© Desconocido
Una nueva investigación médica ha revelado que los antibióticos no son capaces de tratar la tos crónica causada por infecciones leves, publicó el martes la revista médica británica 'The Lancet'.

El estudio, que se llevó a cabo sobre una muestra de cerca de 2.000 pacientes de 12 países europeos desde el 2007 hasta el 2010, demostró que no hubo diferencias entre los síntomas de los pacientes tratados con antibióticos y los que recibieron placebos.

Además, los enfermos que consumieron antibióticos sufrieron de efectos secundarios, entre ellos nauseas, erupción y diarrea.

"Nuestros resultados muestran que las personas mejoran solas. Pero dado que un pequeño número de pacientes se beneficia con antibióticos, el desafió ahora es identificar a estos individuos", expresó Paul Little, profesor de la Universidad de Southhampton y uno de los autores del estudio.

"Algunos pacientes con infecciones leves piden una receta de antibiótico. Este estudio puede ayudar a los médicos generales a decidir que éstos (medicamentos) no son la mejor opción", afirmó por su parte, el doctor Nick Hopson, de la Fundación Británica del Pulmón, para luego agregar que "la mayoría de las infecciones leves se curan por sí mismas sin necesidad de antibióticos, debido a que son principalmente causadas por virus. Cuando un paciente tiene una infección leve siempre se le dice que regrese si los síntomas no mejoran".

Los autores del estudio advirtieron, no obstante, de que en caso de una neumonía, el paciente debe recibir antibióticos debido a la seriedad de esta infección.