profesiones psicópatas
© Lions Gate
Según las últimas investigaciones, parece que Bret Easton Ellis no estaba tan desencaminado con 'American Psycho'.
Acusar a nuestros compañeros, superiores, subordinados o clientes de psicópatas puede ser poco más que una broma despiadada en esos momentos en que ya no podemos más con el estrés laboral, pero quizá haya más razón en nuestras palabras de lo que pensamos. En el libro publicado el pasado año The Wisdom of Psychopaths: What Saints, Spies, and Serial Killers Can Teach Us About Success (Scientific American), del profesor y psicólogo Kevin Dutton, se mantiene que existen unas profesiones más proclives que otras a la aparición de psicopatías.

Una lista que casi pasó desapercibida hasta que Erick Barker la recuperase en las páginas de Business Insider y, gracias a ello, comenzase a recibir una nueva visibilidad. El autor recordaba que no debemos identificar la psicopatía con "la gente que te va a cortar por la mitad con una sierra eléctrica", tal como el cine nos ha recordado en repetidas ocasiones. Más bien, se trata de un desorden de la personalidad que se relaciona, como asegura la definición, con "unas emociones superficiales", es decir, "con un menor miedo y tolerancia al estrés, falta de empatía, insensibilidad, ausencia de culpa, egocentrismo, manipulación, irresponsabilidad, impulsividad y comportamientos antisociales como un estilo de vida parasitario y criminalidad". Solo en contados casos, tales características pueden derivar en un crimen o asesinato.

A continuación presentamos los trabajos y puestos donde, según el autor, existen más psicópatas:
1.- CEO
2.- Abogado
3.- Medios de comunicación (televisión y radio)
4.- Vendedor
5.- Cirujano
6.- Periodista
7.- Oficial de policía
8.- Clérigo
9.- Chef
10.- Sirviente
Curiosamente, un estudio realizado durante el año 2011 se relaciona de manera estrecha con la lista realizada por Dutton, ya que según señalaron los investigadores de la Universidad de St. Gallen, las características de los corredores de bolsa más exitosos eran muy semejantes a las que presentaban los psicópatas, como su capacidad de manipulación de las emociones y llevar a cabo un comportamiento más temerario sin miedo a las posibles consecuencias. Sin embargo, existen otras profesiones en las que la psicopatía apenas hace acto de presencia:
1.- Asistente médico
2.- Enfermero
3.- Terapeuta
4.- Artesano
5.- Estilista / esteticista
6.- Trabajador de caridad
7.- Profesor
8.- Artista creativo
9.- Médico
10.- Contable
Una cuestión de conexiones personales

La explicación aducida por el psicólogo es que la susodicha lista viene condicionada por el papel en el que en dichas profesiones juega el contacto con otras personas. Por lo tanto, aquellos trabajos en los que suelen predominar los psicópatas son aquellos en los que se suele actuar en solitario y en el que las emociones no son un factor decisivo. Por eso, precisamente, enfermeros y médicos de diferente tipo son los empleos en los que escasea este tipo de perfil.

Al mismo tiempo, los psicópatas son buenos en el pensamiento frío y calculador, en establecer estrategias para alcanzar unos objetivos determinados y obviar los sentimientos en este tipo de decisiones. Por eso mismo, abundan en el puesto de CEO, entre los abogados y los periodistas o en los medios de comunicación.

Cómo detectarlos

En 2011 se publicó en España ¿Es usted un psicópata? Un viaje a través de la industria de la cultura (Ediciones B) del periodista británico Jon Ronson, donde, además de ofrecer un repaso a la historia de la enfermedad a través de los siglos, delimita algunos rasgos de personalidad que suelen definir a este tipo de personas. Y que, básicamente son los mismos que se habían detectado con anterioridad, como una tendencia a la crueldad, ausencia de remordimientos y capacidad de autoengaño.

Al igual que ocurría en el caso de Dutton, Ronson no considera que la violencia sea un factor inherente al comportamiento de todos los psicópatas. Y también coincide en alguna de sus concepciones sobre las profesiones más proclives a este trastorno de la personalidad. En concreto, reconoce que aunque "cualquier jefe puede tener posibilidades de serlo", cree que "hay muchos psicópatas en el mundo del periodismo, una de las profesiones en las que no tener escrúpulos y ser despiadado se considera un factor positivo".

Además, señalaba que "la psicopatía es más frecuente en las altas esferas", ya que considera que "un montón de los psicópatas de cuello blanco no cometen crímenes, sino que llegan a ser tremendamente exitosos en sus profesiones". Según el autor, la búsqueda del éxito es un rasgo común a la psicopatía, pero este no tiene por qué traducirse necesariamente en la búsqueda de una gran fortuna, sino que puede limitarse a "tener aterrorizada a una pequeña oficina".