuestra mente en un mundo de mentiras

De acuerdo con un estudio de la Universidad de California-Berkeley, las personas pueden detectar mentiras de manera más eficiente a través de métodos indirectos que acceden a la mente inconsciente. Además, el estudio sugiere que nuestra mente consciente es la que nos hace caer en la trampa debido a nuestros sesgos, creencias y prejuicios.
Antiguamente, se pensaba que los juicios de veracidad humanos eran igual de precisos que el azar, sin embargo, una investigación anterior demostró que algunos primates son capaces de identificar comportamientos deshonestos con exactitud (Menzel, 1974; Wheeler, 2010). Las últimas investigaciones de neurociencia y primatología en relación con la teoría evolutiva, sugieren que partes más profundas y con acceso menos conscientes de la mente, pueden discriminar las mentiras de la verdad de manera precisa. Sin embargo, el problema de esta herramienta evolutiva para el humano, es que la mente consciente se confunde con nociones equivocadas comunes, y nos hace errar.

Los investigadores realizaron experimentos con 72 participantes, donde se puso a prueba la competencia existente entre su mente consciente y subconsciente, para encontrar quien podía identificar la mentira de mejor manera. Ellos miraron videos cortos donde se interrogaba a 12 personas acusadas de robar 100 dólares del cuarto de pruebas. La mitad de los "presuntos culpables" tomaron el dinero, mientras que la otra mitad no lo hizo y fuero acusados injustamente.

Durante la prueba se les hicieron preguntas neutrales y directas a los participantes. Al finalizar la prueba los estudiantes expresaron su opinión sobre quién estaba mintiendo o diciendo la verdad, con tan solo un 44 por ciento de aciertos. Después de esto, completaron una versión del Test de Asociaciones Implícitas diseñada para medir las asociaciones subconscientes que realizamos entre personas, objetos, e ideas.

"Estábamos interesados en saber si al observar a alguien decir una mentira, activaría conceptos mentales asociados con el engaño, fuera de la mente consciente." Se encontró que en un juego de palabras, los participantes fueron más rápidos en categorizar de manera precisa términos como "deshonesto" y "fraudulento", cuando la foto y el nombre de uno de los ladrones estaba visible en la pantalla.
Igloo

'Hombre de Hielo' demuestra el poder de la mente

Los cambios que siente dentro del agua le permiten tomar control sobre sus procesos fisiológicos.
© EnhamHof/IcemanWimHof.com
Wim Hof, mejor conocido como el "Hombre de Hielo"
Wim Hof nació en un mundo frígido. El parto fue traumático, tuvo que forcejearse para salir del vientre que compartía con su gemelo. Casi se ahoga. Su madre, una mujer piadosa, le prometió a Dios que si lo salvaba, ella lo criaría para ser misionero.

En su adolescencia, Hof revivió ese trauma, pero transformó ese frio y esa falta de aire para bien, lo cual lo llevó a cumplir la promesa de su madre en una manera que ni ella se hubiera imaginado.

En su búsqueda por algo más, leía textos budistas, hacia yoga y practicaba varias técnicas de artes marciales y de meditación. Pasaba su tiempo con la naturaleza, encontrando grandes inspiraciones. Un día, al edad de 17, se resbaló por una cuenca cubierta por una delgada capa de hielo.

"Boom, ¡se sintió tan bien!" dijo Hof con su entusiasmo característico. "El frio te hace ir hacia dentro". Según él, el frio lo conectó con su trauma de nacimiento y lo ayudó a resolverlo. Sintió su sangre correr de una manera extraña y hasta su respiración cambió. Ahí comprendió que al respirar de cierta manera le permitiría sentirse tranquilo dentro del agua helada.

Los cambios que sintió dentro del agua le permitieron tomar control sobre sus procesos fisiológicos automáticos.

"Eso se llama una revelación fisiológica. Es una revelación mística", dijo. Su mensaje capta la dualidad de la naturaleza- la cual es espiritual y científicamente veraz.

Comentario: Este estilo de vida podría bien salvarle la vida:

Bulb

La lengua que se aprende al nacer nunca se olvida

El cerebro reacciona a un idioma que la persona no habla desde los tres años igual que si lo siguiera hablando .
© Jen Kai-Chen. / Universidad McGill.
Patrones de activación cerebrales para los tres grupos de participantes: las monolingües (izquierda), las monolingües con exposición temprana al chino (centro), y las bilingües franco-chino (derecha) en el momento de la reproducción de los tonos chinos.
Un estudio con niñas chinas adoptadas por familias francesas revela que el cerebro de una persona reacciona igual ante un idioma que aprendió en los tres primeros años de vida y que no habla desde entonces, que si lo sigue hablando. Los investigadores aplicaron resonancias magnéticas a chicas de entre 9 y 17 años mientras escuchaban grabaciones de sonidos característicos del chino.

Durante la exposición temprana a un idioma, el cerebro forma representaciones de los estímulos sonoros que componen el lenguaje, pero hasta ahora no se sabía si el cerebro las mantenía o las degradaba con la ausencia de la exposición continua a la lengua.

Comentario: Artículos relacionados:

Boat

La soledad produce cambios en el cerebro

Ya hemos comentado otros aspectos de la soledad en anteriores artículos, por ejemplo cómo afectan las redes sociales, cómo combatirla mediante meditación, cómo se asocia a un mayor riesgo de muerte o cómo sacarle beneficio. La soledad aumenta el riesgo de presión sanguínea alta, de peor calidad del sueño, de depresión, provoca un declive inmunológico y cognitivo y se asocia con una muerte más prematura. Hoy vamos a hablar de un estudio que explica los cambios funcionales y estructurales que produce la soledad en el cerebro.

Soledad
© Flickr
Los efectos de la soledad:

La soledad puede ser una enfermedad por sí misma, puede alterar la percepción, los pensamientos, la estructura y la química de nuestros cerebros. Stephanie Cacioppo, John Capitanio y John Cacioppo publicaron su artículo "Toward a neurology of loneliness" en la revista "Psychological Bulletin". Basándose en investigación neurocientífica y psicológica, conjuntamente con estudios sobre animales que demuestran que la soledad es la causa (la enfermedad en sí) que causa varios síntomas o efectos en el humano, viéndola de esta forma como un origen y no como una consecuencia publicaron los resultados de su búsqueda.
Question

¿Cambia la psicoterapia el cerebro?

Los investigadores buscan los efectos neurológicos de los tratamientos cognitivos de la depresión.


La depresión se estudia con técnicas de neuroimagen. Klaus Ebmeier / Universidad de Oxford
"Estoy deprimida [o deprimido]" se ha convertido en una frase común, pero la depresión es mucho más que un malestar pasajero, que es lo que suele reflejar afortunadamente esta afirmación. En los casos de depresión diagnosticada, de los 350 millones que estima la Organización Mundial de la Salud (OMS) que se producen anualmente, el primer arma suelen ser los fármacos, que, aunque eficaces en muchos casos, no lo son en muchos otros. Entonces suele entrar la psicoterapia, que en los últimos años se viene reconociendo como un tratamiento eficaz cuando falla el farmacológico e incluso como arma de primera línea. Ahora, los científicos se plantean traducir este entrenamiento mental a sus efectos físicos, como medio, entre otras cosas, de seleccionar a los pacientes que se beneficiarían de ella, ya que no resulta eficaz en todos los casos.

La terapia más utilizada en la llamada cognitivo conductual (TCC), que recoge aportaciones de distintas corrientes psicológicas. Algunos grandes estudios concluyen entre el 42% y el 66% de los pacientes dejan de estar deprimidos (en términos clínicos) cuando la finalizan, recuerda la revista Nature, que ha publicado un número especial sobre la depresión. Por otro lado, según el estudio clínico más citado, uno de los fármacos antidepresivos más comunes fue efectivo en menos de la mitad de los participantes y los síntomas desaparecieron totalmente solo en un 28% de los tratados. Además, el riesgo de recaída es menor con la psicoterapia que con la medicación.
Bulb

Cómo controlar los genes con tus pensamientos

Suena a ciencia ficción, pero investigadores de un centro tecnológico suizo lo han conseguido. Los bioingenieros han aprovechado las ondas cerebrales humanas para transferirlas de forma inalámbrica a una red de genes y regular así la expresión de un gen en función del tipo de pensamiento. Los resultados se han publicado en la revista Nature Communications.
© ETH
Los pensamientos controlan un LED infrarrojo cercano, que inicia la producción de la proteína en una cámara de reacción.
En una de las escenas míticas de la película Star Wars, el Maestro Yoda instruye al joven Luke Skywalker a usar la fuerza para liberar a su afligida X-Wing de la ciénaga. Algo parecido es lo que ha conseguido el equipo liderado por Martin Fussenegger, profesor de Biotecnología y Bioingeniería en la Escuela Politécnica Federal (ETH) de Zúrich (Suiza).
Magic Wand

Esclavos del pensamiento positivo

¿Por qué el pensamiento positivo no es en absoluto inocente?

forzado a sonreir
© Desconocido
El pensamiento positivo es el producto de una ideología capitalista e individualista.
Es tal el peso de los pensamientos y de la actitud que a menudo se olvida de la importancia de las circunstancias y del contexto.
Seligman (padre de la psicología positiva y, a pesar de todo, respetado investigador en psicología) se inventó la llamada ecuación de la felicidad según la cual la felicidad depende en un 50% de una situación de partida determinada genéticamente (S), en un 10% de las circunstancias de la vida (C) y en un 40% de nuestra manera de pensar (A)

H= S + C + A

Bien, hay varias objeciones al respecto. Las primeras cuestiones clarísimas son ¿cómo de verdaderamente científica es esa ecuación?, ¿en que unidades se miden la situación de partida, las circunstancias de la vida y nuestra manera de pensar?, ¿cómo podemos sumar algo que esencialmente no es lo mismo? Desgraciadamente en psicología es habitual encontrar productos que teniendo la apariencia de ciencia no lo son. Seguramente sería más honesto que pudiéramos reconocer como subjetivo aquello que es subjetivo (sin despreciarlo) y como ciencia sólo lo que es ciencia.

Sin embargo, para mí no es este el cuestionamiento importante. Al fin y al cabo ¿qué es lo que está diciendo Seligman a sus lectores? La mayor parte de tu bienestar depende de tu dotación genética y eso es algo que escapa a tu control. Las circunstancias de tu vida apenas tienen que ver con tu bienestar, así que no te molestes en intentar cambiar nada. Finalmente, una buena parte de tu bienestar depende de que tengas una actitud positiva ante la vida. Así que si ocurre algo malo (si pierdes el trabajo, si enfermas, si muere alguien a quién quieres, si el banco se queda con tu casa, etc.) y tú no puedes sonreírle a la vida, si aún te sientes triste o enfadado entonces hay algo profundamente inadecuado en ti, algo anda mal con tus genes. Para mi está claro que un planteamiento como éste es la expresión de un pensamiento profundamente conservador y reaccionario.

Comentario: Un optimismo patológico que se basa en negar la realidad de lo que sucede a nuestro alrededor, nuestras propias emociones, sean estas positivas o negativas, y nuestras circunstancias. Un optimismo irreal que nos lleva a no poder actuar en consecuencia de circunstancias reales y reconociendo emociones reales en nosotros que, al ser enterradas, siembran sus frutos de enfermedad.

Vea también:

* Lo positivo del pensamiento negativo
* Muerte a la ciencia de la felicidad
* Si quieres que algo te resulte más difícil, piensa en positivo

People 2

El recuerdo de una vida pasada atormenta a un niño de 4 años

La creencia en la reencarnación no es algo nuevo para investigadores, filósofos, científicos o eruditos religiosos. Como muchas veces hemos comentado, la reencarnación es la creencia de que el alma puede transportarse desde el cuerpo de una persona fallecida a la de un recién nacido para volver a vivir una nueva vida. Generalmente, el recuerdo de las vidas pasadas quedan en el olvido, pero en algunas ocasiones ese recuerdo está muy presente en la vida de la persona.

Reencarnación
© Desconocido
Son principalmente los niños los que recuerdan las vidas pasadas, debido a que los niños están mucho más abiertos al mundo espiritual que los adultos porque no han sido contaminados con preocupaciones y tensiones más mundanas. Mientras que los adultos tienden a rechazar cualquier experiencia fuera de lo normal, los niños no han sido manipulados por ideas externas que pueden afectar su propia percepción.

Y en la última década, ha habido un número impresionante de niños reencarnados, casos bien documentados por científicos que demuestran la existencia de vidas pasadas. Uno de estos casos ha tenido lugar en Virginia Beach, Estados Unidos, donde un niño de cuatro años tiene recuerdos vividos de un soldado de la Marina que murió en 1983.

Comentario: Una explicación racional no se opone a la idea de que sí puede existir la reencarnación. De hecho, no tendría nada de irracional si nuestra ciencia no estuviera dominada por una ideología fanática materialista que, en última instancia, tampoco resulta muy racional cuando es expuesta al escrutinio de la lógica y la evidencia. Un trabajo fundamental para ver la irracionalidad de la ciencia materialista y empezar a plantearse otras hipótesis es: Thomas Nagel: Mente y Cosmos - porqué el materialismo neo-darwinista es, casi con certeza, falso

Vea también:

* Ian Stevenson y las pruebas científicas de la reencarnación
* Buscando evidencias de la reencarnación: conversación con Ian Stevenson
* Muchas vidas, muchas experiencias

Top