© d.umn.edu
Restos de homínidos de 200.000 años de antigüedad han sido descubiertos en una cueva del Pirineo catalán, en el término municipal de Conca de Dalt (Lleida).

Una expedición del Instituto Catalán de Paleocología Humana ha descubierto en el interior de una cueva de difícil acceso restos óseos y herramientas prehistóricas que ponen de manifiesto que la presencia de homínidos en la zona era anterior de lo que se creía, informa TV3.

Según precisó el codirector de la expedición, Edgar Camarós, hasta ahora se pensaba que el Pirineo había estado poblado desde hacía 10.000-11.000 años, pero estos restos demuestran que el área estuvo poblada "desde hace 200.000 años por el hombre de Neandertal", llenándose así "un vacío en el estudio de la evolución humana".

El equipo de investigación anunció que entre los restos hallados destaca una herramienta de piedra, un bifaz, especialmente bien conservado. La excavación sistemática del lugar se llevará a cabo a partir del próximo verano.