© Desconocido
Los recortes en las pensiones en Taiwán han desencadenado este sábado una gran protesta

Miles de trabajadores han salido a las calles para expresar su insatisfacción por esta decisión del Gobierno, y han asegurado que estas políticas benefician a las corporaciones a costa de los trabajadores.

Los manifestantes, que se habían congregado frente al palacio presidencial en Taipe, exigían al Gobierno que proteja sus derechos.

Una minutos más tarde la policía intervino porque algunos de los manifestantes lanzaron tomates, huevos y piedras como muestra de ira contra la Oficina Presidencial.

Por otra parte, algunos trabajadores se oponen al plan porque establece "zonas económicas especiales" que habilitan a un gran número de trabajadores extranjeros a trabajar en la isla, y los trabajadores locales temen que esto afecte sus oportunidades de empleo.

Los sindicatos convocaron esta manifestación, además tienen previsto celebrar otra congregación para el 2 de febrero.