Todos podrán solicitar su pasaporte

Cubanos pasaportes
© EFE
Un cubano muestra feliz su pasaporte al salir de la Oficina de Inmigración y Extranjería en La Habana.
Los cubanos pueden, por primera vez en 50 años, viajar al extranjero sin pedir permiso al gobierno desde este lunes, y ahora afrontan los problemas habituales de cualquier viajero o emigrante: el precio de los billetes y que los países de destino, Estados Unidos y España principalmente, les concedan una visa.

La eliminación de la necesidad de pedir un permiso al gobierno entró en vigor desde las 00:00 locales de este lunes (05:00 GMT) pero no se tradujo en una mayor afluencia a las oficinas de pasaportes o a los consulados extranjeros.

La ley establece que ahora todos los cubanos pueden viajar fuera del país si tienen pasaporte vigente, pues dejaron de ser necesarios el permiso de salida o "tarjeta blanca", y la carta de invitación de alguien en el exterior.

La ley establece que ahora todos los cubanos pueden viajar fuera del país si tienen pasaporte vigente, pues dejaron de ser necesarios el permiso de salida o "tarjeta blanca", y la carta de invitación de alguien en el exterior.

La bloguera opositora Yoani Sánchez, a quien le negaron una veintena de veces el permiso de viaje, acudió este lunes a pedir un pasaporte en la oficina de migración del barrio habanero de El Vedado y espera tenerlo en 15 días.
"Solicité mi pasaporte y me han dicho que estará en unos 15 días. Le he preguntado (a los funcionarios) si podré viajar y me han dicho que sí, pero cuando me monte en el avión lo creeré. Estoy esperanzada pero mantengo la cautela", dijo Sánchez a la AFP.
El opositor Guillermo Fariñas, premio Sajarov 2010, dijo a la AFP que dos oficiales lo visitaron este lunes en casa para informarle que, de solicitar su pasaporte, se le autorizaría a viajar.
"Estos mismos oficiales me dijeron en 2010 que sólo podía salir si era en forma definitiva". dijo. Informó que esta semana solicitará la actualización de su pasaporte, "para después esperar qué organización del exilio o solidaria me patrocina el viaje, pues yo no tengo dinero".
Cientos de cubanos hacen fila

Al consulado de Estados Unidos acudieron cientos de cubanos este lunes para ser entrevistados para obtener visas de turismo, negocios o asistir a conferencias, pero esta cantidad de usuarios -entre 300 y 350 personas- es "normal" y las citas estaban programadas desde hace meses, explicó una fuente diplomática a la AFP.

"No hemos visto hoy más gente, es lo normal, toda la gente que viene tiene que tener una cita; esto está programado hace meses y posiblemente años", dijo la fuente, que pidió no ser identificada.

Una cantidad normal de solicitantes se observó también en el aeropuerto de La Habana, en agencias de viajes y en los consulados de España, México y Canadá, hacia donde también emigran muchos cubanos. Casi todos los países exigen visa a los cubanos, salvo algunas naciones del ex bloque soviético y pequeñas islas del Caribe.

Tampoco se observó gran afluencia de público en las diferentes oficinas de migración de La Habana, donde algunos cubanos acudieron a "actualizar" su pasaporte y se enteraron que este trámite era innecesario.

"Qué eficiencia, qué eficiencia, ojalá que fuera así en todo", dijo a la AFP el compositor musical Lorenzo de Armas, de 65 años, tras enterarse en la oficina de migración de El Vedado que su pasaporte había sido actualizado "de oficio".

"Además no tengo que pagar ni el dinero del permiso (de viaje) ni el de la carta de invitación, es fabuloso", agregó De Armas, quien planea viajar a México a visitar a su hijo.

Disidentes siguen escépticos

La reforma migratoria, anunciada el 16 de octubre, fue bien acogida por la población, aunque algunos disidentes siguen escépticos, pues temen que el gobierno les impida selectivamente salir del país.

Una de ellas es la líder de las opositoras Damas de Blanco, Berta Soler, que dijo que le gustaría ir a Estrasburgo, Francia, con el fin de que el Parlamento Europeo le entregue el Premio Sajarov que les concedió en 2005 a las Damas de Blanco y que no han podido recibir debido a que el gobierno cubano les negó el permiso de viaje.
"El Premio Andrei Sajarov está esperándonos desde el 2005 en Estrasburgo, vamos a ver si el Parlamento Europeo puede preparar una ceremonia para podernos entregar el premio", dijo Soler a la AFP.
Soler, quien explicó que esperará hasta febrero para pedir pasaporte, afirmó que "la reforma migratoria es más de lo mismo, producto de que siempre va a existir un filtro, el gobierno cubano va a seleccionar quién puede o no salir del país".