© vimeo.com/ Dhairya Dand
Un estudiante ha lanzado un proyecto para la creación de unos cubitos de hielo que deben ayudar a las personas a evitar el consumo excesivo de bebidas alcohólicas.

En caso de que el consumidor ignore los avisos, los dispositivos también se encargan de enviar un mensaje de texto a alguno de sus amigos. La intoxicación que Dhairya Dand, del Instituto Tecnológico de Massachusetts, sufrió en una fiesta por beber demasiado, inspiró al joven investigador para la creación de unos detectores luminosos que se colocan directamente en la copa.

Dhairya Dand, que antes era diseñador de juguetes en Singapur, explica que su invento consiste en colocar diodos de luz (LED, por sus siglas en inglés), un acelerómetro, un receptor de infrarrojos y una pila en unos cubitos de gelatina comestible que se puede enfriar y que no se derrite en el agua, protegiendo los dispositivos.
© vimeo.com/ Dhairya Dand
El acelerómetro calcula los sorbos que la persona toma de la copa haciendo que cambie el color de los LED de verde a amarillo y posteriormente a rojo, según el nivel estimado de alcohol ingerido.

Si al llegar al nivel rojo la persona no para de beber, los cubitos enviarán, a través del canal infrarrojo, un mensaje de texto a un amigo registrado para que detenga al bebedor.

El invento recibió una considerable aceptación en varios blogs tecnológicos, aunque hay quienes indican que el sistema propuesto por Dhairya Dand debería mejorarse porque por el momento no toma en consideración el grado de alcohol de la bebida consumida ni el peso del bebedor (elemento importante en la intoxicación), entre otros factores.