En 1971 el presidente Nixon y el Congreso declararon la guerra contra el cáncer. Entonces, ¿qué ha sucedido en esos 40 años que han transcurrido? Después de eliminar la publicidad y le relleno de las estadísticas reales, resulta que no mucho es lo que ha sucedido.
© iStockphoto / Thinkstock
"Este resumen de estadísticas muestra que la guerra contra el cáncer no ha funcionado muy bien", dice el autor del artículo, Reynold Spector. "Esto está marcado contraste con las tasas de mortalidad por derrames cerebrales y enfermedades cardiovascular (ajustado con la edad y el tamaño de la población), que han caído en un 74 por ciento y 64 por ciento, respectivamente, desde 1950 hasta el 2006,y en un 60 por ciento y 52 por ciento, respectivamente, desde 1975 hasta el 2006 (Kolata 2009a).

La terapia del cáncer está claramente muy retrasada".
Comentarios del Dr. Mercola:

Uno podría pensar que la aplicación de todo lo que la ciencia moderna tiene que ofrecer en los últimos 40 años, nos hubiese conducido por un camino más cercano para erradicar el cáncer. Sólo compárelo con otras áreas tecnológicas. Nuestros teléfonos celulares ahora son computadoras más potentes que las supercomputadoras más grandes de la época.

Pero en cambio, las tasas de cáncer han aumentado durante ese periodo de tiempo, y ahora superan a la enfermedad cardiaca como la principal causa de muerte de los estadounidenses entre las edades de 45 a 74 años. Las probabilidades de que usted o alguien que conoce tenga cáncer, se esté muriendo o haya muerto son ahora muy altas.
¿Por qué "la guerra contra el cáncer" ha fallado tan miserablemente?

En el Skeptical Inquirer, Reynold Spector enumera las siguientes seis razones del fracaso:
Sin embargo, aunque estos puedan ser unos factores en la ecuación del fracaso, creo que esta lista es otro ejemplo de lo que le sucede actualmente a todo el sistema, que esta: ignorando el hecho de que el cáncer es probablemente una enfermedad creada por el hombre causado principalmente por la sobrecarga tóxica.

Hace apenas unos meses, escribí sobre un estudio fascinante de momias antiguas que determinaba que el cáncer no era una enfermedad "natural" en lo absoluto, y la genética no es un factor primordial. Los tumores eran muy raros hasta tiempos recientes, cuando la contaminación y la mala alimentación se convirtieron en el problema. ¿Por qué las comunidades médicas y la ciencia, en general, no ponen atención a esta información básica?

Llegando a la raíz del problema

Creo firmemente que las tasas de cáncer están aumentando debido a que no están en la forma o figura para abordar las causas subyacentes de la mayoría de los cánceres. En cambio, la mayor parte de la investigación está enfocada en medicamentos de alto costo dirigidos a las etapas tardías de la enfermedad y que enriquecen enormemente a las compañías farmacéuticas, pero simplemente no previenen el cáncer.

Si alguna vez hubo un área en la que una onza de prevención valiera una libra de cura para el cáncer... Creo firmemente que si usted es capaz de llegar hasta el plan de nutrición avanzado, podrá eliminar virtualmente el riesgo de la mayoría de los cánceres.

Los factores ambientales y estilo de vida son cada vez más señalados como los principales culpables, debido a que abastecen nuestra epidemia de cáncer. Esto incluye:
Esto claramente no es una lista exhaustiva, ya que sería muy larga. Para información más específica sobre los productos de consumo que contribuyen al cáncer, por favor revise la Coalición para la Prevención del Cáncer de la lista "Dirty Dozen".

Los investigadores farmacéuticos quieren hacerle creer que están haciendo todo lo posible para llegar a una solución. Sin embargo, todo lo que vemos es la investigación de nuevas terapias con medicamentos. Es evidente que no están cavando lo suficientemente cerca de la raíz del problema, ya que si lo hicieran, mencionarían algunas de estas cuestiones de estilo de vida que acabo de mencionar.

Desde mi perspectiva, usted no toma en cuenta factores de estilo de vida a su propio riesgo cuando se trata de cáncer... esto claramente se debe a que los avances basados en los medicamentos no están afectando esta enfermedad progresivamente prevalente.

Por el contrario, los medicamentos para el cáncer son notoriamente tóxicos y tienen efectos secundarios devastadores y letales. La medicina convencional está tan desesperada por dar la ilusión de pelear una gran batalla, que muchos de estos medicamentos están siendo utilizados a pesar de que en realidad no hacen efecto para prolongar o mejorar la calidad de vida de las personas diagnosticadas con cáncer.

El medicamento mejor vendido contra el cáncer Avastin, (y extremadamente caro), por ejemplo, recientemente fue eliminado como un tratamiento para el cáncer de mama metastásico, tras los estudios que concluyeron que sus beneficios fueron superados ​​por los peligrosos efectos secundarios. Tratar una enfermedad en gran parte causada por toxinas con toxinas parece ignorante en el mejor de los casos.

Avances REALES contra el cáncer que necesitan ser conocidos por todos

En los últimos 30 años la carga mundial del cáncer se ha duplicado, y probablemente se duplicará nuevamente entre el 2000 y el 2020, y casi se triplicara para el 2030, a menos que la gente empiece a tomar en serio la prevención contra el cáncer. PODEMOS cambiar esta tendencia, pero a comunidad médica debe de tomar en serio los métodos que en realidad pueden tener un impacto significativo.

Tres avances de cáncer en particular, merecen una mención especial. Estos avances no han sido aceptados por la medicina convencional, y deberían ser aceptados.
Número 1: Vitamina D - Hay pruebas abrumadoras apuntando al hecho de que la deficiencia de vitamina D desempeña un papel crucial en el desarrollo del cáncer. Los investigadores en este campo han estimado que alrededor del 30 por ciento de las muertes por cáncer - lo que equivale a 2 millones en todo el mundo y 200,000 en los Estados Unidos - podrían evitarse cada año simplemente mediante la optimización de los niveles de vitamina D en la población general.

A nivel personal, usted puede disminuir su riesgo de cáncer a MÁS DE LA MITAD, simplemente mediante la optimización de sus niveles de vitamina D a través de la exposición al sol. Y si usted está recibiendo tratamiento para el cáncer, es probable que niveles más altos de sangre -probablemente entre los 80-90 ng/ml - sea beneficioso.

Si la idea de que la exposición al sol previene realmente el cáncer sigue siendo algo nuevo para usted, le recomiendo que vea mi video de una hora sobre la vitamina D para aclarar cualquier confusión. Es importante entender que el riesgo de cáncer de piel por el sol se debe a una exposición excesiva.

Mientras tanto, un sinnúmero de personas en todo el mundo tienen un mayor riesgo de cáncer debido a que sus niveles de vitamina D son muy bajos por una falta total a la exposición solar.

Los beneficios para la salud de la optimización de sus niveles, ya sea por la exposición solar segura, una cama de bronceado segura, o la suplementación oral, como último recurso, simplemente no pueden exagerarse. En términos de protección contra el cáncer, se ha descubierto que la vitamina D ofrece protección en un gran número de maneras, incluyendo:
- Regulación de la expresión genética
- Aumento de la auto-destrucción de las células mutadas (las cuales, si se le permite reproducirse, podrían causar cáncer)
- Reducción de la propagación y la reproducción de las células cancerosas
- Causar que las células se diferencien (las células cancerosas a menudo carecen de diferenciación)
- Reducción del crecimiento de nuevos vasos sanguíneos de los ya existentes, lo cual es un paso en la transición para que los tumores latentes no se conviertan en cáncer
Número 2: Optimización de sus Niveles de Insulina - La normalización de los niveles de insulina es una de las acciones físicas más poderosas que usted puede tomar para reducir su riesgo de cáncer. Otto Warburg de hecho recibió el Premio Nobel por sus investigaciones sobre la fisiología de las células cancerosas en el año 1934, lo que demuestra claramente que las células cancerosas necesitan más azúcar para propagarse. Desafortunadamente, muy pocos oncólogos en la actualidad aprecian o aplican este conocimiento.

Los Centros de Cáncer de Estados Unidos son una de las pocas excepciones, ya que incluyen estrictas medidas alimenticias en el programa de tratamiento contra el cáncer.

Los altos niveles de insulina pueden causar grandes daños a su cuerpo. El más conocido de ellos es la diabetes, pero está lejos de ser el único. Así como Ron Rosedale, MD, dijo en uno de mis artículos más populares, La insulina y sus efectos metabólicos:
"No importa de qué enfermedad hablemos, sea que hablemos de un resfriado común o enfermedades cardiovasculares, osteoporosis o cáncer, la raíz siempre será el nivel molecular y celular, y le garantizo que la insulina siempre será parte o todo el problema en general. "
La buena noticia es que el control de los niveles de insulina es relativamente sencillo. En primer lugar, limite la ingesta de alimentos procesados, granos y azúcares o fructosa tanto como sea posible para prevenir que sus niveles de insulina se eleven.

Número 3: Ejercicio - Si usted es como la mayoría de las personas, ni siquiera le pasa por la mente pensar que el ejercicio puede ayudarle a reducir el cáncer. Sin embargo, hay algunas pruebas bastante convincentes de que el ejercicio puede reducir el riesgo de cáncer.

Una de las principales formas en que el ejercicio reduce el riesgo de cáncer es mediante la disminución de los niveles elevados de insulina, lo cual crea un ambiente de bajo contenido de azúcar que desalienta el crecimiento y propagación de células cancerosas.

El control de los niveles de insulina y la optimización de su nivel de vitamina D son dos de los pasos más poderosos que puede tomar para reducir su riesgo de cáncer. Por ejemplo, los adultos físicamente activos experimentan alrededor de la mitad la incidencia de cáncer de colon que sus homólogos sedentarios, y las mujeres que hacen ejercicio regularmente pueden reducir su riesgo de cáncer de mama a un 20 o 30 por ciento en comparación con aquellas personas inactivas.

Además, el ejercicio mejora la circulación de las células inmunes en la sangre. Su sistema inmune es la primera línea de defensa contra todo, desde enfermedades leves, como un resfriado hasta enfermedades devastadoras y mortales como el cáncer.

El truco del ejercicio, es conocer la manera de utilizarlo como una herramienta precisa. Esto es una manera segura de recibir los beneficios suficientes, no tanto como para provocar daños, y la variedad adecuada para equilibrar su estructura física y mantener la fuerza, ​​flexibilidad y niveles de aptitud aeróbicos y anaeróbicos. Por esta razón es que es útil ver el ejercicio de la misma manera que los medicamentos ya que ambos necesitan ser recetados cuidadosamente para poder lograr el máximo beneficio.

Es importante incluir una gran variedad de técnicas en su rutina de ejercicios, tales como el entrenamiento de fortaleza, ejercicios aeróbicos, actividades para aumentar los músculos del pecho, y estiramiento. Lo más importante de todo, sin embargo, es asegurarse de incluir ejercicios de alta intensidad, como ejercicio burst-type como el Sprint 8. Los ejercicios de Sprint 8 son hechos una o dos veces por semana, en el cual aumenta su ritmo cardíaco hasta su umbral anaeróbico durante 20 a 30 segundos, y luego se recupera durante 90 segundos.

Estos ejercicios activan las super-rapidas fibras musculares de contracción, la cuales pueden aumentan la producción natural de la hormona del crecimiento humano. Para obtener instrucciones detalladas, por favor consulte este artículo anterior.
Ganar la guerra contra el cáncer comienza con sus opciones personales

Ahora mismo, usted puede hacer mucho para disminuir significativamente su riesgo de cáncer. Incluso la conservadora Sociedad Americana del Cáncer dice que un tercio de las muertes por cáncer están vinculadas con la mala alimentación, inactividad física y el exceso de peso. Así que hacer los siguientes cambios en estilos de vida saludables pueden ser un gran factor para ponerle fin a la racha de fracaso, y reducir la estadística de esta guerra contra el cáncer:
1. Normalice sus niveles de vitamina D con cantidades seguras de exposición solar. Esto funciona sobre todo con la optimización de su nivel de vitamina D. Lo ideal es controlar sus niveles de vitamina D durante todo el año.

2. Controle sus niveles de insulina al limitar su consumo de alimentos procesados ​​y azúcares/fructosa tanto como sea posible.

3. Obtenga cantidades adecuadas de grasas de omega-3 de fuentes animales.

4. Haga ejercicio adecuadamente. Una de las principales razones por la cual el ejercicio funciona bien es porque el ejercicio disminuye los niveles de insulina. El control de los niveles de insulina es una de las formas más poderosas que ayudan a reducir el riesgo de cáncer.

5. Coma de acuerdo a su tipo nutricional. Los potentes efectos anti cancerígenos de este principio son muy apreciados. Esta es una de las estrategias más poderosas contra el cáncer que utilizamos para curar a nuestros pacientes.

6. Utilice una herramienta que borre permanentemente los cortos circuitos neurológicos que pueden activar las células cancerígenas. Incluso la CDC indica que el 85 por ciento de las enfermedades son causada por la emociones. Es muy probable que este factor sea más importante que todas las demás condiciones físicas mencionadas aquí, así que asegúrese de contar con esta herramienta. Mi herramienta favorita para este fin como puede saberlo es la Técnica de Libertad Emocional.

7. Sólo el 25 por ciento de las personas comen suficientes vegetales, así que, por lo que más quiera, coma la mayor cantidad de vegetales posible. Lo ideal, es que sean frescos y orgánicos. Los vegetales crucíferos, en particular, han sido identificados por tener potentes propiedades anti-cancerígenas. Recuerde que las personas tipo carbohidratos pueden necesitar hasta 300 por ciento más de vegetales que las personas tipo proteína.

8. Mantenga un peso corporal ideal.

9. Duerma lo suficiente.

10. Reduzca su exposición a las toxinas ambientales, como pesticidas, productos de limpieza, ambientadores químicos sintéticos y contaminación del aire.

11. Reduzca el uso de teléfonos celulares y otras tecnologías inalámbricas, y ponga en práctica las estrategias de seguridad siempre y cuando no pueda evitar su uso.

12. Hierva, cueza a fuego lento o al vapor los alimentos, en lugar de freír o asarlos ​​al carbón.
Fuente: The Committee for Skeptical Inquiry January/February 2010
El Dr. Mercola es el fundador del sitio web de salud natural mas visitado del mundo, Mercola.com. Usted puede aprender a como lograr un bienestar optimo al obtener una copia GRATIS de su libro mas reciente Tome Control de Su Salud al ir a la Pagina de su Libro.