Gebelein1
© Museo Británico
Hombre Gebelein, período Predinástico alrededor del 3500 a. C.
El museo británico realizó un nuevo estudio de la momia egipcia de cabellos rojos de 5.500 años, conocida como Ginger, también llamada el hombre de Gebelein, y sorprendió al público con un excepcional escaneo e imágenes en tres dimensiones. Estas revelan que la víctima fue apuñalada por la espalda.

El hombre de Gebelein, fue fatalmente asesinado, según un agujero encontrado bajo la escápula izquierda y descubierto por científicos y médicos especializados durante una "autopsia virtual", que ahora es expuesta hasta el 16 de diciembre en el museo.

Con un TAC escanearon a la víctima y las imágenes de alta resolución revelaron datos excepcionales de cómo era su cuerpo (Video).

"No solo fuimos en grado de descubrir que el hombre de Gebelein era un joven de unos 18 a 21 años cuando murió sino que inesperadamente descubrimos que murió porque fue apuñalado en la espalda", destacó el especialista del museo, el antropólogo físico Daniel Antoine, explicando que se observó daño en la escápula, así como de los nervios que se encuentran debajo, característico de una herida penetrante y fatal.
El hombre de Gebelein, fue fatalmente asesinado, según un agujero encontrado bajo la escápula izquierda y descubierto por científicos.
Gebelein2
© Museo Británico
Explorando al hombre Gebelein, en la pantalla virtual.
Conocido como Ginger, por sus cabellos rojizos, el hombre de Gebelein es una momia natural que llevaba unos 100 años de muestra en el Museo británico. Corresponde al cuerpo de un joven que fue descubierto envuelto en un lino y en posición arrodillada, en una fosa poco profunda en la región de Gebelein, en el alto Egipto".

Es uno de los individuos mejor conservados que tenemos del antiguo Egipto", destaca el portavoz del Museo, y según los expertos el contacto directo con la arena y el calor, momificaron de esta manera excepcional su cuerpo.

Daniel Antoine, señaló que la momia quizás fue sepultada incluso antes de los 3.500 años a.C.

El antropólogo relató que en septiembre el cuerpo fue llevado al Hospital Bupa Cronwell de Londres donde se desarrollaron imágenes en tres dimensiones creadas por rayos X de alta resolución.

"Esto nos permitió mirar su cuerpo por dentro y saber más de su vida y de su muerte en un modo nunca antes visto. En cuanto a mi conocimiento esta es la primera momia bien conservada de la Predinastía (egipcia), que fue escaneada", declaró Antoine en un informe del museo.