a. fajardo elx
© diego fotógrafos
Tras la pista del meteorito perdido en Elx
Descubrimiento poco común. Es oscuro, negro y brillante y se desintegró en los aledaños de la ciudad de Elx. La asociación de astronomía AstroGEDA ha divisado la estela de un meteorito "poco común" y ha iniciado una investigación con el CSIC.

a. fajardo elx "Es el primer fragmento de meteorito que ha caído en Elx a lo largo de la historia", apunta Victoriano Canales, presidente de la asociación AstroGEDA. El colectivo ilicitano anda tras la pista de una roca perdida, después de que uno de sus integrantes divisara una estela negra de un fragmento "poco común" en la atmósfera.

Según explican desde la asociación, la aparición del meteorito se produjo el pasado 26 de enero y, aunque desconocen el punto exacto donde pudo caer, se desintegró en los alrededores de la ciudad o en alguna parte del sur de la provincia. "La entrada de estos objetos en la tierra es habitual, ya que caen unos 40.000 toneladas al año, pero lo raro es que dejen una estela negra", señala Canales. Por ello, AstroGEDA ha comenzado a colaborar con el CSIC para investigar la procedencia de los pequeños trozos del meteorito, con el objetivo de poder avanzar en estudio del origen del sistema solar y de la Tierra.

De esta forma, la asociación de astronomía ha pedido la ayuda de todos los ciudadanos que pudieron ver el objeto para trazar la trayectoria de caída y recoger sus fragmentos. El meteorito, de un tamaño similar a una pelota de tenis, atravesó la atmósfera, según el colectivo ilicitano, a las 18.46 horas, y sus trozos presentan un color negro, oscuro y brillante. Además, según Canales, tras su caída se pudo ver colores anaranjados y rojidos durante unos 20 segundos.

En este sentido, el sistema solar se encuentra plagado de meteoritos y cuando se cruzan con la órbita de la Tierra, la gravedad produce una atracción y el objeto espacial acaba atravesando la atmósfera terrestre hasta caer a la superficie.