© AFP / Getty Images
La mayoría de las personas que murieron estaban en las provincias del Norte y del Sur Hwanghae.

Problemas recientes de alimentos en Corea del Norte se hicieron tan extremos que los informes de esta semana sugieren que las personas recurren al canibalismo - por un caso que involucró a un hombre que asesinó a sus propios hijos para su alimento.

Un pelotón de fusilamiento del aislado país comunista ejecutó a un padre de Corea del Norte luego de que asesinó a sus dos hijos para comérselos durante la "hambruna oculta", del año pasado, la cual habría matado a unas 10.000 personas, informó The Sunday Times.

Otro hombre también habría desenterrado el cadáver de su nieto para la alimentación y se lo comió después de hervirlo, porque estaba "enloquecido por el hambre", dijo el Times, citando a un reportero de la Prensa de Asia.

Los informes afirman que la mayoría de las personas que murieron en la hambruna estaban en las provincias del Norte y del Sur Hwanghae.

"En mi pueblo, en mayo, un hombre que mató a sus dos hijos y trató de comérselos fue ejecutado por un pelotón de fusilamiento", dijo un informante a la prensa de Asia, los cuales dicen tener periodidstas norcoreanos, según The Independent.

"Mientras que su esposa estaba en viaje de negocios, el padre mató a su hija mayor y, debido a que su hijo vio lo que hizo, mató a su hijo también. Cuando la mujer llegó a casa, le ofreció comida, diciendo: "Tenemos carne", agregó, describiendo el caso del padre que fue fusilado por el pelotón.

"Pero su esposa, sospechó y notificó al Ministerio de Seguridad Pública, lo que llevó al descubrimiento de una parte de los cuerpos de sus hijos bajo el alero", dijo el informante.

Jiro Ishimaru, un corresponsal de Asia Press, dijo que "fueron particularmente espantosos los numerosos testimonios que nos golpean sobre canibalismo", según el periódico. Otros informantes detallan las detenciones de los dos hombres que presuntamente eran caníbales.

El año pasado, la agencia de noticias surcoreana Yonhap informó que tres norcoreanos fueron ejecutados en los últimos años por los cargos de canibalismo, y señaló que este canibalismo que surgió en Corea del Noerte es un rumor que se siente desde hace mucho tiempo en el estado estalinista.

El informe de The Times también se yuxtapone a los casos de presunto canibalismo con un opulento banquete que se llevó a cabo para el joven gobernante Kim Jong Un, destacando la desigualdad entre la élite dirigente de Corea del Norte y los plebeyos.

The New York Times informó a su vez que otro gran banquete se celebró a finales de diciembre para los científicos que lanzaron exitosamente un satélite mediante un cohete al espacio.

A principios de este mes, Kim hizo entrega de un kilogramo (2,2 libras) de caramelos a todos los niños con motivo de su cumpleaños, reportó AFP, la cual cita a la empresa estatal de Corea del Norte, Estación Central de Radiodifusión.

Corea del Norte fue golpeada por una hambruna masiva a lo largo de la década de 1990, matando aproximadamente a 3,5 millones de una población de 22 millones. La Universidad de Columbia, dice que "hasta un millón de norcoreanos murió en una de las peores hambrunas del siglo XX".

La hambruna se disparó luego de que Pyongyang dejó de recibir ayuda y se detuvo el comercio con la Unión Soviética, que se derrumbó en 1991. Como resultado, Corea del Norte no fue capaz de responder a la escasez de alimentos.