© Andy Rain / EFE
El temporal de nieve que azota este fin de semana al Reino Unido obligará a cancelar mañana el 20 por ciento de los vuelos en el aeropuerto londinense de Heathrow, el de mayor tráfico de Europa, informaron sus responsables.

El temporal de nieve y las temperaturas por debajo de los cero grados están causando serios problemas al tráfico rodado, aéreo y ferroviario en todo el Reino Unido durante este fin de semana.

El aeropuerto más afectado es el londinense de Heathrow, que mañana volverá a cancelar vuelos, alrededor de 260, ante la previsión de nieve y escasa visibilidad en la capital británica.

Eso significa que aproximadamente el 20 por ciento de los 1 mil 300 aviones que operan diariamente en el aeropuerto londinense dejarán de hacerlo.

Fueron suspendidas cien rutas y el viernes, cuando cayó la nieve sobre Londres, el número fue mayor, alrededor de 400, lo que ha provocado serios problemas y protestas de los pasajeros, muchos de los cuales esperan en el aeropuerto a poder volar.
© Andy Rain / EFE
La nieve, que cayó por primera vez en el invierno sobre la capital británica, causó además suspensiones en el servicio de tren Eurostar que une la capital británica con París y Bruselas.

Eurostar está funcionando aunque con retrasos de hasta media hora en muchos de sus trenes debido a la nieve caída en ambos lados del Canal de la Mancha, que se espera se recrudezca a partir de este domingo.

En otros aeropuertos londinenses, como Gatwick y Stansted, no se ha informado de cancelaciones.

Para este fin de semana se espera que continúe el mal tiempo en el Reino Unido con bajas temperaturas, heladas y más nieve, sobre todo el domingo.

La nieve provocó el viernes el cierre de casi 3 mil colegios en todo el Reino Unido y serios problemas en el transporte por tren y carretera en gran parte del país, sobre todo en Escocia y Gales.

París prevé cancelar 40 % de vuelos por nevada

Las previsiones de importantes nevadas para mañana en la región de París llevó a la Dirección General de la Aviación Civil (DGAC) a pedir a las compañías aéreas que anulen durante toda la jornada un 40 % de sus vuelos en los aeropuertos Charles de Gaulle y Orly.

La cancelación de vuelos se hará efectiva desde el inicio mañana a las seis horas locales de las operaciones en los dos aeropuertos de París, explicó en un comunicado el Ministerio de Transportes.

La DGAC, así como Aeropuertos de París (ADP), aconseja a todos los pasajeros que se pongan en contacto con sus compañías antes de desplazarse a los aeropuertos para saber si sus viajes se mantienen.
© Andy Rain / EFE

Según los servicios meteorológicos, las nevadas en la región de la capital francesa deben empezar la próxima noche a partir de las 23.00 locales, y continuar mañana durante toda la jornada.

Charles de Gaulle y Orly funcionaron con normalidad, después de que ayer la DGAC hubiera instado a las aerolíneas a que suspendieran por la tarde globalmente un 20 % de sus conexiones desde Charles de Gaulle y un 10 % desde Orly a causa igualmente de las precipitaciones de nieve.

Météo France había puesto esta tarde 52 departamentos franceses en "alerta naranja" por riesgo de nieve y hielo.

Esta tarde se esperan lluvias, que al contacto con el suelo congelado formarán una peligrosa película de hielo en las carreteras, en particular en el noreste de Francia.

A partir de la noche, el frente de lluvias que está afectando a buena parte del sur de Francia, procedente de la Península Ibérica, subirá hacia el norte, donde se transformará en lluvia congelante y luego nieve en una amplia zona del centro y el norte.

Météo France calcula que eso dará espesores de entre tres y diez centímetros, que localmente podrían llegar a una veintena.

Las temperaturas continuarán siendo negativas en amplias zonas del norte de Francia, con mínimas la próxima noche de menos 5 grados en Lille, menos 2 en París o Estrasburgo.

El Centro Nacional de Información Vial (CNIR) ha advertido de que contempla la prohibición de circulación de camiones en múltiples autopistas del centro y del este de Francia, al tiempo que se mantenían cerrados muchos pasos transfronterizos en los Pirineos.

A ese respecto, continuaban cortados los accesos en la vertiente francesa a los túneles del Somport, Puymorens, y Envalira.