tumba Sveshtari
© BGNES
Solo una parte del gran tesoro descubierto en Bulgaria.
Científicos búlgaros descubrieron un tesoro de joyas de oro de la cultura Tracia, correspondiente al sureste de los Balcanes, en el proyecto arqueológico Sboryanovo, cerca de la famosa tumba Sveshtari, considerada por sus características únicas, como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El equipo liderado por la profesora Diana Gergova del Instituto Nacional de Arqueología y de la Academia Búlgara de Ciencias encontró los objetos mientras excavaban en la montaña Omurtag, informó la Agencia Sofía.

En el lugar se descubrieron los restos de una casa de madera con huesos carbonizados y cenizas. Junto a ellos estaban una serie de objetos de oro muy bien conservados fechados entre el siglo IV y III a.C.

Entre los objetos se encontraron cuatro espirales de oro y un brazalete con complejos adornos que incluyen una divinidad femenina adornada con cuatro perlas, y diseños de una cabeza de caballo con base de forma de león; además de botones, perlas y un anillo, informa la Afencia Sofía.

El tesoro suma un total de 1,5 kilogramos de oro, pero los descubridores advierten que las excavaciones solo están en su inicio.

Por las trazas de oro vecinas se cree que el tesoro estaba envuelto en un tejido de Oro. La Dra. Gergoba declaró que seguramente los objetos encontrados corresponden a un ritual.

Para los arqueólogos esto podría significar la presencia de una gran sepultura relacionada al gran monarca de Kotel, considerado uno de los antecesores de Filipo II de Macedonia.

En el lugar evolucionó una de las tribus o también llamadas comunidades Gat, que se cree luego influenciaron a los celtas en la parte más occidental, informa la profesora Gerdova.

La cultura Tracia se desarrolló en una región del sureste de Europa, en la Península de Los Balcanes, al norte del mar Egeo, en lo que ahora es Bulgaria, Grecia y Turquía europea. Se extendió desde la Macedonia hasta el mar Negro y desde el mar Egeo hasta el Danubio.

Los tracios fueron sometidos por los griegos en los 600 a.C para la explotación de minas de oro y plata, y usados como mercenarios. Uno de sus personajes famosos fue Espartaco. En los años 40 de esta era se incormporaron al Imperio Romano.