© Desconocido
An­te las drás­ti­cas ba­jas tem­pe­ra­tu­ras que se re­gis­tran en gran par­te del te­rri­to­rio na­cio­nal y que ya pro­vo­ca­ron la muer­te de 19 per­so­nas, la Se­cre­ta­ría de Sa­lud re­for­zó las ac­cio­nes de pre­ven­ción y vi­gi­lan­cia epi­de­mio­ló­gi­ca.

Per­so­nal de sa­lud tie­ne la ins­truc­ción de man­te­ner­se aler­ta en las re­gio­nes del país, don­de las tem­pe­ra­tu­ras am­bien­ta­les re­gis­tran los des­cen­sos más im­por­tan­tes, a fin de evi­tar el in­cre­men­to de en­fer­me­da­des y pro­ble­mas de sa­lud aso­cia­dos al frío, co­mo ma­les res­pi­ra­to­rios, in­to­xi­ca­ción e hi­po­ter­mia.

La de­pen­den­cia des­ta­có que pa­ra dis­mi­nuir los ries­gos aso­cia­dos a es­ta épo­ca del año, es im­por­tan­te te­ner cui­da­do con los sis­te­mas de ca­len­ta­mien­to pa­ra que no se res­pi­ren ga­ses que pro­vo­quen la in­to­xi­ca­ción de las per­so­nas, man­te­nien­do ven­ti­la­das las ha­bi­ta­cio­nes don­de exis­tan fuen­tes de ca­lor co­mo chi­me­neas, ca­len­ta­do­res, ana­fres u hor­ni­llos.

In­for­mó que des­de el ini­cio de la tem­po­ra­da de frío y has­ta el pa­sa­do jue­ves, se re­gis­tra­ron 19 muer­tes por cau­sas aso­cia­das a las ba­jas tem­pe­ra­tu­ras.

La de­pen­den­cia de­ta­lló que las cau­sas de los fa­lle­ci­mien­tos fue­ron por hi­po­ter­mia e in­to­xi­ca­ción por mo­nó­xi­do de car­bo­no, de las cua­les ocu­rrie­ron 11 en Chi­hua­hua (6 por hi­po­ter­mia, 3 por in­to­xi­ca­ción por CO y/u otro gas y 2 por que­ma­du­ras); 5 en So­no­ra (por in­to­xi­ca­ción por CO y/u otro gas); una en Coa­hui­la (aso­cia­da a hi­po­ter­mia); una en Du­ran­go (por hi­po­ter­mia) y una en Ta­mau­li­pas (ori­gi­na­da por in­to­xi­ca­ción por CO y/u otro gas).

An­te es­tas con­di­cio­nes am­bien­ta­les, la Se­cre­ta­ría de Sa­lud re­co­men­dó a la po­bla­ción no de­jar ve­las, ana­fres o cual­quier ti­po de sis­te­ma de com­bus­tión en­cen­di­do en la no­che cuan­do se va a dor­mir.

Ase­gu­rar­se que las es­tu­fas de car­bón, eléc­tri­cas y de gas es­tén ale­ja­das de las cor­ti­nas y man­te­ner ven­ti­la­ción en las ha­bi­ta­cio­nes.

Des­ta­có la im­por­tan­cia de aten­der las re­co­men­da­cio­nes de Pro­tec­ción Ci­vil y acu­dir a los re­fu­gios tem­po­ra­les cuan­do la Uni­dad de Pro­tec­ción Ci­vil de la lo­ca­li­dad avi­se de frío in­ten­so, o per­ma­ne­cer res­guar­da­do en el in­te­rior de su ca­sa y pro­cu­rar sa­lir so­la­men­te en ca­so ne­ce­sa­rio.

Es con­ve­nien­te usar su­fi­cien­tes co­bi­jas du­ran­te la no­che y ma­dru­ga­da que es cuan­do des­cien­de la tem­pe­ra­tu­ra.