© Desconocido
Descripción artística de la peste.
Como muchos de nuestros lectores posiblemente sepan, recientemente hemos descubierto un blog español escrito por una persona llamada 'Fernando' en el que difama a Laura Knight-Jadczyk y su trabajo. Sospechamos que esta persona es el pseudónimo de una mujer llamada Diana Castillo o en última instancia un cercano cohorte suyo. En cualquier caso, este 'Fernando'/Castillo demostró una patológica persistencia en la presentación de sus opiniones sobre el tabaco y porqué es taaaan perjudicial - nada fuera de lo común entre la multitud anti-tabaco. Laura compartió los detalles en su reciente artículo, "Libertad de Asociación, Fumar y la Psicopatía".

Al leer el blog de 'Fernando' resulta obvio que él/ella no tiene idea alguna sobre la investigación que condujo a Laura y a muchos otros a la conclusión que Quienes Detentan el Poder (PTB) están principalmente motivados a prohibir fumar con el objetivo de mantener a la gente estresada y desorientada. Realmente esto no es ciencia de otro mundo, amigos. Como Laura dice en su artículo, "¿En qué momento quienes detentan el poder han hecho ALGUNA VEZ algo beneficioso para las masas?".

Este personaje 'Fernando' también ridiculizó la noción de una pandemia causada por el Cometa Elenin. Este particular escenario fue explorado en mi último artículo "Elenin, Nibiru, Planeta-X - Hora de un chequeo de cordura". Yo sugerí el escenario de pandemia causada por este cometa desde una perspectiva académica, pero es tan solo eso, un posible escenario y no una certeza. Por lo tanto, quiero dejar las cosas claras y dar un poco más de 'alimento para pensar' sobre la naturaleza de la enfermedad y también de la pestilencia. Me resulta interesante que 'Fernando' haya atacado específicamente a Laura y a SOTT basándose en argumentos de catástrofes cometarias, trabajo y alimentación porque, como veremos, estos temas están inextricablemente relacionados.

Primero, hablemos brevemente del razonamiento emocional y de qué manera se relaciona con el fumar tabaco.

Me doy cuenta que considerando la extensión de la propaganda del gobierno, la mayoría de las personas o son fumadoras, o son anti-fumadoras, prácticamente no hay un término medio (en mi opinión, un fumador con una actitud anti-fumadora es lisa y llanamente masoquista, así que dejaremos a esos individuos de lado por el momento.) Fumar tabaco es muy divisorio cuando de opiniones personales se trata. Se ubica alto en el ranking junto a opiniones sobre la alimentación (especialmente para los vegetarianos/veganos), religión, política e incluso dogmáticas opiniones científicas. Obviamente, todos estos son temas en los que las emociones tienden a dominar y cualquier intento de debate racional generalmente es inútil. En otras palabras, el razonamiento emocional reina de manera suprema. Pero, ¿tiene este razonamiento emocional, más allá del tema, alguna clase de 'endurecimiento', o efecto psicológico sobre nosotros? ¿O esta manera de pensar nos afecta de alguna forma a un nivel más profundo aún? Uno de mis párrafos favoritos sobre ello proviene del libro Genes Malvados (Evil Genes) de Barbara Oakley:
Un reciente estudio de imágenes conducido por el psicólogo Drew Westen y sus colegas de la Universidad de Emory provee un firme apoyo a la existencia del razonamiento emocional. Justo antes de las elecciones presidenciales Bush-Kerry del 2004, se reclutaron dos grupos de individuos - quince ardientes demócratas y quince ardientes republicanos. A cada uno se le presentó declaraciones aparentemente conflictivas y dañinas sobre su candidato, así como también sobre objetivos más neutrales... Naturalmente, cuando se les pidió a los participantes que llegaran a una conclusión lógica sobre el candidato del otro - "equivocado" - partido político, los mismos buscaron una manera de llegar a una conclusión que hiciera ver mal al candidato, aunque incluso la lógica tuviera que haber mitigado las circunstancias particulares y permitirles llegar a una conclusión diferente. Aquí es donde se pone interesante.

Cuando este "control emotivo" se echó a rodar, ciertas partes del cerebro normalmente involucradas en el razonamiento no se activaron. En lugar de ello, hubo una constelación de activaciones en las mismas áreas del cerebro donde se experimenta el castigo, el dolor y las emociones negativas (es decir, en la ínsula izquierda, corteza frontal lateral, y la corteza prefrontal ventromedial). Una vez encontrada la manera de ignorar información que racionalmente no podría descartarse, las áreas neuronales de castigo se apagaron, y el participante produjo un destello de activación en los circuitos relacionados a las recompensas - similar a las que un adicto produce cuando se aplica su dosis.

[...]

En última instancia, Westen y sus colegas creen que "el razonamiento emocionalmente desviado conduce a la 'impresión' o refuerzo de una creencia defensiva, asociando el relato 'revisionista' de la información con la emoción positiva o alivio, y la eliminación de la angustia. 'El resultado es que las creencias partisanas se calcifican, y la persona poco aprende de la nueva información'", dice Westen. El asombroso estudio de Westen demostró que el procesamiento de información neuronal se relacionaba a lo que denomina "razonamiento motivado"... que parece ser cualitativamente diferente al razonamiento cuando una persona no tiene fuertes apuestas emocionales en las conclusiones a alcanzar.

En consecuencia este estudio es el primero en describir los procesos neurológicos que subyacen en el juicio político y la toma de decisiones, así como también describir los procesos que involucran al control emotivo, defensa psicológica, prejuicios confirmatorios, y algunas formas de disonancia cognitiva. La importancia de estos descubrimientos supera al estudio de la política...
Así que en un sentido, uno podría decir que el razonamiento emocional es un comportamiento adictivo y posiblemente con consecuencias para la salud. Este "creer mentiras" parece resultar en una forma similar de deterioro mental como en el caso de la adicción a las drogas. Los psicólogos describen como "disonancia cognitiva" a una situación en la que alguien halla evidencia que contradice sus creencias preestablecidas. Cuando el razonamiento emocional está en movimiento, los bloqueos autoimpuestos creados en la mente dificultan la modificación de la imagen de la realidad de uno basada en la evidencia disponible; la resultante disonancia cognitiva es ignorada en lugar de ser utilizada como catalizador para el crecimiento psicológico. Sospecho que para algunos nuevos lectores, la información que compartiré más abajo podría disparar una fuerte reacción respecto al razonamiento emocional, y es por ello que quería mencionarlo antes. Este podría ser un esfuerzo inútil de mi parte, ¡pero al menos has sido advertido!

Entonces, con todo esto en mente, regresaremos en el tiempo a un mundo muy diferente al nuestro. Algunas de las cosas de este mundo podrían parecer impactantes y perturbadoras, especialmente si te han llevado a creer que todos los fumadores de tabaco están poseídos por el demonio o algo parecido. Mantén en mente la cita de Genes Malvados mientras lees esto. Para aquellos fumadores orgullosos que andan por allí, probablemente no tendrán problema alguno al leer esto. De hecho, ¡podrían sentirse en cierta forma reivindicados hacia el final!

La Gran Peste de Londres 1665 - 1666

© Desconocido
Se ha calculado que la Gran Peste de Londres acabó con la vida de unas 100.000 personas en el lapso de un año. Hubo numerosas pestes menores por toda Europa en las décadas anteriores, pero ninguna comparada con la Gran Peste que se centró en Londres durante 1665-1666. Según indican los historiadores, la Gran Peste comenzó en julio de 1665 y duró hasta septiembre de 1666, justo hasta el momento del Gran Incendio de Londres que destruyó la mayor parte del centro de la ciudad. Luego la ciudad volvió a estabilizarse y la nobleza, que se había retirado hacia áreas rurales ante los primeros indicios del brote, regresó a Londres.

Si alguna vez has escuchado el clásico infantil 'Suena un anillo de rosas', básicamente has escuchado una descripción de cómo fue esta particular plaga ya que la canción se originó en aquella época. La letra original decía:
Suena un anillo de rosas
Un bolsillo lleno de ramilletes
Atishoo, atishoo
¡Todos caemos!
Uno de los síntomas iniciales de la peste incluía un sarpullido color rosa en forma de anillo. Bolsillo lleno de ramilletes eran las hierbas que la gente guardaba en sus bolsillos ya que muchos creían que la peste se transportaba a través de los malos olores. "Atishoo" era el sonido del violento estornudo, otro síntoma común. "¡Todos caemos!", bueno, creo que puedes adivinar lo que eso significa.

En cualquier caso, con promedios récord de mortalidad durante la Gran Peste, los ciudadanos de Londres se vieron obligados a tomar medidas desesperadas. Para empeorar las cosas, muchos de los médicos de la ciudad, sacerdotes y otros recibieron entrenamiento para tratar a los enfermos y moribundos sin poder regresar hasta que lo peor hubiera pasado. Las clases más pobres quedaron abandonadas a sufrir y manejar la enfermedad y los cuerpos sin vida de la manera que pudieran. Con la mayoría de los médicos lejos, la gente tuvo que tomar su salud en sus propias manos y encontrar remedios viables para combatir la plaga. Imaginarás que debe haber habido una fuerte "presión de selección" con tantas muertes, descartando los remedios que no funcionaban y que no ofrecían protección. Así que para aquellos que se las arreglaron para superar a la peste, ¿tenían algún remedio en común que les haya dado protección?

En aquellos tiempos quienes cavaban tumbas quizás eran quienes peor lo pasaban intentando mantenerse saludables. Al tener que manipular los cuerpos sin vida, se infectaban fácilmente y muchos no vivían por mucho tiempo. En el libro Diario del Año de la Plaga, escrito por Daniel Defoe, se relata la historia de un cavador de tumbas llamado John Hayward quien se las agenció para sobrevivir a la Gran Peste gracias a su propio método especial. Según dice:
Jamás utilizó protección alguna contra la infección más que mantener ajo y ruda en su boca, y fumar tabaco. Este último también lo usaba en su boca. El remedio de su esposa era lavarse la cabeza con vinagre y rociar sus ropas con vinagre manteniéndolas siempre húmedas, y si su olor resultaba un tanto ofensivo, ella aspiraba vinagre por su nariz y lo echaba en sus sombreros, y también usaba un pañuelo mojado con vinagre en su boca.
Okay, esto es interesante. Aparentemente, el tabaco era parte de su secreto. ¿Pero podría ser simplemente una casualidad? Después de todo, también utilizaba ajo y ruda, y su esposa también usaba vinagre para protegerse. La protección pudo haber sido gracias a cualquiera de estas sustancias. Pero como muestra la historia, él no era el único que creía que el tabaco ofrecía cierta protección contra la peste. Según un sitio Web que resume la historia de la Gran Peste:
Aquellos que se quedaron en Londres hicieron todo lo posible para protegerse de la peste. Ya que nadie sabía su causa, la mayoría se basaba en supersticiones. En 1665 el Colegio de Médicos emitió una directiva que el azufre 'bien quemado' estaba recomendado como cura para el aire malo que causaba la peste. Aquellos que trabajaban en la recolección de cuerpos frecuentemente fumaban tabaco para evitar contagiarse de la peste.

"Para las desinfecciones personales nada recibía más apoyo que el tabaco; la creencia en el mismo era general, e incluso a los niños les hacían encender un poco en pipas. Thomas Hearnes recuerda a Tom Rogers diciéndole que cuando iba a la escuela en Eton el año que arrasó la gran peste, todos los niños fumaban allí obligatoriamente, y que él nunca fue azotado tanto en su vida como lo estuvo una mañana por no fumar. De allí en adelante era una tradición que todo aquel que tuviera un comercio de tabaco no tendría la peste". - A J Bell escribiendo alrededor del 1700.
¿He leído bien? Niños obligados a fumar tabaco; ¿azotado por no fumar? ¿Puedes imaginar un grupo entero de niños de primaria encendiendo un cigarrillo en plena clase? Bueno, yo no puedo. No con toda la programación y desinformación anti-tabaco que escuchamos incesantemente por estos días. ¡Pero ahí lo tienes! Parecía haber una generalizada creencia que el tabaco protegía de la peste a la gente; ¡la gente creía lo suficiente como para obligar a sus hijos a fumar! Dadas las presiones medioambientales de aquel momento, parece razonable que la creencia en el tabaco como remedio protector contra la peste fuese mucho más que una simple superstición.

Espero que no haya sido demasiado impactante de leer, ¡sí lo fue para mi cuando lo leí por primera vez! Creo que esto seguramente sea suficiente como para hacer volar el razonamiento emocional de la mayoría de la gente. Después de todo, la mafia anti-tabaco nos ha machacado en nuestras cabezas que fumar tabaco es tan perjudicial que permitir que un niño fume es equivalente a cometer un asesinato. ¿Pero deberían los niños quizás ser expuestos al tabaco a una edad temprana, o al menos permitirles la oportunidad de recibir un poco de humo de segunda mano? También podría tener otros efectos benéficos. Ten en claro que estoy hablando del humo de tabaco natural puro, y no de los cigarrillos comerciales cargados de basura química.

Soy conciente que este es un tema "caliente" respecto a los niños y el tabaco, pero quizás sea hora de tener este debate en nuestra cultura. Quiero decir, existe más que suficiente evidencia como para sugerir que la campaña mundial para prohibir el tabaco es un tanto sospechosa, como mínimo. Considera por ejemplo el hecho que el promedio mundial de cáncer (con el cáncer de pulmón segundo en la lista) haya aumentado un 20% en los últimos 10 años, y que aún así, en el mismo período la cantidad de fumadores haya disminuido (como resultado de la propaganda del gobierno) en grandes porcentajes en muchos países del mundo. Considera también el hecho que el promedio de cáncer de pulmón entre no-fumadores está en aumento. En lugares como Delhi en India, por ejemplo, un tercio de las personas con cáncer de pulmón son no-fumadoras. Toda esta evidencia decididamente sugiere que los 'libros han sido manipulados' respecto al cáncer y al tabaco, y una ciencia seriamente influenciada que está siendo promovida por los gobiernos. ¿Por qué?

Considerando la información histórica mencionada sobre los posibles efectos anti-microbianos del humo de tabaco, podríamos especular que las potenciales propiedades del tabaco para salvar vidas durante una peste son una de las principales razones por las que quienes detentan el poder quiere ver prohibido al tabaco sumado a todo lo demás. Entonces sin el tabaco, la gente no solo está estresada e incapaz de pensar claramente, sino que también podrían ser más propensas a las enfermedades pandémicas. ¡Que conveniente!

Ya que ahora sospechamos que el tabaco podría en realidad haber sido un efectivo remedio contra la peste, ¿habrá algo de evidencia científica moderna que afirme esta evidencia? Parte del problema es que existe gran debate sobre qué exactamente fue lo que causó la peste. Según los historiadores modernos, la Gran Peste de Londres fue causada por el mismo microbio responsable de la Peste Negra en Europa que comenzó alrededor del 1347. La afirmación en ambos casos es que la peste bubónica, o la bacteria Yersinia pestis, se pasó a las personas gracias a pulgas de ratas, y fue la responsable del brote de enfermedades en ambos casos (y muchos otros también). Sin embargo, según indica la Dra. Gabriela Segura en su artículo "Nueva Luz sobre la Peste Negra: La Conexión Viral y Cósmica", hay mucha evidencia que descarta esta teoría:
[Susan Scott y Christopher Duncan en su libro El Regreso de la Peste Negra] explica cómo la Yersinia pestis nunca permaneció en ningún roedor europeo porque no son resistentes. Sumado a eso, la única especie de rata en Europa llegó unos 60 años después de la última plaga europea o no pudo haber sobrevivido sin un clima cálido, haciendo imposible que la infección se diseminara rápidamente y generalizadamente en el invierno. Señalan que:
... se sabe que la Peste Negra llegó por mar hasta Islandia y que hubo dos severas epidemias y bien autenticadas en el siglo quince. [...] Aún así se sabe que no había ratas presentes en Islandia durante los tres siglos de la Peste Negra. Las infecciones continuaron durante el invierno cuando la temperatura promedio era de -3 grados Celsius, con la cual la transmisión por pulgas es imposible. También hay consenso que no existe mención en ninguno de los relatos sobre mortalidad de ratas durante la Peste Negra. Una temperatura entre 18 y 27 grados Celsius y una humedad relativa del 70% es ideal para la incubación de huevos de pulgas, y temperaturas menores a 18 grados la inhiben. Los investigadores han recolectado toda la información climatológica disponible del centro de Inglaterra durante la Peste Negra y en ningún momento el promedio de temperatura superó los 18.5 grados para julio-agosto.
Scott y Duncan observan ciertos factores que estrechan el agente causativo de la Peste Negra a un virus. Aparentemente el agente infeccioso también era notablemente estable; si hubo mutaciones, estas no modificaron el curso de la enfermedad, al menos no por 300 años. Se creía que la peste había sido pasada mediante infección por aerosoles; se consideraba seguro si uno mantenía por lo menos a 4 metros de distancia de una persona infectada. Lo más interesante de todo es que existe una fuerte selección genética entre poblaciones europeas a favor de la mutación CCR5-Δ32. Esta mutación resulta en la eliminación genética de una porción del gen CCR5 que codifica una proteína que es un puerto de entrada para ciertos virus. Esta mutación hace a un portador de homocigotos resistente a las infecciones del virus HIV-1, y pudo haberlos hecho resistentes a la Peste Negra.

Ningún virus conocido en la actualidad es el responsable de la Peste Negra, aunque los síntomas se asemejan a los del Ébola, Marburgo y las fiebres hemorrágicas virales - enfermedades causadas por filovirus. Tienen un alto promedio de mortalidad y tienden a ocurrir en explosivas epidemias con transmisión de persona a persona. Los brotes ocurren impredeciblemente y, hasta el momento, no se conoce reservorio animal alguno.
Así que aparentemente las malignas ratas y pulgas quedan descartadas, pero aún perece haber interrogantes sobre qué microbio en particular produjo la Peste Negra. Ciertamente un virus encaja con las características, pero quizás una vez que la infección aparece, ¿ciertas formas de bacterias se entremeterían también? Similar a la forma en que la gripe común puede a veces conducir a una neumonía en un paciente debilitado. ¿Entonces hay alguna evidencia que el tabaco o cualquiera de sus componentes poseen un efecto anti-microbial o antiviral? Aunque la evidencia científica sobre el tema es difícil de obtener dada la estrecha visión con la que la ciencia corrupta observa al tabaco, sin embargo sí existen ciertas investigaciones que apuntan a que el tabaco es anti-microbial.

Actividad antiviral del humo de tabaco se condensa en infección de encéfalomiocarditis en ratones

Este estudio muestra que el humo de cigarrillo tuvo un efecto inhibitorio en el crecimiento de "Virus EMC, el virus de estomatitis vesicular, reovirus tipo 2, virus vaccínea, y poliovirus tipo 2, pero no en contra del adenovirus tipo 12, en cultivos e células KB".

Efecto de la exposición crónica al humo de tabaco para las defensas antibacterianas del pulmón.

Extracto:
... Estos estudios indican que la exposición crónica al humo de tabaco no daña, y que de hecho podría estimular, las defensas originales del pulmón...
Y seguramente lo más intrigante de todo:

Actividad antimicrobial de la nicotina en contra de una variedad de patógenos bacteriales y fungales
... La nicotina produjo una inhibición del crecimiento dependiente de dosis de una amplia variedad de los organismos de ensayo, algunos de los cuales son reconocidos patógenos. Las bacterias gram-positivas y gram-negativas se vieron afectadas de la misma manera, junto al ácido Mycobacterium phlei y el oportunista hongo Candida albicans y el Cryptococcus neoformans, sugiriendo en consecuencia un mecanismo de acción en común. Niveles de inhibición mayores al 50% ocurrieron cuando la mayoría de los organismos afectados fueron cultivados con nicotina a 100-250 µg/ml. Es notable que semejantes concentraciones de nicotina puedan encontrarse in vivo [3], especialmente en la cavidad oral de usuarios de tabaco no fumadores, haciendo de estos descubrimientos fisiológicamente importantes. También debiera notarse que los steptococci viridans utilizados en estos experimentos - que también fueron altamente susceptibles a los efectos de la nicotina - son casi habitantes universales del orofaringe. En contraste, el Staphylococcus aureus y el spirochaete B. burgdorferi (agente de la enfermedad de Lyme), solo se vieron apenas inhibidos o completamente sin efecto luego de la exposición a la nicotina.
Por lo visto parece que el tabaco sí posee un amplio efecto anti-microbial que hasta el momento solo se ha explorado marginalmente. ¿Puede ser que estemos viendo pistas en estos estudios que nos revelan porqué los habitantes de Londres tomaron al tabaco como su medicina seleccionada contra la peste - incluso al punto de obligar a sus hijos a fumar? Ciertamente, más investigación en esta área sería beneficiosa.

Ahora, ten en cuenta que no estamos diciendo que la gente debe empezar a fumar tabaco y luego volverse impermeable a las pandemias, pestes, etc. Como máximo, el tabaco parece una útil herramienta a tener en el arsenal propio. Con el actual estado tóxico del nuestro mundo, una alimentación apropiada y una desintoxicación serán esenciales para mantener la salud durante estos desafiantes tiempos. Este ya es el caso incluso sin ninguna plaga contra la que luchar. El sistema inmune es bien capaz de combatir nuevas enfermedades siempre y cuando no esté funcionado contra si mismo atacando tejidos saludables (enfermedades autoinmunes), o estresado por tener que combatir a demasiados invasores. Ten en mente también que el sistema inmune trata a muchos de los químicos en anti-nutrientes de los vegetales de la misma manera que lo hace con un virus. Por lo tanto el cuerpo necesita una forma óptima de combustible/alimento para funcionar adecuadamente; cualquier otra cosa lleva a problemas. Efectivamente, más y más estudios médicos están señalando con el dedo al 'moderno modo de vida' con su alimentación alta en carbohidratos y baja en grasas (además de la masiva cantidad de contaminación flotando en toda nuestra atmósfera) como el principal culpable en el aumento de promedios de cáncer.

En la investigación que hemos reunido aquí en SOTT, hemos descubierto que la grasa saturada, particularmente la proveniente de animales, es una de las formas de nutrición más esenciales. Una dieta con alto porcentaje de grasa saturada resulta ser una alimentación muy saludable y protectora. Las membranas alrededor de nuestras células están hechas de grasa y colesterol y nuestro cerebro está hecho de lo mismo. ¿Qué nos debería decir eso? Una membrana celular saludable protege a las células de virus invasores, al igual que un cerebro saludable dificulta la creencia de mentiras (es decir, un virus del pensamiento). Y no, no estamos sugiriendo que la gente salga y se llene de comida chatarra, la cual provee la forma incorrecta de grasa; la mayoría de la grasa utilizada en los alimentos procesados es soja, maíz o aceite de canola y es perjudicial para nuestros cuerpos. Para más información sobre el tema de la grasa, ver el artículo Todo sobre la grasa por Doug DiPasquale de SOTT.net.

Entonces, ¿ya sientes la puesta en marcha del razonamiento emocional? No te preocupes, no estás solo. Muchos de nosotros hemos tenido que enfrentarnos a la generalizada creencia que la grasa animal supuestamente es mala para nosotros. Así que tómatelo con tranquilidad, lee los enlaces cuidadosamente y deja que las ideas penetren un poco antes de efectuar juicio alguno sobre la cuestión. Y no tomes nuestra palabra como verdad, ¡haz la investigación tu mismo y llega a tus propias conclusiones!

El origen cósmico de las enfermedades

© Desconocido
Si la Peste Negra y la Gran Peste de Londres no fueron causadas por la peste bubónica diseminada por ratas y pulgas como muchos piensan, ¿entonces cómo es que estas pandemias se volvieron tan extendidas en tan poco tiempo? Respecto a eso, ¿cómo es que ocurrió realmente cualquier brote de enfermedad en el pasado? Esta pregunta también fue tratada en el artículo de la Dra. Gabriela Segura, 'Nueva Luz sobre la Peste Negra: La Conexión Viral y Cósmica'. Resulta que estos brotes de enfermedades podrían tener más que ver con cambios en nuestro ambiente cósmico que la mayoría de los científicos y médicos saben.

Para comprender de qué manera podría ser este el caso, debemos echar una mirada a la teoría de la Panspermia que intenta explicar los orígenes de la vida sobre la tierra. Esta teoría dice que la vida en la tierra no comenzó como un evento de oportunidades aleatorio, sino que la vida cayó a la tierra desde el gran cosmos bajo la forma de microbios y luego evolucionó lentamente en los organismos multicelulares que encontramos en el registro fósil. Para el lector interesado, el libro Un viaje con Fred Hoyle, escrito por Chandra Wickramasinhe ofrece un buen resumen de esta teoría y la evidencia de la misma. Mucho de lo que diré abajo proviene de este libro. Estos dos individuos, Fred Hoyle y Chandra Wickramasinghe han sido los mayores contribuyentes a esta teoría en las últimas décadas.

Hoyle y Wickramasinghe no comenzaron una misión para desafiar a la Teoría de la Evolución, pero durante el curso de su investigación descubrieron que había muchas preguntas sin responder sobre los orígenes de la vida. Llegaron a conclusiones que favorecían a la Panspermia - y sus implicaciones - estudiando la extinción de las curvas luz desde fuentes estelares distantes. Para comprender lo que quiero decir con una curva de extinción, imagina que tienes dos fuentes de luz: una lámpara en una habitación vacía, y otra lámpara en una habitación llena de humo. Ahora, el ojo desnudo podría demorarse un rato en detectar alguna diferencia entre las dos fuentes de luz; quizás la luz proveniente de la habitación llena de humo aparecerá en potenciómetro. Pero utilizando ciertos detectores sensibles de luz podemos ver más diferencias sutiles. Por ejemplo, en la habitación llena de humo la luz brillaría más en las bandas de frecuencia visual rojas o más bajas, mientras que en la habitación sin humo el espectro lumínico sería más equilibrado. En otras palabras, la luz de estas fuentes no brilla con la misma intensidad en todas las bandas del espectro visual y no visual; ciertas frecuencias son limitadas por toda clase de partículas existentes entre la fuente y el observador, y la naturaleza de estas diferencias de frecuencia depende de la naturaleza de las partículas mismas. Lo que interesaba a Hoyle y a Wickramasinghe era intentar determinar qué tipo de partículas existían en el gran medio del espacio interestelar. Ellos creían que estas curvas de extinción de las estrellas contenían las respuestas.

Luego de un extenso período de experimentación, que mayormente consistía en prueba y error, llegaron a la sorprendente conclusión que una porción de la curva de extinción en la banda visual más baja solo podía explicarse si uno asumía que bacterias desecadas (congeladas-secas) persistían en el medio interestelar. También descubrieron gran cantidad de evidencia para la existencia de moléculas orgánicas de todas las variedades en el espacio. El espacio estaba esencialmente lleno de "suciedad" y también de vida. El gráfico más abajo ilustra su modelo de "granos" y cómo se relaciona de cerca con la curva de extinción real. Aunque hoy en día los astrónomos aceptan el hecho que se pueden encontrar moléculas orgánicas en el espacio, pocos están dispuestos a aceptar que las bacterias (es decir, la vida) mismas puedan persistir en semejante medioambiente hostil, en lugar de elegir aferrarse a su duradera creencia que la vida es exclusiva de la tierra (basados en el razonamiento emocional, sin dudas). Hoyle y Wickramasinghe indicaron que la evidencia apuntaba a la existencia de vida en el espacio y propusieron un número de mecanismos para explicar cómo podía sobrevivir, cuyos detalles pueden encontrar en sus libros.

© panspermia.org
El pequeño bulto en la pendiente de la parte baja del espectro es lo que confirmó que probablemente las bacterias secas provienen del espacio.
Hoyle y Wickramasinghe también señalaron que los intentos de comenzar nueva vida deben permanecer sobre la superficie de los cometas y que los 'nuevos' cometas, o cometas con extensos períodos de revolución alrededor del sol, eran particularmente activos en este proceso. Ellos sugirieron que a medida que un cometa realiza su pasaje más cercano al sol, experimenta un rápido derretimiento y luego un re-congelamiento que podría llevar al proceso de ensamble de moléculas orgánicas simples en estructuras más complejas. También sospechamos que las fuerzas eléctricas podrían tener su rol en este proceso según sugirió James McCanney y Walter Thornhill en sus respectivas investigaciones sobre cometas. La posibilidad de cometas que generan vida fue tratada en el libro de Hoyle y Wickramasinghe titulado: Nube de Vida: El Orígen de la Vida en el Universo (Lifecloud: The Origin of Life in the Universe). No fue hasta tiempo después que se confirmó que las moléculas orgánicas existían en la superficie de las colas de los cometas. Esto se confirmó durante el acercamiento del cometa Haley en 1986, que Hoyle y Wickramasinghe habían predicho de antemano.

¿Entonces qué sugiere todo esto? Parece que en lugar que la vida sea un evento exclusivo de la tierra misma, es algo omnipresente en todo el cosmos. La vida, en forma de bacterias, virus y otros microbios, debe caer continuamente sobre los planetas y solo echando raíces en aquellos planetas con condiciones adecuadas. Entonces aparentemente, necesitamos modificar un poco la Teoría de la Evolución (¿sientes ese razonamiento emocional activándose?) También es razonable que durante aquellos momentos en los que la tierra atraviesa los rastros de polvo de cometas, nuevos microbios, posiblemente de naturaleza patogénica, podrían ser introducidos a la biología terrestre también. De hecho, parece que muchas de las grandes pestes y pandemias del pasado estaban asociadas con actividad cometaria. Un buen caso de estudio sobre este tema es el libro de Mike Bailie Nueva Luz sobre la Peste Negra, pero también hay otros ejemplos. Según escribe Chandra Wickramasinghe en Un viaje con Fred Hoyle:
La más que repentina aparición en la literatura de referencias a enfermedades particulares es significativo respecto a que probablemente apunta a tiempos de "invasiones" específicas. En consecuencia la primera descripción clara de una enfermedad similar a la influenza data del siglo 17. La gripe común no recibe mención hasta cerca del siglo 15. Descripciones de viruela y de sarampión no aparecen de forma reconocible hasta el siglo 9. Es más, ciertas pestes antiguas como la de Atenas del 429 AC, la cual es vívidamente detallada por el historiador griego Tucídides, no parecen tener una reconocible contraparte moderna.
Esto parece sugerir que ciertas enfermedades surgen rápidamente, persisten por un tiempo y luego desaparecen (quizás debido a la resistencia entre la población); todo ello consistente con la idea que estas enfermedades se originaron en algún lugar fuera del planeta y subsecuentemente cayeron a la tierra.

Interesantemente, este patrón de enfermedades parece sostener un argumento en común entre quienes se oponen a las vacunas. Estos generalmente señalan que muchas de las grandes enfermedades del siglo 19 simplemente desaparecieron sin intervención alguna de las vacunas, y aquellos que sí se vacunaron ya estaban disminuyendo en gran medida de antemano. ¿Quizás la eficacia de las vacunas es simplemente mucho menor que lo que las autoridades médicas y sus aduladores del gobierno quieren hacernos creer? Las vacunas podrían ser solo una falsa esperanza en lo que respecta a cumplir las demandas de cualquier pandemia futura, y podrían ofrecer solo una protección marginal a las enfermedades existentes (junto a una gran variedad de debilitantes efectos secundarios). Ya hay cierta evidencia que las enfermedades 'prevenibles por vacunación' están regresando, a pesar de los excesivamente elevados índices de vacunación. El patrón de aumentos iniciales de enfermedades seguido de una subsecuente caída comienza a tener sentido si consideramos que tales enfermedades tienen un origen cósmico.

Luego, Wickramasinghe señala:
Hemos notado que las epidemias y pandemias de nuevas enfermedades, tanto en tiempos históricos como en los más recientes, han aparecido repentinamente casi sin excepción y se han diseminado con fenomenal velocidad. Las pandemias de influenza de 1889-1890 y 1918-1919 han cubierto grandes áreas en cuestión de semanas. Semejante rapidez de expansión, particularmente antes de la existencia del transporte aéreo, es difícil de comprender si la infección solo puede pasar de persona a persona. Más bien es una fuerte sugerencia de invasión extraterrestre en escala global. Ahora podemos decir que la infección por polvo cometario es lo más letal, y que las transmisiones secundarias persona a persona tienen una reducida virulencia progresiva, resultando en una disminución en la incidencia de la enfermedad en un limitado marco temporal.
También cita al Dr. Louis Weinstein sobre el tema de la diseminación de la 'gripe española' de 1918 y cómo se esparció rápidamente a miles de kilómetros de distancia, tomando días o semanas para propagarse hacia áreas cercanas:
"Aunque la transmisión persona a persona ocurrió en áreas locales, la enfermedad apareció el mismo día en partes del mundo muy distantes, pero por otro lado, demoró entre días y semanas para distancias relativamente cercanas. Se detectó en Boston y Bombay el mismo día, pero demoró tres semanas antes de llegar a la Ciudad de Nueva York, a pesar del hecho que había un intercambio considerable entre las dos ciudades. Se presentó por primera vez en Joliet en el Estado de Illinois cuatro semanas después que se detectara en Chicago, siendo la distancia entre esas áreas de solo 50 km..."
No deberíamos descartar por completo la teoría de la transmisión de persona a persona, pero deberíamos notar que en ciertos casos la propagación de la enfermedad por contacto humano es simplemente imposible. ¿Quizás muchas de las enfermedades que pensamos que tienen un origen infeccioso podrían simplemente habernos caído desde arriba? Ese ciertamente parece ser el caso en la cita de más arriba sobre el artículo de la Dra. Gabriela Segura que describe cómo la Peste Negra se propagó por toda Europa. No parece haber manera alguna que las ratas o pulgas pudieran haber sido un vector para la plaga durante la Peste Negra. Los factores cósmicos parecen ser el principal culpable en ese caso y quizás en otros tales como la Gran Peste de Londres también. Pero además de las mayores pestes y pandemias, quizás incluso enfermedades mundanas como la gripe común podría ser de origen cósmico también. Wickramasinghe luego escribe sobre su experiencia con Fred Hoyle explorando el tema de la infección de persona a persona para la gripe común y los sorprendentes descubrimientos que hicieron en diálogo con expertos del campo:
Nosotros... hicimos varias visitas al Laboratorio Central de Referencias de Virus en Colindale, Londres, y una memorable visita para conocer a Sir Christopher Andrewes (un virólogo que cumplió un importante papel en aislar virus del tipo gripales) en el Centro de Investigación Común de Gripes en Salisbury Plain. Aquí descubrimos que todos los intentos de infectar voluntarios con un virus de la gripe común bajo condiciones controladas, similares a una epidemia, fueron, hasta ese momento, un fracaso.
Hoyle y Wickramasinghe también examinaron registros de pensionados ausentes en alrededores de la región del sudoeste de Inglaterra. Lo que descubrieron es que los promedios de ataques de la gripe (supuestamente) eran irregulares en escala de unos pocos kilómetros o menos. Generalmente había un notable efecto relacionado con ciertos pensionados, pero no en otros de las cercanías, incluso aunque los niños estaban más o menos entremezclados en las clases. Los promedios de ataques, como dicen, no se conformaban con una tendencia uniforme según uno esperaría ver en un modelo de transmisión de enfermedad de persona a persona. Los índices de ataques parecían corresponderse con cierto patrón que estaba determinado en mayor medida por factores meteorológicos locales, indicaron.

Creer que uno puede enfermar por salir durante un día lluvioso, húmedo, neblinoso parece ser algo casi instintivo entre la mayoría de la gente. Aunque hoy en día las autoridades de la salud dicen que es todo un sinsentido; uno simplemente no puede enfermar por salir a jugar debajo de la lluvia (a menos, por supuesto, que la temperatura sea muy fría), ¿cómo es que se desarrolló este entendimiento común? ¿Hubo alguna vez un tiempo en el que este temor de enfermar por la lluvia era considerado un hecho? ¿Quizás en algún momento era de conocimiento común que la enfermedad y la pestilencia efectivamente caían del cielo junto con la lluvia? Y aunque podamos habernos olvidado de esto, actualmente la ciencia reconoce que las partículas biológicas forman mejor su núcleo en las gotas de lluvia.

En el ensayo científico 'El Origen Biológico de los Copos de Nieve y la Lluvia', tomado del Proyecto de Emergencia Suburbana Norteamericano, observamos que:
Durante más de 200 años, investigadores comenzando por Ehrenberg (1795-1876) postularon diferentes clases de partículas que podrían servir como núcleo de hielo en la troposfera. (1) Hay tres grandes categorías:
  1. Partículas de polvo de meteoros, que sirven como creadores de núcleos de hielo principalmente a temperaturas inferiores a -15 grados Celsius (2-4);
  2. Partículas de suelo inorgánico (principalmente arcillas), que también sirven como creadores de núcleos de hielo principalmente a temperaturas inferiores a -15 grados Celsius (5); y
  3. Partículas biológicas, que sirven como creadores de núcleos de hielo a temperaturas iguales o mayores a -5 grados Celsius. (6-10)
¡Los creadores de núcleos de hielo más activos son biológicos!

Los creadores de núcleos de hielo más activos son de origen biológico, declara Christner, et al. en su ensayo recientemente publicado en Science (febrero 29, 2008). (11) "Esto es importante porque la formación de hielo en las nubes es necesaria para la nieve y la mayor parte de las lluvias. El polvo y partículas de hollín pueden servir como núcleos de hielo, pero los núcleos de hielo biológicos son capaces de congelarse a temperaturas mucho más cálidas", explican los investigadores. (14) En otras palabras, existe un mecanismo en el que los copos de nieve y otras clases de precipitaciones pueden formarse cuando las frías temperaturas en la troposfera son relativamente cálidas...
Por supuesto, luego el autor del artículo parece correr en círculos intentando explicar el origen de estas partículas biológicas en la atmósfera, señalando que deben originarse desde el suelo de alguna manera. Aunque puede haber situaciones aisladas en las que ese sea el caso, sospecho que la gran mayoría de las partículas biológicas en la atmósfera son de origen cósmico.

De hecho, según se indica en el informe titulado 'La Relación Entre las Lluvias de Meteoros y las Precipitaciones' por E.G. Bowen, parece haber una correlación entre las fuertes lluvias y las lluvias de meteoros. Revisando los datos históricos de precipitaciones de diferentes lugares del mundo, descubrió que efectivamente había una relación entre los momentos de las mayores precipitaciones y las lluvias de meteoros durante el año en ciertos lugares. Parecía haber una diferencia de 30 días, antes o después, entre las lluvias de meteoros y el comienzo de las precipitaciones. Wickramasinhe también habla de esta diferencia de 30 días entre las lluvias de meteoros y las grandes precipitaciones y hace una importante observación sobre cómo el tipo particular de lluvia hace la diferencia en la transmisión de la enfermedad:
Se sabe que habitualmente las persistentes neblinas del invierno se desarrollan en una oleada de enfermedades similares a la gripe. Ya que, como he mencionado, las bacterias y virus pueden actuar como núcleo de condensación alrededor de la formación de gotas de agua, esta aparente coincidencia no es totalmente inesperada y podría no ser una coincidencia en absoluto. En situaciones en las que las lluvias caen con gotas de gran tamaño no hay mucha oportunidad de inhalación directa de virus en los núcleos, pero el clima neblinoso provee al virus entrante la mejor oportunidad para esparcirse en forma de aerosol de manera que pueda ser fácilmente inhalado cerca del nivel del suelo.
También explica cómo las tendencias estacionales de influenza podrían suceder por descensos invernales que ocurren aproximadamente con 6 meses de diferencia en los dos hemisferios. Estos habrían sido los momentos más probables en los que nuevos o incluso antiguas partículas virales serían forzadas a descender hacia el suelo desde la atmósfera superior. Además, todo gran evento climático como huracanes, tornados, o todo aquel que alcance para entremezclar las capas atmosféricas - incluso bolas de fuego y bólidos - podrían potencialmente provocar la repentina invasión de patógenos. Esto podría explicar ciertos casos de brotes de enfermedades aislados. Interesantemente, hubo un grupo de pequeños impactos de meteoros en Europa y en todo el mundo en tiempos del brote del E.coli alemán en mayo y principios de junio de este año. Hasta el momento, no hubo evidencia concluyente que muestre que la cepa de E.coli alemán se originara con alguna causa particular como las autoridades han afirmado. También hubo mención de personas con severas infecciones fungales en Joplin, Missouri luego que la ciudad fuera arrasada por un gran tornado. En ambos casos existe amplia evidencia como para sugerir una mezcla de las capas atmosféricas superiores e inferiores llevando a un influjo de nuevos patógenos. ¿Es posible que algunas de las masivas muertes de aves, peces y otros animales sean por este mecanismo también? ¿Son estas expuestas especies animales los proverbiales (y quizás literales) canarios de la mina para nosotros?

Si tales ideas resultan ser correctas, entonces realmente necesitamos repensar cómo nos preparamos para las enfermedades pandémicas. Debería haber un énfasis mucho mayor en la detección temprana, sea por satélites o sondas atmosféricas. Una red global de sensores semejante podría proveernos información relacionada a la naturaleza patogénica de partículas que se abren camino en la atmósfera de la tierra y proveer advertencia temprana y tiempo para prepararnos. Antes que eso, por supuesto, necesitamos más investigación en esta área, algo que por el momento es un gran obstáculo dado el corrompido estado de la ciencia moderna. Lejos de sorprender, Wickramasinghe mismo ha sufrido una buena cantidad de reveses en sus intentos por investigar estos temas. El Centro Cardiff de Astrobiología que empleaba a Wickramasinghe y su equipo de investigadores están ahora cerca de un recorte de su presupuesto gracias a la crisis financiera inglesa, a pesar del relativo bajo costo del programa de investigación. Este 'recorte de presupuesto' me resulta un tanto coincidente considerando el gran interés del gobierno por mantenernos en la oscuridad sobre la verdadera naturaleza de las enfermedades y los orígenes de la vida.

De regreso a Elenin...

Volviendo al ataque difamatorio de 'Fernando' que mencioné en la introducción, ahora podemos ver que todas las cosas que él/ella/eso dice que son descaradas en realidad están completamente dentro del rango de posibilidades. Todo lo que hemos dicho sobre Elenin, cometas, tabaco o alimentación proviene de investigación científica y del registro de la historia. Este personaje 'Fernando' obviamente no posee conocimientos en ninguno de estos temas y utiliza argumentos basados solamente en llamamientos al razonamiento emocional de los lectores, y poco más que eso. Observa este extracto, por ejemplo:
"Pero eso no es todo lo que Laura tiene para decir: en su popular blog, ella publicó una especie de entrevista con un personaje X, llamado Andrómeda, en el que dice que a su llegada, Elenin nos impactará duramente con su cola, plagada de virus altamente mortales, que conduciría a la muerte de millones de personas, desatando en consecuencia una terrible epidemia con consecuencias nunca antes experimentadas en nuestra historia".

[...]

"Muchos de ustedes seguramente se habrán preguntado, al igual que yo, quién, o en realidad, ¿qué podría salvarnos? ¡Cuidado! Todavía tenemos esperanza. ¿Y qué se supone que debemos hacer? Bueno, debemos fumar tabaco como adictos e ingerir tanta grasa como sea posible (cigarrillos y comida chatarra, obviamente)".
Como ya hemos dicho, solo existe la probabilidad que Elenin, o cualquier otro 'nuevo' cometa para el caso, contenga microbios patogénicos que puedan conducir a una pandemia. Por lo que sabemos, con todas las bolas de fuego que hemos observado recientemente, nuevos patógenos ya podrían estar flotando en la atmósfera superior, esperando a condiciones adecuadas para caer a tierra. Nuevamente, no hay nada definido sobre este escenario; por el momento, permanece cómodamente dentro de los confines de la especulación académica. Pero el hecho que no esté en la pantalla del radar para la mayoría de la gente no se debe al hecho que este escenario sea totalmente irracional. Parece tener más que ver con la masiva programación que quienes detentan el poder han instigado sobre los conceptos del origen de la vida, la naturaleza de las enfermedades y la verdad sobre los cometas. Lamentablemente, bloggeros como 'Fernando' forman parte de este desastre de desinformación.

© n/a
Interesantemente, mientras escribo esto, parece que el Cometa Elenin está a punto de quebrarse en pedazos. Mientras que no es algo fuera de lo común para pequeños cometas, ciertamente generará más polvo cometario que potencialmente podría ingresar a la atmósfera terrestre en algún momento a fines de este otoño cuando la tierra atraviese el rastro que deje Elenin. Y se mantiene dentro de las posibilidades que este polvo pueda traer microbios patogénicos. Sin embargo, un aspecto positivo es que esto debería darle un descanso a la locura de Hoagland, y los demás, sobre que Elenin es alguna clase de nave espacial extraterrestre disparando rayos de torsión hacia la tierra.

Pero sumado a la amenaza a la salud que representa el Cometa Elenin, la idea que fumar es saludable - al menos en el contexto de protegernos de virus desde el espacio - también podría tener más crédito que lo que la mayoría quisiera considerar. Ciertamente, 'Fernando' no abrirá su mente, sin importar la cantidad de evidencia que presentemos, y estoy seguro que gran cantidad de anti-fumadores emocionalmente motivados pasarán un mal rato también. A pesar de todas las mentiras que pasan como verdades respecto al tabaco, me da la impresión que hubo un tiempo en el que el tabaco era utilizado ampliamente como forma de prevenir la propagación de enfermedades. ¿Quizás haya gente que en el futuro llegue a esta misma conclusión?

Me doy cuenta que hemos cubierto varios temas aquí. Las posibilidades son que haya perdido a algunos lectores en el camino gracias a la puesta en funcionamiento del razonamiento emocional, así que recapitulemos algunos de los principales puntos:
  • El tabaco, a pesar de ser el cuco de las autoridades de la salud, parece haber sido utilizado como efectiva herramienta terapéutica contra la peste bubónica en personas de todas las edades. Esto se debe probablemente a que el tabaco actúa como un amplio agente anti-microbial, como lo sostiene la investigación moderna.
  • Una alimentación alta en grasas saturadas, particularmente grasa animal, es saludable y protectora a pesar de ser crucificada en los medios como la causa de enfermedades coronarias y una variedad de otras enfermedades modernas.
  • El origen de las enfermedades y brotes de enfermedades podría no ser generado por procesos terrestres conocidos, sino que nos caen desde el espacio. Los cometas podrían ser los principales vectores de nuevos microbios patógenos y cuando la tierra atraviesa sus rastros de polvo existe un potencial de infección generalizada. Enfermedades estacionales comunes podrían tener un origen similar también. La infección de persona a persona, sin bien es real, es en realidad un medio mucho menos eficiente para que la enfermedad se propague.
  • Puedes enfermar si sales bajo la lluvia, ¡especialmente si es una lluvia neblinosa!
Nuevamente, si eres nuevo para cualquiera de estas ideas, sé que esto podría producir un gran impacto. Lo importante es adoptar esta información lentamente y verificar la misma con los enlaces y fuentes provistas. Aquí en SOTT estimulamos activamente que la gente realice su propia investigación para poder discernir la verdad por si mismos (y quizás ayudarnos a nosotros también). No estamos en el negocio de decirles a las personas qué deberían pensar o no, pero teniendo en cuenta nuestra extensa experiencia en la investigación de muchos temas, es difícil no tener una fuerte opinión en ciertas ocasiones, especialmente cuando podemos ver que tantas personas reciben el daño de las mentiras de los grandes gobiernos.

Al final, lo que los lectores deberían preguntarse a si mismos es si su pensamiento está basado en el razonamiento emocional (es decir, creencia ciega), o si está basado en evidencia racional. ¿Están tus creencias basadas en investigación personal, o por lo que escuchas en las noticias o lees en el periódico? Todos deberíamos estar atentos a esta forma de pensamiento emocional, sea que provenga de nosotros mismos o de alguien más. En última instancia, es este razonamiento emocional lo que obstaculiza el camino de recibir conocimientos que podrían protegernos de los peligros de los que no éramos concientes previamente. Podrías incluso decir que esta habilidad de dejar a un lado el propio razonamiento emocional y discernir críticamente una situación no es simplemente un talento académicamente útil, sino que podría en realidad salvarnos la vida.
Advertencia: Pudo haberse consumido productos del tabaco durante la escritura de este enfoque SOTT. Los efectos secundarios sobre los lectores podrían incluir mayores niveles de discernimiento, de conciencia, salud y propensión a buscar la verdad.
© Desconocido