Dmitry Medvedev
© AFP
El primer ministro Medvedev durante la entrevista de televisión
El primer ministro de Rusia, Dmitry Medvedev bajó la guardia durante una entrevista en la televisión Rusa.

Según cuenta «The Telegraph», hasta cinco cadenas nacionales captaron los instantes en que el pupilo de Putin, creyendo que los micrófonos estaban cerrados dijo cosas tan inverosímiles como «yo creo en Papá Noel. Pero tampoco muy profundamente. En cualquier caso no soy de esas personas capaces de decirle a un crío que Papá Noel no existe», respondió.

La fastidió todavía más cuando le preguntaron sobre su mentor, Vladimir Putin, y su tendencia a llegar tarde. «Colegas, alguien como yo debe ser extremadamente puntual si otro alguien (Putin), está extralimitándose con sus horas de llegada», dijo el mismo día en que Vladimir Putin había llegado más de una hora tarde a un evento en el sud de Rusia.

La metedura de pata fue más profunda todavía cuando uno de los periodistas que le entrevistaban emitió una queja sobre la policía, Medvedev no podía estar más de acuerdo: «Son todos unos idiotas» dijo en un comentario desafortunado.

Y batió récords cuando, preguntado por los archivos secretos de extranjería, el presidente contesto que «en el interior del maletín donde se guardaban los secretos de Estado había una carpeta con información sobre los "extranjeros" que visitaron nuestro planeta», dijo dando a entender que creía en los extraterrestres.

«No voy a decir cuántos de ellos están entre nosotros, ya que puedo crear mucho pánico», añadió.

Ninguna de las cadenas de televisión que entrevistó a Medvedev emitió las observaciones «of the record» del Presidente», pero terminaron filtrándose. Las imágenes estuvieron en poco tiempo en Youtube, y la Agencia Reuters recibió una copia.

«Es triste cuando el ex presidente y actual primer ministro de tu país es una persona patética», escribían los ciudadanos rusos en Twitter.