Traducción para SOTT en español por El Averiguador


Comentario: Este es el sexto de una serie de 12 artículos escritos en 2006 conmemorando (en ese momento) el 43 aniversario del asesinato de JFK. Este 22 de noviembre de 2013 es el 50º aniversario de lo que puede, en retrospectiva, ser llamado:"El día que América murió".

Cualquiera que se haya tomado el tiempo para estudiar los hechos sobre aquel fatídico día en Dallas, ya sabrá que JFK fue asesinado deliberadamente por una cábala de belicistas psicópatas que se oponían a sus planes para un mundo más pacífico. Esa misma camarilla sigue en el poder hoy en día, y se ha ampliado su alcance en todo el mundo.

John Fitzgerald Kennedy era un hombre que aparentemente utilizó al sistema para ser electo y después, una vez en el cargo, dejó conocerse por quien realmente era, acerca de cambiar las cosas y ayudar a las masas, y murió por ello.

Estaremos presentando un artículo por día entre hoy y el aniversario. Si te perdiste la primera parte puedes leerla aquí

Usted puede encontrar el resto de la serie de JFK en la barra derecha de Sott en español.

Si no le apetece leer, simplemente tómese el tiempo para ver la versión producida de Sott.net y QFG de "Pruebas de falsificación - El asesinato de Estados Unidos" (Subtitulado al español), un set de tres discos que presenta tomas de archivo que no le dejarán ninguna duda de quién mató a JFK y por qué.


JFK (6º Parte):
John F. Kennedy, J. Edgar Hoover, el crimen organizado y la ciudad global
Si pudiéramos reducir la población mundial a la de un pueblo de 100 personas precisamente, respetando todas las proporciones humanas, la demografía se vería así...
60 Asiáticos

14 Africanos

12 Europeos

8 Latinoamericanos

5 Norteamericanos Y canadienses

De todos los mencionados arriba, 82 serían no-blancos y solo 18 serían "blancos".

67 serían no-cristianos y solo 33 serían cristianos.

5 controlarían el 32% de toda la riqueza mundial, y todos ellos serían ciudadanos de EEUU.

80 vivirían en viviendas deficientes.

24 no tendrían electricidad (y del 76% que tuviera electricidad, la mayoría la usaría solo para iluminar en la noche)

67 no podrían leer.

1 (solo uno) tendría educación universitaria.

50 estarían mal nutridos y 1 moriría de hambre.

33 no tendrían acceso a una fuente de agua segura.

7 personas tendrían acceso a Internet.
Si hay comida en tu heladera, si estás vestido y tienes calzado, si tienes una cama y un techo sobre tu cabeza, estás mejor que el 75% de las personas en este mundo.

Si puedes ir a la iglesia, mezquita o sinagoga sin temor a ser acosado, arrestado, torturado o muerto, estás mejor que 3 mil millones de personas en este mundo.

Si tienes una cuenta bancaria, dinero en tu billetera y tienes algo en tu alcancía, perteneces al 8% de personas bien posicionadas en este mundo.

Supongo que se han dado cuenta que los americanos se encuentran entre la minoría y aún así controlan la mayoría de la riqueza mundial. ¿Cómo crees que ha sucedido? ¿Intervención divina? ¿Un espíritu 'empresarial'? ¿Qué crees que sucedería si la mayoría de la gente alguna vez se diera cuenta que América es un matón intolerante y que ya no debe ser permitido? Seguro, América puede bombardear todo el planeta entero y enviar nuestras vidas a la Edad de Piedra, pero eso sería como sacarle las narices a nuestras caras, ¿no es cierto?

Hoy quiero echar un vistazo a las palabras y acciones de John F. Kennedy en su último año - y días - antes de su muerte, extraídas de Farewell America. Estas palabras y acciones nos brindan una profunda comprensión acerca de cómo quería manejar la posición de América en el pueblo mundial; que vio el peligro e intentó evitar lo que está sucediendo hoy en día: el mundo entero se está volviendo contra América. Mientras lees sus palabras, y contemplas sus actos, considéralos en la luz de lo que hemos experimentado en América desde su muerte. Sabemos donde nos han llevado los asesinos: a un mundo de terror y desolación, de interminable guerra y privación para millones de seres humanos; ¿dónde estaríamos hoy si no hubieran tenido éxito?

El 9 de enero de 1961, John F. Kennedy se dirigió a la Legislatura Estatal de Massachusetts:
"Estamos ante un viaje en 1961 no menos peligroso que el llevado a cabo por los Arbella en 1630",

"Aquellos que se les da mucho , mucho se les pide. Y cuando en algún momento del futuro la suprema corte de la historia nos juzgue a todos nosotros registrando, si en nuestra corta vida de servicio, hemos cumplido nuestras responsabilidades con el estado, nuestros éxitos o fracasos, en cualquier cargo, serán medidas por las respuestas a cuatro preguntas:

"Primero, ¿fuimos verdaderos hombres de coraje, con el valor para enfrentarse a sus enemigos, y el coraje de enfrentarse, de ser necesario, a sus asociados, el valor de resistir a la presión pública y a la avaricia privada?

"Segundo, ¿fuimos verdaderos hombres de juicio, con el juicio perceptivo del futuro y del pasado, de nuestros errores y de los errores de otros, con suficiente sabiduría para conocer lo que no conocíamos, y suficiente sinceridad para admitirlo?

"Tercero, ¿fuimos verdaderos hombres de integridad, hombres que nunca abandonaron sus principios en los que creíamos o la gente que creyó en nosotros, hombres cuyas ambiciones políticas o de ganancias financieras nunca pudieron desviarlos del cumplimiento de nuestra verdad sagrada?

"Finalmente, ¿fuimos verdaderos hombres dedicados, con su honor no hipotecado a un solo individuo o grupo, y comprometido no por obligación u objetivo privado, sino dedicado solamente a servir al bien público y al interés nacional?

"Valor, juicio, integridad, dedicación. Y estas son las cualidades que, con ayuda de Dios, este hijo de Massachusetts espera caracterizar la conducta de nuestro gobierno en los cuatro tormentosos años que vienen. Humildemente pido su ayuda en esta misión; pero siendo conciente que en la tierra Su voluntad es ejercida por los hombres, pido su ayuda y sus oraciones mientras me embarco en este nuevo y solemne viaje".
Menos de dos años después, el año final de su 'peligroso' viaje comenzó. El 14 de enero de 1963, el presidente Kennedy envió su último Mensaje de la Unión de Estado al Congreso:
"Puedo informarles que el estado de esta vieja pero juvenil Unión, en el año 175 de su vida, es bueno...En casa la recesión está detrás nuestro... Ahora puede haber una tentación a relajarse. El camino ha sido largo, la carga ha sido pesada y el ritmo ha sido consistentemente apremiante. Pero no podemos quedarnos descansando aquí. Este es solo un lado de la colina, no la cima. La mera ausencia de recesión no es crecimiento. Hemos llegado al comienzo, pero solo hemos comenzado. Ahora es el momento de llevar adelante la mayor parte del esfuerzo - traducir la renovación de nuestra fuerza nacional en el logro de nuestro propósito nacional...

"Sin embargo, la sola reducción de impuestos no alcanza para fortalecer nuestra sociedad, para proveer oportunidades para los cuatro millones de americanos que nacen cada año, para mejorar las vidas de 32 millones de americanos que viven en la pobreza. La calidad de vida americana debe ir de la mano con la cantidad de bienes americanos. Este país no puede darse el lujo de ser materialmente rico y espiritualmente pobre.

"Por lo tanto, al inmovilizar el costo presupuestario de los programas existentes para mantener las limitaciones que he descrito, es posible e imperativo adoptar otras nuevas medidas que no podemos posponer. Estas medidas están basadas en una serie de premisas fundamentales, agrupadas bajo cuatro encabezados relacionados:

"Primero, necesitamos fortalecer nuestra Nación invirtiendo en los jóvenes...

"Segundo, necesitamos fortalecer nuestra Nación encargándonos de su salud...

"Tercero, necesitamos fortalecer nuestra Nación protegiendo los derechos básicos de los ciudadanos...

"Cuarto, necesitamos fortalecer nuestra Nación haciendo el mejor uso económico de los recursos e instalaciones...

"No nos dejemos llevar por la calma momentánea del mar o por la claridad del cielo sobre nosotros. Conocemos la turbulencia que hay debajo, y las tormentas que hay más allá del horizonte de este año. Pero ahora los vientos de cambio parecen soplar más fuerte que nunca, tanto en el mundo del comunismo como en el nuestro. Durante 175 años hemos navegado con esos vientos a nuestras espaldas, y con las olas de la libertad humana a nuestro favor. Timoneamos nuestro barco con esperanza, como dijo Thomas Jefferson, 'dejando al Miedo atrás'.
El 15 de enero, escribió:
"Nuestra 'apuesta' es que el futuro sea una comunidad mundial de naciones independientes, con una diversidad de sistemas, económicos, políticos y religiosos, unidos por el respeto común ante los derechos de los demás... Pero la historia es lo que los hombres hacen de ella - y seríamos ingenuos si pensamos que podemos llevar a cabo nuestra visión de un futuro libre y diverso sin incesante vigilancia, disciplina y trabajo...

"Por sobre todas las cosas debemos demostrar y desarrollar el afirmativo poder del ideal democrático - recordando siempre que las naciones son grandes, no por aquello a lo que se oponen, sino por lo que son"
El 16 de enero, ofreció un brindis:
"Me recuerda a una historia de Abraham Lincoln. Luego de ser electo presidente, alguien dijo, "¿Qué va a hacer con sus enemigos Sr. Presidente?" Lincoln dijo, 'los voy a destruir. Los voy a hacer amigos entre ellos'".
El 18 de enero, celebró el segundo aniversario de su inauguración:
"El otro día en la Unión de Estado dije que no estábamos en la cima de la colina, sino a un lado de ella. No creo que esta administración, o que nuestra generación o tiempo, este país vaya a estar en la cima de la colina, pero algún día lo estará, y espero que cuando lo esté piensen que hemos hecho nuestro trabajo..."
El 29 de enero, se dirigió al Congreso una vez más:
"La educación es la piedra angular en el arco de la libertad y del progreso... Para el individuo, las puertas de la escuela, de la biblioteca y de la universidad conducen a los más ricos tesoros de nuestra abierta sociedad: el poder del conocimiento - al entrenamiento y habilidades necesarias para el empleo productivo - a la sabiduría, los ideales, y la cultura que enriquece la vida - y a la comprensión creativa y auto-disciplinada de la sociedad necesaria para un buen pueblo en el mundo cambiante y desafiante de la actualidad".
El 5 de febrero, envió un mensaje de 10.000 palabras al Congreso sobre el tema de la enfermedad y el retraso mental.

El 7 de febrero, reprendió a sus compatriotas:
"Cada mañana y noche, recordemos el consejo de mi compañero de Boston, el reverendo Phillips Brooks: 'No recen por vidas fáciles. ¡Recen para ser hombres fuertes! No recen por trabajos iguales a sus poderes. Recen por poderes iguales a sus trabajos'".
El 8 de febrero, dedicó otras 8.000 palabras al problema de mejorar la salud de la nación.

El 14 de febrero, envió 8.000 palabras al Congreso sobre el tema de la necesidad de mejorar las condiciones para todos los jóvenes de América.

El 21, fueron enviadas 12.000 palabras al Congreso en relación a las necesidades de los ciudadanos ancianos.

El 5 de marzo, dijo a una delegación representante de los Nativos Americanos:
"Sé que cuando apenas asumí mi cargo, una de las cosas que más me preocupaban era el hecho que había casi 5.000 niños y niñas nativos que no tenían escuela donde ir. Ahora construimos centros de clases para unos 7.000 en los últimos dos años".
El 14 de febrero, en una conferencia de prensa le pidieron al presidente Kennedy que comentara acerca de la actitud del gobierno francés:
"Pareciera que, de cierta manera, la intención del Presidente De Gaulle de desarrollar la capacidad nuclear de Francia y su reciente pacto con el Canciller Adenauer sería quizás de una manera bastante perversa, y efectivamente no es como ustedes lo han imaginado, nuestro deseo de comenzar la retirada de Europa y que Europa Occidental asuma más de su propia defensa".
El 11 de marzo declaró:
"La fuerza de trabajo es el recurso básico. Es el medio indispensable de convertir otros recursos para el uso y beneficio de la humanidad. Que tan bien desarrollemos y empleemos las habilidades humanas es fundamental para decidir que tanto lograremos como nación".
El 13 de marzo, remarcó:
"Frente al edificio de los Archivos hay una estatua que debajo dice, 'El pasado es prólogo'. No necesariamente, y es porque no queremos considerar al pasado como necesariamente un prólogo en los 1960's que hemos intentado llevar adelante nuestras propuestas... 'La gran ventaja de los americanos' escribió de Tocqueville en 1835, 'consiste en su capacidad de cometer errores que luego puedan reparar'. A esto agregaría que la gran ventaja, en retrospectiva, consiste en nuestra aplicación de las lecciones en forma previsora. Si esta nación puede aplicar la lección y reparar las fallas de los últimos 5 años, si podemos atenernos a los hechos, y desechar aquellas cosas que realmente no aplican a la situación, entonces seguramente este país podrá alcanzar sus objetivos..."
El 20 de marzo, le dijo a su audiencia en la Universidad de Costa Rica en San José:
"Lo que Franklin Roosevelt dijo al pueblo americano en los 1930's se los digo a ustedes ahora: esta generación de americanos, tu generación de americanos, tiene un lugar de encuentro con el destino...

"Estamos comprometidos con cuatro principios básicos en este hemisferio en la Alianza por el Progreso. El primero es el derecho de toda nación a gobernarse, de ser libre de decisión y coerción externas, para dar forma a su propia economía y sociedad consistente con la voluntad del pueblo.

"El segundo es el derecho de cada ciudadano individual a la libertad política, el derecho a exponer sus puntos de vista, de adorar a Dios a su manera, a elegir el gobierno que los regule, y rechazarlo cuando ya no sirva a las necesidades de una nación.

"Y tercero, es el derecho a la justicia social, el derecho de cada ciudadano a participar en el progreso de su nación. Esto significa tierras para los que no tienen, y educación para aquellos que la tienen negada hoy en día en este hemisferio. Esto significa que las antiguas instituciones que perpetúan en privilegio deben abandonarlo. Significa que los ricos y los pobres deben llevar la carga y la oportunidad de construir una nación..."
El día 23, se dirigió a otra audiencia, esta vez en Chicago,
"Hace doscientos cincuenta años atrás el poeta griego Alaeus creó el principio que mejor describe la grandeza de Chicago: "Ninguna casa de techo firme", escribió, "o las piedras de las bien construidas paredes, ni los canales y muelles, hacen la ciudad - sino los hombres capaces de utilizar sus oportunidades".
El 25 de marzo, dio la bienvenida a doce Generales Franceses:
"... les damos la bienvenida, a ustedes que pertenecen a una raza marcial y distinguida que ha demostrado maestría en el uso de las armas durante mil años..."
El 2 de abril, dijo al Congreso:
"La paz ha tenido victorias no menos renombradas que la guerra," escribió Milton... Esto, para el pueblo americano, es un tiempo de visión, de paciencia, de trabajo y de sabiduría. Para mejor o peor, somos quienes llevamos la paz. La escalera de la libertad no puede titubear o flaquear. Nos hemos atrevido a etiquetar a los Sesentas como la Década del Desarrollo. Pero no es la elocuencia de nuestros eslóganes, sino la calidad de resistencia, lo que determinará si esta generación de americanos merecen el liderazgo que la historia nos ha impuesto".
El 11 de abril, señaló en la Casa Blanca:
"Esta administración está observando de cerca las posibilidades de un aumento en el precio del acero. Me opuse al aumento el año pasado. Me opongo al aumento ahora... Necesitamos más negocios a precios competitivos, no menos negocios a elevados precios... Solicito una similar moderación en el sindicato de trabajadores del acero. Con más de 100.000 trabajadores del acero todavía desempleados, su necesidad es por más trabajos estables, no menos trabajos con mayores sueldos".
El 9 de mayo, habló en el Cementerio Nacional de Arlington:
"No es casualidad que genios de la música como Paderewski o Chopin fueran también grandes patriotas. Debes ser un hombre libre para ser un gran artista".
El 18 de mayo, declaró en Alabama:
Aristóteles escribió, "En los Juegos Olímpicos no se corona a los más hermosos ni a los más fuertes, sino a los que compiten. También en la vida, los que actúan rectamente son quienes alcanzan el premio".

"He leído mucho de George Norris de Nebraska, y su frase favorita, recurrente en todos sus discursos, era su referencia, y su dedicación, a las 'generaciones que todavía no nacieron'. La primera de esas generaciones ahora disfruta de los frutos de su trabajo, como tantos otros lo harán en las décadas por venir. Por tanto déjennos a todos, sean funcionarios públicos o ciudadanos privados, norteños o sureños, del este o del oeste, granjeros o habitantes de las ciudades, vivir bajo los ideales e ideas de George Norris, y resolver que nosotros, también, en nuestro tiempo, 30 años después, nosotros mismos construiremos una mejor Nación para las generaciones que todavía no nacieron".
El 23 de mayo, hablando en el Hotel Waldorf Astoria en New York, remarcó:
"Creo que es porqué los dos partidos políticos en nuestra historia siempre han estado divididos, como dijo Emerson, en el partido de la esperanza y en el partido de la memoria. Desde la época de Jefferson, creo que hemos sido el partido de la esperanza. Y por lo tanto es natural que los artistas, hombres y mujeres que trabajan en el teatro y en todas las artes relacionadas, debieran encontrarse más cómodos en el partido de la esperanza. En los pasillos esta noche, la industria del acero está presentando a mi distinguido predecesor, el presidente Eisenhower, su galardón anual como el hombre que más ha hecho por la industria del acero este año. El año pasado yo gané el premio y llegaron a Washington para entregármelo, pero el Servicio Secreto no los dejó ingresar".
El presidente Kennedy en oportunidades mostraba señales de resentimiento, pero esa misma mañana se veía lánguido y pensativo. ¿Sabía, en cierta manera, que su último viaje estaba llegando a su fin, que tenía menos de seis meses de vida? Ese mediodía, en el Parque Battery de NY, recitó un antiguo rezo de pescadores bretones:
"Oh Dios, el mar es tan grande y mi bote tan pequeño..."
El 5 de junio, estaba en Texas:
"Me alegro de dejar Washington, DC, y venir al Paso del Norte, El Paso, parte del Antiguo Oeste, pero también parte de la nueva América..."
Tenía tan poco tiempo...

El día siguiente habló en el Colegio Estatal de San Diego:
"Ningún país puede ir hacia adelante, ninguna sociedad libre puede sostenerse, a menos que posea ciudadanos educados cuyas cualidades mentales y de corazón les permitan tomar parte de las complicadas y cada vez más sofisticadas decisiones que pesan no solo sobre el presidente y el Congreso, sino sobre todos los ciudadanos que hacen ejercicio del poder en última instancia".
El 10 de junio, comenzó su discurso en la Universidad Americana de Washington:
"¿Qué clase de paz buscamos? No una paz americana impuesta en el mundo por armas de guerra americanas. No la paz de una tumba o la seguridad del esclavo. Estoy hablando de paz genuina, la clase de paz que hace que valga la pena vivir en una tierra, la clase de paz que permite a los hombres y naciones crecer, con esperanzas, y construir una vida mejor para sus hijos - no solo paz para los americanos sino paz para todos los hombres y mujeres - no solamente paz en nuestra época sino paz para todas las épocas...

'Cuando los modales de un hombre complacen al Señor', dicen las Escrituras, 'hace que incluso sus enemigos estén en paz con él'.

"...los EEUU, como el mundo bien sabe, nunca comenzará una guerra. No queremos guerra. No esperamos una guerra.

"Esta generación de americanos ya ha tenido suficiente - más que suficiente - de guerra y odio y opresión. Debemos estar preparados si otros lo desean. Debemos estar alerta para detenerlo. Pero también debemos hacer nuestra parte en construir un mundo de paz donde los débiles estén a salvo y los fuertes sean justos.

"No estamos indefensos ante esa tarea ni desesperados por su éxito. Confiados y sin miedo, trabajamos en ello - no hacia una estrategia de aniquilación sino hacia una estrategia de paz".
El 11 de junio, se dirigió al pueblo Americano desde su oficina:
"Esta Nación fue fundada por hombres de muchas naciones y pasados. Fue fundada sobre el principio de que todos los hombres son creados en igualdad, y que los derechos de cada hombre se terminan cuando los derechos de un hombre son amenazados... Cien años han pasado desde que el presidente Lincoln liberó a los esclavos, y así y todo, sus herederos, sus nietos, no son totalmente libres. Todavía no están liberados de la injusticia. Todavía no están liberados de la opresión social y económica. Y esta nación, con todas sus esperanzas y todas sus jactancias, no será totalmente libre hasta que todos sus ciudadanos sean libres.

"Predicamos libertar alrededor del mundo, sinceramente, y apreciamos nuestra libertad aquí en casa, ¿pero tenemos que decirle al mundo, y mucho más importante, decirnos a nosotros mismos que esta es una tierra de los libres excepto para los Negros; que no tenemos ciudadanos de segunda clase excepto por los Negros; que no tenemos sistema de clases o castas, no tenemos ghettos, ninguna raza maestra a excepción de los Negros?

"Ahora ha llegado el momento de que esta nación cumpla su promesa...

"Enfrentamos, por lo tanto, una crisis moral como país y como pueblo. No puede solucionarse con acción policial represiva. No puede librarse al aumento de manifestaciones en la calle. No pueden ser silenciadas por movimientos de fichas o habladurías. Es hora de actuar en el Congreso, en el Estado y cuerpos legislativos locales, y por sobre todo, en nuestras vidas diarias... La próxima semana pediré al Congreso de EEUU que actúe, que se comprometa a que la raza no tiene lugar en la vida o ley americana..."
El 19 de junio, pidió acción en el Congreso:
"Por lo tanto le pido a cada miembro del Congreso que deje de lado sus lazos seccionales y políticos, y que vea este problema como Nación. Les pido que vean sus corazones - no en busca de caridad, ya que el Negro no quiere ni necesita condescendencia - sino por la simple y llana cualidad que nos une a todos como americanos: un sentido de justicia. En este año de Emancipación Centenaria, la justicia requiere que aseguremos la bendición de la libertad para todos los americanos y su posteridad - no solamente por razones de eficiencia económica, diplomacia mundial y tranquilidad nacional - pero por sobre todas las cosas, porque es lo correcto".
También pidió al Congreso que establezca un Consejo Asesor sobre Arte:
"Como la educación necesita escuelas, el arte necesita museos, los actores y autores necesitan teatros, y los compositores y músicos necesitan compañías de ópera y orquestas...

"El concepto del bienestar público debería reflejar consideraciones culturales y económicas. Tenemos agencias del Gobierno que están involucradas con el bienestar y el avance de la ciencia y la tecnología, de la educación, de la recreación, y de la salud. Ahora deberíamos comenzar a dar similar atención a las artes. Estoy particularmente interesado en las oportunidades para que los jóvenes desarrollen sus dones..."
En Frankfurt el 25 de junio, señaló:
"Pero Goethe nos dice en su mejor poema que Fausto perdió la libertad de su alma cuando dijo al momento de morir, 'Quédate, eres tan hermoso'. Y nuestra libertad, también, peligra si nos detenemos al momento de morir, si dormimos en nuestros laureles, si nos resistimos al paso del progreso. El tiempo y el mundo no se quedan quietos. El cambio es la ley de la vida. Y aquellos que observan solo el pasado o el presente se perderán el futuro...

"Entonces somos todos idealistas. Todos somos visionarios. Que no se diga de esta generación Atlántica que dejamos los ideales y visiones en el pasado, y los propósitos y determinaciones a nuestros adversarios. Hemos llegado demasiado lejos, hemos sacrificado mucho, como para despreciar el futuro ahora. E incluso debemos recordar lo que Goethe nos dijo - que la 'más elevada sabiduría, lo mejor que conoció la humanidad', fue la realización de que 'solo se gana su libertad y existencia quien a diario conquista otra vez'".
En Dublín el 28 de junio, señaló:
"Los problemas del mundo no tienen posibilidad de ser resueltos por escépticos o cínicos cuyos horizontes están limitados a las obvias realidades. Necesitamos hombres que puedan soñar cosas que nunca fueron, y que se pregunten por qué no..."
El 29 de junio, mientas partía de su querida Irlanda, leyó un poema:
Esta es la brillante arremetida de la corriente de Shannon,

Brillante reluciente, silencioso ante el rayo de la mañana

Oh, la fascinante vista,

Así regresa de extensos viajes,

Años de exilio, años de dolor,

Para ver el rostro del viejo Shannon nuevamente,

Danzando sobre las aguas.

"Bueno, volveré y veré la cara del viejo Shannon nuevamente y me llevo, mientras viajo a América, a todos ustedes conmigo..."
Nunca más volvió excepto en forma de espíritu...

El 17 de julio, declaró:
"Los EEUU deben moverse muy rápido... Deberemos crear, en la próxima década, 22 millones de trabajos para cuidar a aquellos que ingresan en el mercado laboral y aquellos que son eliminados por la tecnología..."
El 26 de julio, dijo al pueblo Americano:
"Ayer un rayo de luz irrumpió en la oscuridad. Las prohibiciones concluyeron en Moscú con un tratado para impedir las pruebas nucleares en la atmósfera, en el espacio exterior, y bajo el agua...

"Este tratado es para todos nosotros. Particularmente para nuestros hijos y nietos, y ellos no tienen lobby aquí en Washington... (Pero ahora) por primera vez en muchos años, el camino de la paz puede abrirse. Nadie puede tener la certeza de qué nos traerá el futuro. Nadie puede decir si ha llegado el tiempo de disminuir la lucha. Pero la historia y nuestra propia conciencia nos juzgarán duramente si no realizamos cada esfuerzo para poner a prueba nuestras esperanzas con acciones, y este es el lugar donde empezar. Según un antiguo proverbio chino, 'Un viaje de miles de kilómetros debe comenzar con un solo paso'. Compañeros americanos, tomemos ese primer paso. Permítannos, si podemos, salir de las sombras de la guerra y buscar el camino de la paz. Y si ese viaje tiene mil kilómetros, o más, que la historia documente que nosotros, en esta tierra, en este tiempo, tomamos el primer paso..."
El 1 de agosto, dijo:
"Creo que veremos un mundo muy cambiante en 1964..."
Y ese mismo día advirtió:
"El fin de este verano de 1963 será un momento especialmente crítico para 400.000 jóvenes americanos que, según la experiencia de años anteriores, no volverán a la escuela cuando termine el verano. Es más, sin un especial esfuerzo para revertir esto, otros 700.000 estudiantes volverán a la escuela en septiembre, pero no terminarán la escuela este año..."
Y hablando de otro tema:
"Creo que ha habido un reconocimiento general de que existe la necesidad de una revolución en Latinoamérica, y será pacífica o sangrienta. Pero debe haber progreso, debe haber revolución..."
El 24 de agosto, marcó el comienzo de las represiones contra los budistas en Vietnam del Sur. A comienzos de septiembre, el presidente Kennedy despachó una nueva misión de información a Saigón. Un general y un diplomático hicieron una inspección e informaron al Consejo de Seguridad Nacional. El general Krulack declaró que las tropas de Vietnam del Sur estaban luchando magníficamente, que el gobierno de Diem era popular entre la gente, y que no había razón para preocuparse. El diplomático, J. Mendenhall, informó que el país estaba en una situación desesperada, que el régimen de Diem estaba al borde del colapso, y recomendó que Nehru sea removido del poder. El presidente Kennedy les preguntó si ambos habían visitado el mismo país.

El 27 de agosto, remarcó:
"...gobernar es decidir..."
El 2 de septiembre:
"A menos que se haga un gran esfuerzo por parte del gobierno (de Vietnam del Sur) para aumentar el apoyo popular, no creo que se gane la guerra allí. En el análisis final esa es la guerra de ellos. Ellos son los que deberán ganarla o perderla. Nosotros podemos ayudarlos, podemos equiparlos, enviar nuestros hombres como asesores, pero ellos deben ganarla, el pueblo de Vietnam contra los Comunistas. Estamos preparados para seguir asistiéndolos, pero no creo que la guerra pueda ganarse a menos que la gente apoye el esfuerzo y, en mi opinión, en los últimos dos meses, es que el gobierno perdió el contacto con la gente".
El 14 de septiembre de 1963 en Bismark, Dakota del Norte, Bobby Kennedy reconoció ante el Congreso de Americanos Nativos que los niños recibieron educación insuficiente, que los indios vivían en hogares pobres, sin trabajos, y que sus condiciones sanitarias eran las peores en comparación con cualquier grupo racial en EEUU. Llamó su situación "trágicamente irónica" en vista del hecho que eran el único grupo en el país que tenían el derecho de llamarse "los primeros americanos". El 20 de septiembre, John Kennedy se dirigió a la Asamblea General de Naciones Unidas:
"El mundo no ha escapado de la oscuridad. Las grandes sombras del conflicto y de la crisis todavía nos envuelven... Mi presencia aquí hoy no es una señal de crisis, sino de confianza...creemos que todo el mundo - tanto en Europa Occidental como Oriental, en el Sur y en el Norte de África, en las nuevas naciones y en las antiguas - el pueblo debe ser libre de elegir su propio futuro, sin discriminación o dictados, sin coerción o subversión...

"¿Por qué deberían los EEUU y la Unión Soviética, en preparación de tales expediciones, verse involucradas en inmensas duplicaciones de investigaciones, construcciones, y gastos? Seguramente deberíamos explorar porqué los científicos y astronautas de nuestros dos países - y de todo el mundo - no pueden trabajar juntos en la conquista del espacio, enviando algún día en esta década a la luna no a los representantes de una sola nación, sino a los representantes de todos los países...

"La lucha continuará - la lucha entre aquellos que ven un mundo monolítico y aquellos que creen en la diversidad - pero debería ser una lucha de liderazgo y responsabilidad en lugar de destrucción, una lucha de logros en lugar de intimidación. Hablando por EEUU, doy la bienvenida a esa lucha. Ya que creemos que la verdad es más fuerte que el error - y que la libertad es más duradera que la coerción. Y en la lucha por una mejor vida, todo el mundo puede ser un ganador...

"Nunca antes el hombre ha poseído la capacidad de controlar su propio medio ambiente, para terminar con la sed y el hambre, para conquistar la pobreza y la enfermedad, para terminar con el analfabetismo y la masiva miseria humana. Tenemos el poder para hacer de esta la mejor generación de la humanidad en la historia del mundo...

"Cuando el mundo renuncia a la competencia en armas, debe florecer la competencia en ideas - y esa competencia debe ser tan completa y justa como sea posible. Lo que Naciones Unidas ha hecho en el pasado es menos importante que las tareas para el futuro...

"Mis compañeros habitantes de este planeta: déjennos levantarnos aquí en esta asamblea de naciones. Y déjennos ver si nosotros, a nuestro propio paso, podemos mover al mundo hacia una paz justa y duradera".
El 23 de septiembre, escribió:
"La presidencia Americana es una institución formidable, expuesta, y de cierta manera misteriosa. Es formidable porque representa el punto de la decisión última en el sistema político americano. Es expuesta porque la decisión no puede tener lugar en el vacío: la presidencia es el centro del juego de la presión, el interés, y la idea de la nación; y el cargo presidencial es el vórtice en el cual todos los elementos de la decisión nacional son irresistiblemente delineados. Y es misteriosa porque la esencia de la decisión última permanece impenetrable para el observador - y habitualmente, mismo para quien decide.

"Aún si el proceso de decisión de la presidencia fuera oscuro, la necesidad de él es clara. Para gobernar, como los hombres sabios han dicho, es decidir. Lincoln observó que no podemos escapar a la historia. Es igualmente verdadero que no podemos escapar a la decisión; y para un presidente americano, la decisión está cargada con una peculiar y desalentadora responsabilidad por la seguridad y bienestar de la Nación. Un presidente debe elegir entre hombres, entre medidas, entre métodos. Su decisión ayuda a determinar los problemas de su presidencia, su prioridad en la vida nacional, y el modo y éxito de su ejecución. El corazón de la presidencia es, por lo tanto, una elección informada, prudente y resoluta - y el secreto de la empresa presidencial es una examen de las formas en las que el presidente toma decisiones".
Al siguiente día salió de gira por el oeste.
"Estamos alcanzando los límites de nuestras necesidades fundamentales - de agua para beber, de aire fresco que respirar, de espacios para disfrutar, de abundantes recursos de energía para hacer la vida más fácil...

"¿Alguna vez nos preguntamos por qué tan poca proporción de nuestras playas son utilizadas públicamente, cómo es que tantas de nuestras grandes ciudades han sido desarrolladas sin parques o lugares de esparcimiento, por qué tantos de nuestros ríos están tan contaminados, por qué el aire que respiramos es tan impuro, o por qué se permitió de tal manera la erosión de nuestra tierra en este estado (Pensilvania), y en Ohio, y en toda la costa oeste...

"No sé por qué solo el 6 o 7 por ciento de nuestra costa atlántica está disponible para el uso público y el resto es propiedad privada de ciudadanos y son negadas a los tantos millones de nuestros compatriotas".
El 25 de septiembre, declaró:
"Hoy debemos prepararnos para nuestros herederos. Los pasos que damos en conservación y requerimiento tendrán poco efecto sobre nosotros en lo inmediato, y en esta década. Lo que estamos haciendo en el verdadero sentido es prepararnos para aquellos que vienen detrás nuestro..."
El 26 de septiembre, agregó:
"Le ruego a esta generación de americanos que son los padres y madres de 350 millones de americanos que vivirán en este país en el año 2000, y quiero que esos americanos que vivirán en el año 2000 sientan que aquellos de nosotros que ocuparon posiciones de responsabilidad en los Sesentas hicieron su trabajo..."
Y el mismo día reveló la clave de su pensamiento:
"Si esta nación sobrevive y tiene éxito en el mundo actual, debemos reconocer las realidades de este mundo; y es de esas realidades sobre las que hablo.

"Antes que nada debemos reconocer que no podemos rehacer el mundo simplemente por capricho propio. Cuando ni siquiera podemos lograr que toda nuestra ciudadanía actúe sin actos de violencia, podemos comprender qué tanto más difícil es controlar eventos más allá de nuestras fronteras...

"Toda nación tiene sus propias tradiciones, sus propios valores, sus propias aspiraciones. Nuestra asistencia de vez en cuando puede ayudar a otras naciones a preservar su independencia y avanzar en su crecimiento, pero no podemos rehacerlos a nuestra semejanza. No podemos aplicar sus leyes, ni podemos operar sus gobiernos o dictar sus políticas.

"En segundo lugar, debemos reconocer que cada nación determina sus políticas en términos de sus propios intereses. 'Ninguna nación', escribió George Washington, 'debe confiar en otra cosa que no sea de su interés, y ningún hombre de estado o político prudente debe desviarse de ello'. El interés nacional es más poderoso que la ideología, y los recientes desarrollos dentro del imperio comunista demuestran esto muy claramente. La amistad, como dijo Palmerston, puede aumentar o menguar, pero los intereses perduran.

"Los EEUU han determinado firmemente, en los años desde 1945 bajo tres administraciones diferentes, que nuestro interés, nuestra seguridad nacional, el interés de EEUU, se aplica mejor preservando y protegiendo a un mundo de diversidad en el cual ningún poder o combinación de poderes pueda amenazar la seguridad de los Estados Unidos.

"La razón por la que nos hemos adentrado tanto en el mundo fue nuestro temor que el fin de la guerra, y particularmente cuando China se volvió comunista, que Japón y Alemania colapsaran, y estos dos países que durante tanto tiempo han servido de barrera ante el avance soviético, y al avance ruso antes de ello, abriría una onda de conquista en toda Europa y Asia, y el luego el balance del poder se volvería en contra nuestra y quedaríamos finalmente aislados y destruidos en última instancia. En eso hemos estado trabajando durante 18 años, prevenir que ello suceda, prevenir que cualquier potencia monolítica tenga suficiente poder como para destruir a EEUU.

"Y tercero, debemos reconocer que la política exterior en el mundo moderno no se circunscribe a soluciones blancas o negras. Su tuviéramos relaciones diplomáticas con aquellos países cuyos principios aprobáramos, tendríamos relaciones con muy pocos durante muy poco tiempo. Si quitáramos nuestra asistencia a todos los gobiernos que se manejan diferentes a nosotros, estaríamos entregando la mitad del mundo inmediatamente a nuestros adversarios. Si intentáramos tratar a la política exterior como un simple medio para distribuir pretenciosos sermones a personas supuestamente inferiores, estaríamos entregando todo pensamiento de influencia o liderazgo mundial.

"El objetivo de la política exterior no es proveer un punto de venta de nuestros propios sentimientos de esperanza o indignación; es delinear eventos reales en el mundo real. No podemos adoptar una política que diga que si algo no sucede, u otros no hacen exactamente lo que deseamos, volveremos a la 'Fortaleza América'. Esa es la política en este cambiante mundo de retiradas, no de solidez...

"La posición de EEUU, creo yo, es más feliz y segura cuando la historia está de nuestro lado más que cuando está en nuestra contra. Y hoy la historia está de nuestro lado, pero la historia es lo que hacen los hombres de ella. El futuro es lo que los hombres hacen de él..."
El 27 de septiembre, reflexionó:
"que pastos verdes verán..."
Le quedaban menos de dos meses...

El 28 de septiembre, supo que había 190 millones de americanos. El 9 de octubre, dijo a la prensa que dio permiso para vender el excedente de trigo americano a la Unión Soviética. También remarcó:
"Estamos en contra de los golpes militares, y esa es la razón por la que hemos roto relaciones con la República Dominicana y Honduras... estamos en contra de los golpes de estado porque creemos que son perjudiciales - auto-perjudiciales, y perjudiciales para el hemisferio..."
El tratado para prohibir las pruebas nucleares se firmó el 7 de octubre de 1963. El 12 de octubre indicó:
"Eso siempre es verdad, los primeros viajes son los más difíciles y requieren perseverancia y carácter. Y creo que es una buena lección para todos nosotros a medida que intentamos nuevas cosas. Los primeros viajes, como todos sabemos, son los más difíciles, sea para ir al espacio, al fondo del océano, construir un país mejor aquí, construir un país más próspero. El primer viaje a través de nuestra historia siempre ha sido el más difícil..."
El 18 de octubre, dijo a un grupo de visitantes de New Haven:
"New Haven es una ciudad típica que enfrenta complejos problemas. La nuestra es una era de gran movimiento. Cada año miles de familias se mudan desde áreas rurales hacia las ciudades. Vienen en busca de mejores vidas, pero a menudo solo encuentran nuevas e inesperadas barreras. Estas personas se encuentran en extraños alrededores. Muchos tienen el problema agregado de la discriminación racial. Muchos de los hogares disponibles para ellos son muy pobres. Muchos llegan sin preparación, buscando trabajos, en un momento en que la tecnología moderna hace esencial el entrenamiento especializado para trabajar. Sus hijos ingresan a escuelas superpobladas, y por lo general creen que sus estudios tienen poca relación con las realidades de sus vidas. Muchos de ellos abandonan la escuela, solo para formar parte de la creciente armada de jóvenes desempleados. Las instalaciones de salud y recreacionales para estos jóvenes son inadecuadas, y están rodeadas de crimen, analfabetismo, ilegitimidad, y desesperación humana. Sin encontrar trabajo y con poca esperanza, muchos de ellos se vuelven jóvenes criminales para conseguir bienes materiales que creen que la sociedad les ha negado. Otros desarrollan adicciones al alcohol y consumen narcóticos. Y pronto el ciclo se repite a si mismo, mientras esta generación desposeída da a luz a niños apenas mejor equipados que sus padres para lidiar con la vida urbana..."
Ese mismo día les recordó a sus oyentes un poema de Edna St. Vincent Millay:
Seguras sobre la sólida roca las feas casas se mantienen en pie.

Vengan a ver mi reluciente palacio. Está construido sobre la arena.
El 24 de octubre, se comprometió con el problema de los niños con retrasos. Le quedaba menos de un mes...

El 26 de octubre, en el Amherst College, honró al poeta Robert Frost:
"Con privilegio va la responsabilidad. Robert Frost dijo:
Los caminos se bifurcaron en un bosque, y yo
Tomé el menos transitado,
Y eso hizo toda la diferencia.
"En América, nuestros héroes han sido presentados, por costumbre, como hombres de grandes logros. Pero hoy, este colegio y país honra a un hombre cuya contribución no fue para nuestra talla sino para nuestro espíritu, no para nuestras creencias políticas sino para nuestra comprensión, no para nuestra autoestima, sino para nuestra auto-comprensión. Al honrar a Robert Frost, podemos honrar a nuestras más profundas fuentes de fortaleza nacional. Esa fortaleza adopta muchas formas, y las formas más obvias no siempre son las más significativas. Los hombres que crean el poder realizan una contribución indispensable a la grandeza de la nación, pero los hombres que cuestionan al poder hacen una contribución igualmente indispensable, especialmente cuando el cuestionamiento es desinteresado, ya que determinan si utilizamos el poder o si el poder nos utiliza a nosotros... Cuando el poder estrecha las áreas de preocupación del hombre, la poesía le recuerda la riqueza y diversidad de su existencia. Cuando el poder corrompe, la poesía purifica...

"Veo mucho menos importante el futuro de nuestro país y civilización que el total reconocimiento del lugar del artista. Si el arte es nutrir las raíces de nuestra cultura, la sociedad debe dejar libre al artista para que siga su visión a donde lo lleve. Nunca debemos olvidar que el arte no es una forma de propaganda; es una forma de verdad... Robert Frost era habitualmente escéptico sobre los proyectos de mejora para los seres humanos, aunque no creo que tomara con desdén esta esperanza (americana y mundial). Así escribió durante los inciertos días de la Segunda Guerra:
Toma a toda la naturaleza humana junta desde el comienzo del tiempo
Y debe haber un poco más en favor del hombre,
Digamos una fracción del uno por ciento al menos...
Nuestro número en el planeta no hubiera crecido de esta forma...
El 30 de octubre, habló en Philadelphia:
"...repetiré las palabras con las que resumí mi punto de vista sobre América tres años atrás: 'Creo en una América que está en marcha, una América respetada por todas las naciones, amigos y enemigos por igual, una América que se mueve, haciendo, trabajando, intentando, una América fuerte en un mundo de paz'. Esa era mi creencia en aquel entonces y lo es ahora...
"Con las palabras que finalizaron un discurso histórico a nuestro partido por el gran Americano Claude Bowers, hace unos 35 años, en la campaña del 28:

Ahora llegó el momento de la acción.
Limpia todos los pensamientos de facciones
De vacilante vergüenza, ningún hombre contiene mentiras.
Déjenle contestar en su nombre.
Llamen a actuar.
Al día siguiente, el presidente Kennedy firmó un proyecto para la construcción de instalaciones para personas con retraso mental y centros comunitarios de salud mental.

Diem y Nhu fue asesinado el 1ro de noviembre de 1963, Kennedy fue acusado de ordenarlo o de permitirlo. Sin embargo, resulta dudoso considerando el hecho que, él mismo, era objetivo de un complot de asesinato por parte de las mismas fuerzas.

El 5 de noviembre era el Día de Acción de Gracias, y marcó el día 1019 de Kennedy en su cargo.
"De la misma forma que nuestro poder ha aumentado, también aumentó el peligro. Hoy damos las gracias, en su mayoría, por los ideales de honor y fe que heredamos de nuestros ancestros - por la decencia del propósito, firmeza de la resolución y la fuerza de la voluntad, por el coraje y la humildad, que tenían y que nosotros debemos perseguir cada día. Mientras expresamos nuestra gratitud, nunca debemos olvidar que la más grande apreciación no es pronunciar palabras sino vivir por ellas. Por lo tanto permítannos proclamar nuestra gratitud a Providence - déjennos agradecer humildemente por los ideales heredados - y déjennos compartir esas bendiciones y esos ideales con nuestros pares humanos alrededor del mundo... En ese día juntémonos en santuarios dedicados a la adoración y en hogares bendecidos por el afecto familiar para expresar nuestra gratitud por los gloriosos dones de Dios; y déjennos honestamente y humildemente orar para que continúe guiando y ayudando en las grandes e inconclusas tareas de alcanzar la paz, la justicia y comprensión entre todos los hombres y naciones y para terminar con la miseria y sufrimiento donde quiera que exista..."
El 8 de noviembre, en su día 1022, declaró:
"La familia del Hombre supera los 3 mil millones. Vive en más de 100 naciones. La mayoría de sus miembros no son blancos. La mayoría no son cristianos. La mayoría no saben nada de libre empresa o de procesos judiciales o del voto. Si nuestra sociedad tiene que promover la Familia del Hombre, debemos tener en cuenta la magnitud de nuestra tarea. Este es un serio trabajo. Ya que a la Familia del Hombre en el mundo de hoy en día no le está yendo muy bien...

"Incluso las pequeñas guerras son peligrosas en este mundo nuclear...Solo el conflicto de Corea, olvidando por un momento los miles de Americanos que perdieron sus vidas, cuesta cuatro veces nuestro presupuesto anual total a nivel mundial para el año actual...

"No quiero que se diga de nosotros lo que T. S. Eliot dijo de otros hace unos años: 'Esta era gente decente. Sus únicos monumentos: la calle de asfalto y mil pelotas de golf perdidas...'

"La lucha de ninguna manera ha terminado. Es fundamental que no solo mantengamos nuestro esfuerzo, sino que perseveremos; que no solo resistamos, según palabras del Sr. Faulkner, sino también que predominemos. Resumiendo, es esencial, que las palabras vayan más allá de los EEUU hacia todos aquellos preocupados sobre el futuro de la Familia del Hombre que no estamos cansados en hacer bien las cosas. Y deberemos, tengo confianza, si mantenemos la paz, cosechar la clase de mundo que merecemos y merecer la clase de mundo que todavía tenemos".
En los días siguientes dio la bienvenida a miembros del regimiento Black Watch, se reunió por última vez con miembros de la prensa, se encargó nuevamente de los problemas de los niños y de los ancianos, y contó esta historia a los delegados de la Convención de la AFL-CIO:
"El jefe Lyautey, el gran jefe francés, salió a buscar a su jardinero y le pidió que plantara un árbol. El jardinero dijo, '¿Por qué plantarlo? No florecerá en los próximos 100 años'. 'En ese caso', dijo el jefe, 'plántalo esta tarde'".
Ahora, continuemos examinando estas fuerzas que se estaban organizando para destruir a John Kennedy y de qué manera se veían en la Ciudad Global. Creo que el lector estará de acuerdo que esas cosas que John y Bobby Kennedy buscaban cambiar, el elemento criminal en nuestra sociedad, solo se ha expandido al punto que no hay forma de escapar al destino que le espera a América. Y ya que fue una alianza de los Grandes Negocios, Intereses Políticos, y el Crimen Organizado que conspiró para asesinar a ambos hermanos Kennedy, sería razonable suponer que esos son los elementos que han manejado este país desde que la familia Bush es parte de este consorcio. Cualquiera con ojos abiertos puede ver hacia donde se dirige todo esto. Y para aquellos que ensoñadamente creen que un cambio en un partido va a ser las cosas diferentes, piensen nuevamente. Tengan en mente que lo siguiente se escribió en 1968.

De Farewell America:

"Es como Chicago en los días de Al Capone", declaró John Irwin, asistente primero de la Fiscalía de Middlesex County, Massachusetts, en 1967, denotando que en los últimos seis años habían sucedido 45 asesinatos mafiosos solo en el área de Boston. Escribiendo para el Saturday Evening Post, (1) Bill Davidson agregó, "En un nivel superior, la Mafia de New England posee contactos entre un grupo de pilares millonarios de la comunidad", y Charles Rogovin, jefe de la Sección de Crimen Organizado de la Fiscalía General de Massachusetts, señaló, "Desde que llegué aquí proveniente de la Comisión de Crimen del presidente Johnson, siento como si hubiese estado mirando viejas películas de mafiosos. Las otras familias de la Mafia se han vueltos más sutiles en sus asesinatos. Sus víctimas desaparecen. Pero aquí las balean abiertamente en la calle a plena luz del día".

A pesar de estas declaraciones, Massachusetts no está entre los primeros estados criminales, tampoco Boston ni Worcester ni Springfield figuran entre las mayores ciudades en la industria del crimen, la industria principal de EEUU. La vigorosa acción adoptada por el Departamento de Justicia y el FBI contra la Mafia de New England en los dos últimos años fue inspirada más por política que por consideraciones técnicas. El Imperio del Crimen permanece intacto. El presupuesto anual del gobierno privado del crimen organizado fue estimado en $60 billones en 1960, más que el presupuesto del Departamento de Defensa ($47.5 billones). (2)

El crimen organizado nunca podría haber sobrevivido y desarrollado a gran escala sin la "protección de las agencias legales". (3) Cara a cara con el crimen organizado, o lado a lado, se erige una fuerza policial que por lo general ignora su existencia, y a veces la apoya. El 15 de junio de 1961, el fiscal general Robert Kennedy declaró, "El problema del crimen organizado no será resuelto mientras la actitud del pueblo americano continúe como es - aceptación del crimen y de la corrupción", y mientras los americanos solo se interesen en "conseguir una TV más grande, un auto más grande, y ganar unos dólares extras".

La carrera de Robert Kennedy comenzó en 1951 como abogado de la división criminal del Departamento de Justicia. En 1953, pasó a ser uno de los cinco asistentes de Roy Cohn, jefe del consejo legal para el Senador McCarthy, jefe del Subcomité de Investigaciones del Comité del Senado sobre Operaciones del Gobierno. Tomó el lugar del trabajo de Cohn cuando el Senador McClellan (4) reemplazó a McCarthy en 1954. En 1957, con un equipo de 65 personas, fue designado jefe de abogados del Comité Rackets del Senado, también presidido por el Senador McClellan. Allí, encontró hombres como Antonio Corallo, que había sido empleado por un jefe de fábrica simplemente para seguir de cerca de los trabajadores; dudosos consultores de negocios como George Fitzgerald y Eddie Cheyfitz; (5) industrias como Kohler, Inc., un fabricante de accesorios de tuberías de Sheboygan, Wisconsin, que en 1897 recortó el sueldo de sus empleados en un 50% y les regalo una bañera a cada uno, y prosiguió con las mismas políticas en 1958. Expuso la corrupción de los sindicatos - principalmente en los sindicatos de Bakers y Confectioners, pero también en el sindicato de mecánicos, de carpinteros, de empleados hoteleros, de trabajadores del correo de NY, de trabajadores textiles, e incluso de sindicatos de recolectores de basura. Se volvió experto en negocios sucios laborales. En noviembre de 1957, recibió el primer premio anual como "Mejor Investigador del Año" de parte de la Sociedad de Investigadores Profesionales.

Cuando se convirtió en Fiscal General, Robert Kennedy ya tenía una buena idea de la importancia del crimen organizado en EEUU. Los reyes del crimen, algunos de ellos sobrevivientes de los tiempos de Chicago, otros más recientes, habían abandonado las pandillas por las grandes ciudades. Solo la industria del juego sostenía a 50.000 potentados, emplearon los servicios de 400.000 corredores de apuestas, y arruinaron a un millón de familias por año. El juego se había vuelo tan grande que era capaz de perturbar la economía nacional. También había prostitución, tráfico de narcóticos y pornografía comercial, por no mencionar robos y asesinatos. La industria del vicio, que ya había contaminado a los sindicatos, también estaba activa entre la juventud del país. En la década entre 1950 y 1960, los crímenes se duplicaron y la delincuencia juvenil se triplicó, aunque la población aumentó solo 18%. (6)

La guerra contra el crimen le costaba a EEUU $22 billones por año, o $120 por ciudadano. "El crimen paga si está bien organizado. Los gángsters americanos se volvieron especialistas", indicó C. Wright Mills. Un experto en el tema, Donald R. Cressey, (7) escribió: "La situación es más peligrosa que la situación de los 1920's y 1930's cuando los monopolios controlaban a criminales organizados eran principalmente monopolios solo dedicados a la distribución de bienes y servicios ilegales. El verdadero peligro es que esta tendencia llegará al punto en que los que manejan los sindicatos ganarán tal grado de control que llevarán a la ruina a quienes apoyan la libre empresa y la democracia y luego nos obligarán a pagar tributos en forma de libertades tradicionales. Los gobernantes de los sindicatos están entre los monopolizadores más activos de la economía americana". Y Cressey continuó, "Estamos de acuerdo con el Senador Kennedy quien...se convenció que si no atacamos a los criminales organizados a una escala nacional con armas y técnicas efectivas como las de ellos, nos destruirán". Escribió esto en 1967, cuando el crimen organizado, más próspero que nunca, todavía estaba en control del imperio que Robert Kennedy había intentado derrotar cinco años antes.

En 1951, la Comisión Kefauver había concluido que el crimen organizado, al que se refería como Mafia, estaba controlada por Costello-Adonis-Lansky (El Sindicato de New York) y Accardo-Guzik-Fischetti (El Sindicato de Chicago). Pero entre 1951 y 1961, la Comisión Kegauver descubrió que era difícil obtener información confiable sobre la naturaleza de la Mafia y de la cobertura de sus actividades. En 1957, se reveló que 58 cabecillas se habían encontrado en la Conferencia Appalachin en el Estado de Nueva York, pero en 1960 el gobierno federal y el Departamento de Justicia tenían poca información acerca de lo que se había tratado en esa reunión, y muchos de los participantes eran desconocidos para ellos. (8)

Cuando Robert Kennedy fue asignado como Fiscal General, la Sección de Crímenes y Fraudes del Departamento de Justicia tenía solo 17 empleados. Trabajaban individualmente, sin ilusiones, y no recibían información detallada sobre el crimen internacional y organizado. Para 1963, su número había crecido a 60, y eran capaces de obtener información que estaba disponible para la prensa y el público, pero que nunca había llamado su atención. Robert Kennedy abrió oficinas federales de investigación en seis grandes ciudades fuera de Washington. Estas oficinas se encargaban de recopilar información de 1.100 negocios sucios. En 1961 y 1962, el Congreso aprobó siete leyes anti-crimen autorizadas por el Fiscal General, la legislación anti-criminal votada más importante desde 1954. El primer resultado fue el desmantelamiento del sistema de apuesta telegráfica nacional. En noviembre de 1962, un establecimiento de apuestas y prostitución en Detroit que producía ganancias por $20 millones por año fue redado y clausurado. En 1963, las organizaciones de apuestas ilegales fueron obligadas a cesar sus actividades en muchas diferentes partes del país. En los primeros 6 meses de 1963, 171 casas de apuestas fueron acusadas, contra las 24 de 1960. (9)

En octubre de 1963, Robert Kennedy persuadió a Joseph Valachi, miembro del sindicato del crimen que había solicitado protección al gobierno en 1962 y que había sido encarcelado en aquel momento por asesinato en segundo grado, para declarar. El Fiscal General reveló que el sindicato del crimen, conocido por sus miembros como la Cosa Nostra, era dirigida por un gabinete de entre 9 y 12 miembros cuyos nombres le eran conocidos, y por los cuales varios representantes de varias ciudades eran responsables. El 19 de octubre de 1963, declaró al New York Times que estos negocios sucios solo eran capaces de funcionar comprando la protección de aquellos que contaban con la confianza depositada por las comunidades. Denunció la contratación de asesinos y de la pared de silencio que los rodeaba.

Joseph Valachi fue el primer miembro de la Cosa Nostra en revelar las actividades de esta organización "cruel y calculadora". Desde 1960, hubo 37 asesinatos entre mafiosos solo en la ciudad de Chicago, y 70 bombas detonadas en la región de Youngstown, Ohio. Kennedy nombró a los principales cabecillas de la organización y declaró que estaba decidido a dejarlos fuera de acción o en prisión. Felicitó a los departamentos de policía de Los Ángeles y de Nueva York por su cooperación, pero también citó el ejemplo de Newport, Kentucky, el tipo de comunidad Americana en la que el crimen y la corrupción prevalecía con el consentimiento del alcalde, varios miembros del consejo de la ciudad y la fuerza policial. (10) Agregó que había varios Newports a lo largo del país, que el crimen organizado se había vuelto particularmente sutil, que poseía lo mejor de las técnicas de comunicación, y que contaban con tremendos recursos a su disposición para evitar a la ley. Utilizaba la extorsión no solo como fuente de ingresos, sino también para tomar control de los negocios. Había infiltrado la industria textil, pistas de bolos, y licorerías, compañías de rockolas, máquinas expendedoras y el negocio de la construcción. Estos negocios turbios eran usualmente manejados por teléfono, y desde fuera del estado.

El Fiscal General declaró que pediría al Congreso que vote nuevas leyes autorizando el uso de dispositivos de escucha y garantizando la inmunidad de los testigos. "Combatir el crimen organizado es como armar un rompecabezas", dijo. Enfatizó que el crimen organizado afectaba a toda la comunidad, que era la preocupación de todo ciudadano. "Ese es un viejo dicho", concluyó, "que toda sociedad obtiene el tipo de criminal que se merece. Es igualmente verdadero que cada comunidad obtiene la clase de ley aplicada sobre la que insiste".

El Comité McClellan decidió que el término "Confederación Americana" representaba la mejor definición de la Cosa Nostra, que podía considerarse como una especie de gobierno privado, y no solo como un cártel económico. La Confederación del Crimen tiene su propio Código Ético. Se espera que cada miembro:
- Sea leal a los miembros de la organización.
- Sea racional. Que sea un miembro del equipo.
- Sea un hombre de honor. Que respete a las mujeres y a los ancianos.
- Sea una persona dispuesta. Que mantenga sus ojos y oídos y boca cerrada.
- Que tenga clase. Que sea independiente. Que conozca su lugar en el mundo.
La Confederación está fundada sobre los siguientes principios:
1) El crimen organizado es un negocio que busca toda oportunidad de corromper o de influenciar a cualquiera en el gobierno que pueda o pudiera en el futuro hacer favores para el crimen organizado.

2) El aislamiento sirve para separar a los líderes de la confederación de las actividades ilegales que dirigen.

3) Los miembros están sujetos a una disciplina de naturaleza cuasi-militar.

4) Las relaciones públicas de la organización son de gran importancia.

5) La estructura de la organización debe ser tal que no sea evidente y que pueda ser atacada como organización.

6) La especialización del trabajo es esencial. La organización cuenta entre sus miembros a corruptores, corruptos, ejecutantes, aquellos que mueven dinero, y hombres rasos, que representan en más bajo escalafón de la confederación. Los corruptores son igualmente esenciales que los negociadores lo son para un sindicato. Los que mueven el dinero tiene asistencia de otros especialistas, que invierten los fondos de la organización en empresas legales. Los hombres rasos llevan a cabo las órdenes que son pasadas de arriba hacia abajo en la jerarquía. La organización también posee sus propios "contadores", y "abogados".
El trabajo de la confederación es facilitado en gran medida por la estructura de la policía. Existen 420.000 oficiales de policía en EEUU trabajando para 40.000 estaciones, 50 de las cuales son federales, 200 adjuntas de la policía del estado, y 39.750 bajo control de la policía local.

El informe de la Fuerza de Tareas titulado "La Policía", publicado en 1967 por el Departamento de Justicia, señala que en varias ciudades de EEUU una gran proporción de oficiales de policía están involucrados en varias formas de actividades criminales o inmorales, y que unos pocos policías deshonestos pueden esparcir la corrupción en la fuerza. Ese fue el caso en Denver, donde se descubrió en 1961 que un pequeño grupo de policías habían implicado a decenas de otros oficiales en actividades criminales a lo largo de la ciudad. La mayoría de aquellos involucrados no eran, de hecho, cómplices activos, pero su deber y normas les requerían que informasen cualquier acción sospechosa, y les prohibió formar parte de toda actividad ilegal. (11) El informe señala que los jefes de policía corruptos podían generar un peligroso ejemplo a los oficiales más jóvenes. "En consecuencia la corrupción se convierte en un elemento de promoción, y la existencia de esta corrupción en el nivel más elevado de autoridad podría influenciar a todos los miembros de la policía".

En el capítulo 7, "La integridad de la policía", el informe recuerda que el Alcalde y Sheriff de Phoenix City, Alabama, fue obligado a renunciar en 1955, pero esa corrupción política aliada con el crimen organizado y el vicio continuaron expandiéndose hacia otras ciudades del estado. El Departamento de Justicia descubrió en 1961 que el líder del sindicato del juego en Syracuse, New York, había vivido en la ciudad durante 25 años y nunca había sido molestado por la policía local.

La policía estatal no es más confiable que la policía local. El gobernador Claude Kirk de Florida prefería contratar a una agencia de detectives privados para investigar el crimen y la corrupción en su estado. La policía local en ciertos estados, California por ejemplo, es en apariencia honesta, pero en otros estados, como Texas, es sistemáticamente corrupto.

Muchos departamentos de policía rechazan reconocer la existencia del crimen organizado y solo se preocupan con locales y aisladas ofensas criminales. Esta actitud posee el efecto de garantizar la inmunidad de los sindicatos criminales. Otros departamentos de policía incluso cooperan con la confederación intercambiando información con sus representantes locales.

Existen diferencias sustanciales en la calidad del personal de policía en EEUU. Un trabajador White-collar gana un promedio de $7,124 al año. El salario promedio de un policía es solo $5,321. (12) En Seattle, un policía gana $375 al mes menos que un instalador de cable. En Nashville, un electricista gana $3.22 la hora, un policía solo $2.55. La disparidad es incluso mayor en los escalafones más elevados. Los salarios ofrecidos a los graduados de la policía son raramente competitivos con aquellos ofrecidos por la industria privada. El salario de un jefe de policía municipal varía entre $7,054 y $17,600 al año (en ciudades con una población mayor a 500.000). Solo ocho de 38 ciudades con una población de entre 300.000 y un millón pagan a sus jefes de policía más de $11.000 al año. En solo nueve de estas ciudades un sargento gana más de $9.600. En otras ciudades con más de un millón de habitantes, como Dallas, los salarios de los oficiales de policía son incluso más bajos que el promedio. Tampoco hay mucho espacio para los ascensos en la jerarquía policial. El sueldo más elevado de un policía de patrulla de San Francisco es de solo $600 al año más que el mínimo que recibió cuando ingresó a la fuerza.

La excesiva descentralización de la policía, la disolución de sus responsabilidades y la diversidad de sus esfuerzos también originaron numerosos problemas respecto a los arrestos criminales. (13) Los líderes de la Confederación del Crimen están "representados, de una forma u otra, en cuerpos legislativos, judiciales y ejecutivos por todo el país". (14) El Jefe William H. Parker de la policía de Los Ángeles agregó, "A pesar del liderazgo más instruido y agresivo, el cumplimiento de la ley no puede sobrepasar el nivel establecido por el electorado".

Existen tres variedades de corrupción oficial: omisión culposa (falla al realizar sus obligaciones); mala conducta (el encargo de algún acto ilegal); y negligencia profesional (la acción inapropiada de algún acto).

¿Dónde ingresa el FBI en este paraíso del crimen? J. Edgar Hoover (15) controla la única organización policial existente a un nivel nacional. En los 38 años que ha ocupado esta posición, ha conocido a siete presidentes y a 13 Fiscales Generales. (16) Hasta el 31 de agosto de 1962, el Bureau de Investigaciones Federales (FBI) empleaba a 14.217 personas, incluyendo a más de 6.000 agentes federales. El Congreso siempre ha garantizado los pedidos de presupuestos de Hoover. J, Edgar Hoover se ha convertido en algo parecido a un monumento nacional. Nadie se atreve a contradecir del "Director", ni sospechar de él.

El FBI tiene dos funciones principales: investiga violaciones de la ley federal, y presenta sus conclusiones al Fiscal General y a los Jueces federales. Se encarga de la investigación, no de aplicación de la ley. Todos los denominados crímenes "federales" caen dentro de su jurisdicción, pero la lista de ellos, aunque cubre unas 165 asignaturas, es limitada. El FBI no tiene jurisdicción sobre las violaciones de impuestos, narcóticos, aduana, correos, o la protección del presidente. Por otra parte, toma partido en secuestros, robos bancarios, autos robados que han atravesado fronteras estatales, y otras infracciones interestatales de la ley. Teóricamente, el crimen organizado no entra en su jurisdicción, ya que se trata de apuestas, fraudes, negocios sucios, y otros crímenes que constituyen violaciones de estado más que de la ley federal, pero la altamente desarrollada inteligencia de las fuentes del FBI se mantiene informada sobre la Confederación del Crimen y sus actividades. (17)

El Fiscal General Robert Kennedy ordenó al FBI que investigara las actividades interestatales de la confederación, pero esta asignación irritó al Sr. Hoover, quien, sin embargo, fue instruido por el presidente Kennedy para diferir con los deseos del Fiscal General y que informe directamente a él. (18) Cuando, en 1962, Robert Kennedy ordenó al FBI que investigara a las empresas del acero, Hoover aceptó con reticencia, y existe cierta indicación de que la orden fue llevada a cabo con "negligencia profesional". (19)

Al Fiscal General le hubiese gustado crear una Comisión Nacional del Crimen para reunir y coordinar toda la información disponible sobre la confederación, sus actividades, y los movimientos de sus miembros, pero J. Edgar Hoover no quería competencia, y él tenía sus propias ideas acerca de cómo una ley federal - agencia legal debería funcionar.

El FBI posee 55 oficinas principales y 500 oficinas de diversas ramas a lo largo del país, pero prefiere no trabajar con el estado y la policía local a menos que sean consideradas "honorables" (lo cual limita las posibilidades de cooperación). Además, "honorable" en este caso tiene un significado muy especial.

El Sr. Hoover, un presbiteriano puritano y un soltero activo en el movimiento Boy Scout (es miembro honorario de su Consejo Nacional) ha declarado en repetidas ocasiones, "me opongo a una fuerza policial nacional. Tengo un respeto total por la soberanía de los estados y de las autoridades locales, a quienes entregamos una considerable cantidad de información que los ayuda a resolver crímenes locales". Hoover cree que el FBI debería dedicarse, primero y principal, a su función original, la de proteger a la nación contra la subversión y la traición, tanto desde el interior como desde el exterior.

En 1937, Franklin D. Roosevelt cargo al FBI con la vigilancia de los agentes y simpatizantes Nazis en EEUU. Cuando la guerra estalló en 1941, coordinó las medidas de seguridad interior contra espías y saboteadores y encontró su verdadera vocación. Cuando la segunda guerra mundial abrió paso a la guerra fría, el FBI volvió su atención hacia los comunistas. Hoover fue asignado con la tarea de "desenmascarar y desmantelar las actividades de espionaje soviéticas".

El 19 de octubre de 1960, Hoover declaró, "Estamos en guerra con los comunistas". (20) Ciertos generales habían sido obligados a renunciar por similares declaraciones, pero incluso Kennedy dudó en reemplazar "al Director". Once días después del asesinato de Kennedy, el 3 de diciembre de 1963, Hoover reafirmó su credo. Un mes antes había declarado, "los asesores más cercanos del presidente Kennedy son comunistas o simpatizantes del comunismo". Repetidamente Hoover enfatizó el rol esencial del FBI en la lucha contra el comunismo y en la protección del "estilo de vida americano". Desde el surgimiento de Castro, el área del Caribe había cobrado una importancia especial para el FBI, que demostraba un repentino interés en los grupos de exiliados cubanos. Hoover consideraba que "es más importante prevenir o evitar el espionaje, el sabotaje, y otras actividades subversivas que perseguir a los individuos que se involucran en este tipo de actividad...". Semejante razonamiento puede producir consecuencias de gran alcance.

Como autoproclamado juez de lo que era correcto para los EEUU, Hoover rechazó enviar agentes del FBI a Little Rock en 1957. A pesar de los requerimientos judiciales de Robert Kennedy, rechazó involucrar a sus agentes en hacer cumplir las leyes de derechos civiles. Era bien sabido que los agentes locales del FBI en varios estados sureños cooperaban con la fuerza de policía local discriminatoria. Cuando, el 15 de septiembre de 1963, una bomba explotó en una iglesia Bautista para negros en Birmingham, Alabama, matando a cuatro niños negros, el FBI supo quien era el culpable, pero falló en pasar la información oficialmente, y por lo tanto actuó como cómplice pasivo de la policía local.

Robert Kennedy estaba al tanto del poder de Hoover desde que ingresó al Departamento de Justicia en 1953, pero lo necesitaba, y estaba obligado a posponer su retiro, aunque Hoover tenía 65 años. En agosto de 1962, incluso defendió al jefe del FBI contra los ataques de Wilbur H. Ferry, vicepresidente del Fondo para la República, declarando, "Dejemos eso a los expertos. El Sr. Hoover es mi experto". (21)

Se ha escrito que Bob Kennedy era "demasiado sofisticado políticamente como para chocar abiertamente con el Director del FBI". El criticismo a Hoover o al FBI todavía es recordado por EEUU como algo cercano a la traición, y equivale a un suicidio político. Las fuentes de información de Hoover, y los archivos a su disposición, son de hecho más importantes que aquellos disponibles a organismos comparables de estados totalitarios, donde los líderes de los servicios de inteligencia tienen el poder de despedir al Jefe de Policía. (22) El FBI posee archivos de 200 millones de personas, solo 20% de las cuales nunca han sido arrestadas. Mantiene informes actualizados de todas las figuras políticas y de los negocios. Gran parte de los americanos tiene razones para temer al FBI, que posee información confidencial de las vidas y actividades de los más diversos y más insignificantes ciudadanos.

Ante la fría cortesía del Fiscal General, el Sr. Hoover contestó en octubre de 1962, frente a su audiencia favorita, la Legión Americana, que "los comunistas han infiltrado cada sector de nuestra sociedad". (23) ¿Por qué esta obsesión con el comunismo? Incluso desde su creación por parte de Theodore Roosevelt, el FBI ha estado en guerra con lo que llama "las fuerzas del mal". Con esto no se refieren tanto a la categoría de personas emprendedoras del mal, ni a ninguna clase particular de criminales de clase, sino a los liberales. Hoover mismo dijo, "el término liberalismo no debería tomarse a la ligera...". La obsesión con el comunismo produce el efecto de mantener al pueblo americano en estado de tensión. El FBI sabe perfectamente bien que tiene poco que temer de un partido comunista de solo 10.000 miembros, todos ellos bajo constante vigilancia del FBI, y que ha sido infiltrado por más de 1.000 informantes del FBI. El FBI está representado en el Comité Central del Partido Comunista Americano, y en cierto momento hasta designó a su jefe de seguridad. Se ha estimado que el FBI, a través de cuotas pagadas por sus agentes, es el más grande contribuyente al Partido Comunista en EEUU.

La actitud de Hoover está basada más en moralidad que en política. Cuando US News y World Report le preguntaron, "Algunas personas dicen que el partido comunista no tiene posibilidad de representar un peligro para EEUU", él respondió, "enfáticamente, 'no'. Los miembros del partido comunista de EEUU son participantes activos de la criminal e internacional conspiración que es totalmente externa a nuestra forma de vida y completamente dedicada a esclavizar al mundo". Él estaba expresando el punto de vista, no del gobierno que supuestamente debía representar, sino de la facción anti-Kennedy. El extremismo de Hoover, su puritanismo y su competencia técnica tenía el objetivo de establecer, de una forma pasiva al menos, la eficiente maquinaria del FBI a su disposición.

Con respecto a la calidad y eficiencia de sus empleados Hoover es perfeccionista. El FBI recluta hombres y mujeres altamente calificados cuya integridad es intachable. Cuidadosamente investigados antes de ser contratados, todos son bien pagados (24) y rigurosamente entrenados. Cada uno es especialista, y sus responsabilidades son estrechamente definidas y rigurosamente supervisadas. La autonomía de un hombre del FBI está estrictamente limitada, incluso en áreas técnicas. Cuando el principal objetivo es la seguridad o el secretismo, cada subordinado debe controlar todos los detalles de su área o actividad, y cada supervisor debe controlar a todos sus subordinados. El FBI fomenta que sus empleados se informen unos a otros no solo acerca de malas conductas profesionales, sino también por desviaciones de los estándares morales ejemplares a los cuales todo miembro debe adherir. (25) Los empleados del FBI están comprometidos por una multitud de reglas y regulaciones, algunas de las cuales tienen que ver con su forma de vestir. Si quieres quedarte del lado bueno del Director, aquel bien vestido debe ponerse un traje oscuro, camisa con gemelos franceses, y pañuelo en el bolsillo. (26)

La jerarquía del FBI es observada cautelosamente. Los agentes del FBI están totalmente subordinados a sus superiores, y a través de ellos a su Director. Carlos Marcello, uno de los líderes de la Confederación del Crimen, fue arrestado en Nueva Orleans el 22 de septiembre de 1966 y acusado de golpear a un agente federal, Patrick J. Collins, Jr. Marcello, declaró que apenas podía reconocer que Collins fuera un agente del FBI, ya que estaba en camisa de mangas. (27) Semejante violación de las regulaciones del Bureau solo podía haber sido cometida con el conocimiento de la jerarquía. Incluso J. Edgar Hoover es capaz de hacer una excepción a las reglas si existe suficiente justificativo. Ha habido otros errores. Un crimen es una ofensa federal para el FBI solo cuando el Director lo considera. El FBI solo interviene en asuntos de policía local cuando no comparten los puntos de vista del Director con respecto a los "Comunistas" y "degenerados".

Nos preguntamos si el honorable Sr. Hoover alguna vez usó los gemelos franceses que el Fiscal General en tiempos de Kennedy (otro hombre con ojo para los detalles) le regaló para Navidad; unos simples gemelos de oro con el Sello de la Justicia grabado.


Notas

1. 18 de noviembre, 1967.

2. Solo el negocio de las apuestas genera $20 billones.

3. Informe de la Comisión de Investigación de Massachusetts, 1957.

4. Demócrata de Arkansas.

5. George Fitzgerald representaba a James Hoffa. Eddie Cheyfitz era el abogado de Dave Beck. Numerosas empresas de consultoría de negocios suministran información no solo en cuestiones legales, sino también sobre problemas laborales, e incluso puede proveer a informantes si surge la necesidad. Compañías reconocidas a nivel nacional tales como Macy's, General Electric, y Republic Aircraft utilizan esas técnicas.

6. Se ha estimado que 800,000 americanos han sido asesinados desde el cambio de siglo. Dos millones de armas de fuego fueron vendidas a ciudadanos privados de EEUU por año.

7. El jefe de la sección de Criminología de la Asociación Sociológica Americana - Fuerza Especial de Crímenes - Administración de Justicia (Washington, 1967).

8. Entre los participantes de esta conferencia, llevada a cabo en la casa de Joseph Bárbara, 19 estaban en el negocio textil, 7 tenían empresas de transporte, 9 de máquinas tragamonedas, y 17 de restaurantes. Once eran importadores de aceite de oliva y queso, 4 eran directores funerarios, y los otros estaban involucrados en venta de autos, empresas de carbón, y espectáculos. Uno era director de orquesta.

En 1967 este consejo de Directores del crimen organizado (fundado en 1931 por Al Capone y Lucky Luciano) incluía a 4 oriundos de Nueva York, Vito Genevose, Carlo Gambino, Joe Colombo, y Joe Bonnano; Sam Giancana de Chicago; Joe Zerilli de Detroit; Steve Maggadino de Buffalo; y Angelo Bruno de Philadelphia.

9. Kennedy declaró en enero de 1963, que tenía evidencia contra: Mickey Cohen en la Costa Oeste, Frankie Carbo de New York, Alfred Sica de Los Angeles, Buster Wortman de St. Louis, Kid Cann, que controló Minneapolis durante 30 años, y Trigger Mike Coppola de Miami.

Mickey Cohen, típico de esta clase de mafioso, había declarado ingresos por $1,200 en 1956 y $1,500 en 1957, ¡pero tenía un auto blindado de $25,000, pijamas de seda de $275,300, y 1,500 pares de medias!

10. Como resultado de estas revelaciones, los votantes expulsaron al Sheriff del Condado, y el jefe de detectives de la policía local fue despedido.

11. La sección 310.71 de las regulaciones policiales señala:

"Miembros y empleados no deberán aceptar ningún regalo sea de forma directa o indirecta, gratuidad, préstamo, honorarios, u otro valor por cualquier tipo de actividad relacionada con la policía. Miembros y empleados no deberán aceptar ningún regalo, gratuidad, préstamo, honorarios, con la intención de influenciar directamente o indirectamente las acciones de dicho miembro o empleado o cualquier otro miembro o empleado de cualquier tipo de actividad policial. Ningún miembro o empleado del departamento recibirá regalos o gratuidad de otros miembros o empleados jerárquicamente inferiores sin el expreso permiso del Jefe de Policía".

12. A menos que se indique, todas estas estadísticas son del año 1966. En general, la situación financiera de la policía era incluso menos favorable en 1963.

13. El promedio nacional de arrestos por crímenes es del 22% para robos y 59% para asesinatos, pero estos números deberían tomarse con pinzas, y excluyen la mayoría de los crímenes imputables a la Confederación del Crimen.

14. Donald R. Cressey.

15. Director del FBI desde 1924.

16. Hoover habla de los "varios Fiscales Generales bajo los cuales trabajó".

17. En 1967 Bill Davidson escribió, "Se han infiltrado tantos agentes del FBI en la Mafia que apenas se pueden distinguir los mafiosos de los informantes.

18. Algo que probablemente no sucedía a Hoover desde 1928.

19. Se dice que ha ordenado a agentes federales a que despierte a periodistas en medio de la noche para hacerles preguntas que bien podrían haber respondido a la mañana, un procedimiento que fue severamente criticado por el público.

20. En 1968, la palabra "comunista" perdió gran parte de su impacto. El Tradicional Partido Comunista Americano se había convertido en un "burgués cliché revisionista", y los auténticos Marxistas habían cambiado su lealtad hacia el Partido Americano Comunista (Marxista-Leninista), un grupo separado de Stalinistas-Maoistas que dividían sus energías entre Watts y Harlem.

21. Previamente había declarado que la asistencia de Hoover era "sin comparación."

22. En la Unión Soviética, Beria fue eliminada de esta forma. En Francia, Roger Wybot, el director de la Oficina de Seguridad Territorial, que había mantenido su trabajo a través de 12 gobiernos sucesivos en la Cuarta República porque poseía archivos de numerosas figuras políticas, fue despedido cuando el General de Gaulle llegó al poder. El Sr. Wybot no tenía archivos del General.

23. James Meredith, el "comunista negro" (como lo denominaba el FBI) había sido admitido en la Universidad de Missisipi en septiembre de1962, y la administración de Kennedy parecía no tener apuros para responder a la "amenaza cubana".

24. Los agentes del FBI ganan desde $8,421 a $16,905 por año, sin incluir horas extras y bonificación. El sueldo del Director es de $30,000 al año.

25. Thomas Henry Carter, oficinista y soltero del FBI, fue despedido en agosto de 1965 luego de haber sido denunciado por sus colegas del FBI por haber pasado una noche con una mujer.

26. Los principios morales de Hoover son ley en el FBI.

Un agente del FBI no sale de noche sin su mujer. No lee Playboy. No tiene granos. No bebe. No usa su cabello demasiado corto (se considera señal de inmadurez). Se lava las manos antes de ingresar en la oficina del Director (al Director no le gustan las manos sudorosas). No fuma frente al Director (al Director no le gusta el olor a tabaco). Se espera que lea el libro del Director, Maestros del Engaño, y el libro de Don Whitehead La Historia del FBI, y pasarlo a sus amigos.

27. Marcello es uno de los hombres más ricos de Louisiana. Su fortuna ha sido calculada en $40 millones, y se los debe al manejo político y a la corrupción. Controla casinos en Jennings, Lafayette, Bossier City, West Baton Rouge, y Morgan City, Louisiana, el gobierno de Jefferson Parish (condado), donde ha ubicado su base de operaciones, la compañía discográfica Jefferson Music, que opera máquinas musicales y máquinas de monedas, y un sistema de apuestas. Es dueño de lugares de apuestas y casas de prostitución en Bossier City, en Shreveport, una compañía llamada Sightseeing Tours en Nueva Orleans, un club nocturno en Dallas, y otras. En 1963 estaba en contacto con ciertos políticos y petroleros en Texas y Louisiana.