© Desconocido
Al menos cinco civiles han perdido la vida a causa del ataque de un avión no tripulado de Estados Unidos acaecido en la provincia nororiental afgana de Kunar, informa este domingo Press TV.

Según los aldeanos, todas las víctimas eran civiles y no tenían vínculos con ningún grupo armado.

Kunar, ubicada cerca de la frontera con Paquistán, es a menudo escenario de ataques estadounidenses con aviones no tripulados asesinos.

Washington alega que el propósito de sus ofensiva, con aviones teledirigidos, es acabar con miembros de Al-Qaeda, no obstante, parece ser que la realidad es otra, pues las autoridades locales y los testigos presenciales aseguran que la mayoría de las víctimas son civiles.

El país norteamericano, también lleva a cabo asesinatos selectivos a través de ataques con aviones no tripulados en Yemen, Paquistán y Somalia.

Estados Unidos y sus aliados invadieron Afganistán en 2001 como parte de la llamada guerra contra el terrorismo, pero lo único que ha conseguido es una mayor inestabilidad como evidencia la constante muerte de civiles, en su mayoría mujeres y niños.