Parte I: La estructura de la crisis.

crisis global
© Desconocido
Que el mundo está en crisis ya lo sabemos todos, sin embargo, por increíble que parezca, para muchos esto pasa desapercibido. Y esto no es fortuito, pues estamos expuestos a una constante manipulación mediática para que así sea.

Un amigo me dijo hace poco: "Nos intentan esconder la realidad, pero el barco está hundido y no lo quieren reconocer." Pues, reconozcámoslo... Estamos en crisis.

Basta con ver los índices globales de pobreza, desempleo, hambre, enfermedades, protestas, guerras, abusos, miseria, violencia, etc., etc.; para percatarse de que definitivamente algo no anda bien en este pequeño y hermoso planeta que habitamos hoy.

Si nos ponemos a analizar las causas por las cuales estamos donde estamos, no podemos evitar llegar a la cima de todo aquello a lo que podríamos llamar 'los diversos factores causantes de nuestra auto-destrucción'. ¿A qué me refiero con esto? A que es verdad que existen varios factores a los que podemos referirnos cuando intentamos explicar cómo y por qué llegamos a dónde estamos. Podemos divagar infinitamente acerca de miles de razones psicológicas, instintivas, sociales, cósmicas, políticas, etc., sin embargo, divagar meramente sin contrastar nuestras reflexiones con la realidad, con las reflexiones de otros y con la combinación de la destrucción de nuestras propias ilusiones - léase el auto-conocimiento-, solamente nos perderemos en una telaraña de información e ideas confusas que en su mayor parte han sido instaladas deliberadamente para desinformarnos, en lugar de ponernos más cerca de lo real.
'Y la verdad es que hay algo terriblemente malo en este país [planeta]'

- (Película V de Venganza.)
Es así.

Más allá de todos los miles de factores que podemos analizar y que, sin duda, nos pueden traer información útil en el momento de buscar respuestas sobre lo que le sucede al mundo; al parecer, lo que padecemos es mucho más siniestro de lo que normalmente creemos. Cuando empezamos a indagar en los porqués y los cómos, desde la perspectiva de varias disciplinas diferentes (interdisciplinariamente), vemos que de manera incluso redundante, el patrón histórico de la humanidad consiste en la opresión y explotación de la mayoría por unos cuantos que detentan el poder en diferentes períodos históricos.

A través del tiempo que podemos llegar a ver, vemos que constantemente ciertos grupos humanos despiadados y 'hambrientos de poder' se lanzaron a conquistar a otros pueblos, devastándolos y luego esclavizándolos.

Sin embargo, el tema sobre el cual me propuse a escribir hoy no es un análisis inquisitivo de la inherente maldad de ciertos 'humanos' sin conciencia (léase psicópatas) y su papel en la destrucción de todo aquello que solemos considerar como humano... es decir, la cooperación, la empatía, el cuidado mutuo, la creatividad, etc. Para leer más sobre esto, propongo la lectura de los siguientes artículos, recomendándolos seriamente como paso necesario para empezar a contestarnos la pregunta de cómo es que llegamos hasta aquí.
  1. Ponerología Política: Una ciencia de la naturaleza del mal ajustada a propósitos políticos.
  2. La naturaleza de las revoluciones y la esclavitud de la psique 1 y 2
  3. Edades oscuras e inquisiciones, antiguas y modernas - O por qué las cosas están tan desastrosas en nuestro planeta y la humanidad está al borde de la extinción
los psicópatas gobiernan el mundo
© http://www.facebook.com/LosPsicopatasGobiernanElMundo
Yo, más bien, quisiera enfocarme en un análisis de ese sistema económico-sociopolítico en crisis que sería el resultado programado de este sistema que tiene a psicópatas como líderes para luego pasar a exponer algunas respuestas a esta crisis que considero positivas. Para la primera parte, la crisis, me enfocaré en lo que se llama 'la economía de materiales' y el 'sistema agro-alimentario', concentrándome así en la actividad humana y nuestro modo de vida actual. Para esto, les invito a tomarse un tiempo para ver este video: "The Story of Stuff" (La historia de las cosas) en el cual Annie Leonard nos muestra de manera muy clara el absurdo de nuestra vida moderna y las falencias del modelo económico-sociopolítico en el cual estamos inmersos hoy en día.

En el video, Leonard nos muestra que la 'economía de materiales' consiste en 5 etapas: Extracción, producción (o procesamiento), distribución, consumo, y desecho final.

Extracción

Annie Leonard dice:
destruyendo el mundo
© La historia de las COsas
"La cual es una linda palabra para le 'explotación de recursos naturales', la cual es una linda palabra para 'destruir el planeta'"
  • El 80% de los bosques originales han desaparecido. (En la amazons estamos perdiendo 2.000 árboles cada minuto, eso serían 7 canchas de fútbol por minuto).
  • Solamente en las últimas 3 décadas, se ha consumido un tercio de los recursos naturales del planeta.
  • Si seguimos consumiendo al ritmo que lo hacemos, necesitaríamos 5 planetas. Pero... ¡Adivina! Solo tenemos uno.
Analizando la situación a nivel local, Paraguay es un país esencialmente agropecuario con un modelo de producción agro exportador. Esto quiere decir que somos uno de los países donde se da esta etapa de la economía de sistemas en mayor escala, o sea, donde se 'explotan los recursos naturales' para extraer materia prima para su procesamiento posterior en otros países, en su mayor parte.

Los proveedores, en este caso serían campesinos, ganaderos, sojeros, la explotación forestal, etc. Dentro de los cuales algunos parecen tener más importancia que otros siendo éstos quienes controlan esta y otras etapas del sistema. Me refiero a los grandes productores latifundistas enlazados a las gigantescas corporaciones multinacionales, quienes se dedican a producir granos (de soja mayoritariamente), con el modelo de cultivo al que se llama monocultivo, esto es, el cultivo de un mismo rubro utilizando grandes (enormes) extensiones de tierra, para producir insumos que no son directamente destinados a la alimentación humana, en general.

Que éstos son los actores que controlan el sistema se puede percibir muy bien en las diferentes 'ayudas' que reciben por parte del gobierno como son la creación de rutas para los campos de soja, mientras que los accesos a áreas de producción agroecológica o de pequeños y medianos productores muchas veces son impenetrables debido a las condiciones de las rutas, dificultando en gran medida la posibilidad de comercialización de los últimos. Además de esto, a pesar de que para un pequeño productor ya es bastante difícil competir contra una corporación multinacional, los productores de soja (relacionados altamente a estas corporaciones multinacionales), no pagan impuestos y tienen el combustible subvencionado, siendo que su producción es esencialmente destinada a la exportación, por lo que no genera verdaderos ingresos económicos o en forma de insumos para el país. Esto denota un 'favoritismo' por parte del gobierno hacia los sojeros y las multinacionales que, claramente, no está basado en el potencial de hacernos salir de una crisis sino en los intereses particulares de los mismos. Sin mencionar ya la evidente parcialidad de los medios de comunicación nacionales que favorecen e incluso hacen alevosas propagandas para este sector.

Cabe mencionar que este modelo de producción tiene consecuencias socio-ambientales importantes, haciendo claro que se trata del beneficio de unos cuantos negociantes locales sádicos y sus lazos con corporaciones psicópatas que se benefician a expensas de la destrucción paulatina de un país entero:

Para dar algunos datos, después de 14 años de cultivo comercial de soja transgénica en Paraguay, se observan:
  • soja
    © Yasmin Peña
    La deforestación o desmonte masivos para monocultivos: En la región oriental del Paraguay hay 3.000.000 de hectáreas de soja transgénica y sin embargo ya solo quedan 800.000 hectáreas de bosques.
  • Daños irreversibles contra ecosistemas y hábitats naturales:
    • Por la fumigación con agrotóxicos: Se utilizan cerca de 30 millones de litros de agroquímicos para cada ciclo de cultivo de soja, los cuales pueden llegar a ser incluso 3 por año. No es necesario decir que lo que los Ing. Agrónomos o 'técnicos' suelen denominar 'defensivos agrícolas' son, por supuesto, agroquímicos y son, claramente, venenos, aunque busquen las vueltas para decirnos que no deberíamos llamarlos venenos. Estos agroquímicos son herbicidas, plaguicidas, fungicidas, etc. El sufijo -cida quiere decir muerte. Es por eso que decimos homicidio cuando se asesina a una persona y homicida al asesino. Por lo tanto estamos hablando de venenos que matan ciertas cosas. El Roundup, por ejemplo, es conocido por los campesinos paraguayos como 'Mata Todo'. Así que, no podemos negar que al hablar de agroquímicos estamos hablando de venenos y, que los monocultivos extensivos impulsan su utilización desmedida. Existen estudios sobre los efectos alarmantes de estos agrotóxicos en el ambiente y en la salud humana que deberían ser tomados en cuenta al hablar de los mismos.
    • Se percibe una proliferación de diferentes plagas a consecuencia de la destrucción del balance natural de plagas / depredadores y, además, las plagas y las malezas desarrollan resistencia a los agroquímicos, haciendo que cada vez se deban utilizar dosis más altas o mezclas (cócteles) hechos de manera sumamente irresponsable, ya que no se hacen estudios apropiados para ver los efectos de estas mezclas químicas.
  • Aguas contaminadas y suelos empobrecidos: Es un saber popular que los sojeros no compran sus tierras sino que las alquilan porque saben que después de 4 años de cultivo extensivo/intensivo de soja su tierra será tan estéril que ni siquiera con los mejores fertilizantes químicos y los llamados 'paquetes tecnológicos' podrían llegar a hacer crecer algo en ese lugar. Con respecto al agua, un estudio hecho por la organización panamericana de la salud en conjunto con el ministerio de salud paraguayo reveló que el agua en Paraguay está contaminada con agroquímicos peligrosos como el DDT, endosulfan (utilizado en los cultivos de soja), entre otros químicos muy tóxicos. Esto quiere decir que no importa en donde estemos, las aguas están contaminadas y recibimos dosis diarias de agroquímicos muy tóxicos y, lo peor de todo, las autoridades lo esconden porque saben que se trata de un escándalo nacional. Además, no conocemos métodos para filtrar este tipo de químicos en el agua. Lo que nos lleva a;
  • La pérdida de la salud y la propagación de enfermedades: No sorprende que con dosis diarias de agroquímicos altamente venenosos estemos sufriendo de un empobrecimiento de la salud generalizado (alergias, abortos, malformaciones, enfermedades hematológicas, esterilidad, cánceres y, por supuesto, la muerte), sin embargo, otro factor con respecto a la salud es que, debido al desbalance de los ecosistemas y hábitats naturales aumentan otras enfermedades como el dengue, la fiebre amarilla, la malaria, el hantavirus, etc.
  • La crisis social generalizada:
    • Conflictos territoriales, invasión y migración: Con el favoritismo por parte del gobierno y los medios de comunicación hacia este sector las tierras se reparten a diestras y siniestras en forma de subastas, al que tenga más influencia política o dinero. Esto genera grandes conflictos territoriales entre campesinos e indígenas que son sistemáticamente acorralados e invadidos por los sojeros, conflictos que llegan a enfrentamientos, masacres y muertes silenciadas de las que nadie escucha en los medios de prensa. Además, por supuesto, en vista a todos estos conflictos y el deterioro de la salud causada por los agroquímicos, muchos campesinos se ven forzados a migrar a las ciudades y formar parte de los cordones de miseria y pobreza existentes en la ciudad.
    • Aumento de la miseria, la violencia, la inseguridad, el desempleo, la desigualdad social, la pobreza, el desarraigo, etc.: Por lo mismo que está dicho más arriba. Al aumentar la miseria, la desesperanza por no tener oportunidades, la enfermedad, etc., aumenta la violencia en las ciudades. Existe mucha desigualdad social en el sentido en que mientras los políticos sádicos y sus asociados construyen mansiones ostentosas, tenemos miles de niños durmiendo en las calles y pidiendo limosnas en los semáforos.
Yo diría que esto representa bastante bien lo dicho por Annie Leonard sobre 'destruir el planeta' (y sociedades enteras).

Ahora pasemos a la segunda etapa de este sistema:

Producción

De 'The Story of Stuff':
producción
© La historia de las Cosas
"Lo que sucede ahí es que usamos energía para mezclar químicos tóxicos con los recursos naturales, para hacer productos tóxicos contaminados."
  • Hay alrededor de 100.000 químicos sintéticos usados en el comercio hoy en día. Sólo algunos de ellos han sido probados para los daños a la salud y ninguno de ellos ha sido comprobado para medir los daños sinérgicos, eso significa, cuando éstos químicos interactúan con todos los otros químicos a los que nos exponemos diariamente. Así que no sabemos qué causan estos químicos en nuestro ambiente y nuestra salud.
  • Y claro, la gente que más se expone a estos químicos tóxicos son las personas que trabajan en las fábricas [...] Esa es una de las "bellezas" de este sistema; la erosión del ambiente y las economías locales aquí [El tercer mundo] asegura un suministro constante de personas con ninguna otra opción [Que trabajar en las fábricas]. Globalmente 200.000 personas se mueven al día, desde ambientes que los han sostenido por generaciones a ciudades, muchas para vivir en 'slums', para buscar trabajo, sin importar qué tan tóxico ese trabajo pueda ser. Entonces no son sólo los recursos los que están siendo gastados en este sistema, sino que personas también, se gastan comunidades enteras.
En Paraguay, por ser un país con poca industrialización que se dedica más bien a proveer de insumos a otras industrias a través del mundo, tenemos, todavía, pocas de estas fábricas de las que ya escuchamos denuncias de malas condiciones laborales, intoxicación, mal pago, etc. Sin embargo, no debemos pensar que esta realidad está muy lejana para los paraguayos, ya que ciertas industrias de este tipo están haciendo sus esfuerzos para instalarse próximamente en el país (como ejemplo: Rio Tinto Alcan). Y ya hablé más arriba sobre la migración del campo a la ciudad. Si bien en Paraguay todavía hay un gran porcentaje de población rural, esta migración es bastante obvia; en el campo todos tienen un pariente que trabaja en la gran ciudad más cercana y, muchos tienen parientes que viajaron a España, Argentina u otros países a buscar 'mejores oportunidades', cosa que muchas veces no encuentran.

Sin embargo, existe un eslabón aquí que se mezcla con la etapa anterior del sistema. Esta sería la intermediación. Los intermediarios son todos aquellos que forman parte del proceso que va desde la cosecha hasta el procesamiento de las mismas. Están los camioneros, las desmontadoras, los silos, los puertos, etc. Este eslabón también está controlado por las multinacionales operando en el país, ya que, muchas veces, las mismas poseen su propia maquinaria, personal (muy bajo por cierto ya que esa es la esencia de la industria mecanizada), sus agrotóxicos y semillas (Ejemplo: Soja Roundup Ready y su herbicida específico Roundup de Monsanto), controlan las vías de transporte, tienen sus propios puertos fluviales privados, producen forrajes específicos para la industria de la carne, sus fertilizantes, etc. De esta manera controlan la producción, la exportación y el mercado en general. Se genera un círculo de dependencia total a estas multinacionales.

Un claro ejemplo de esto se da con la multinacional Cargill: Esta corporación se dedica a la comercialización y procesamiento de granos y oleaginosas, jugos de frutas, productos tropicales y fibras, carnes y huevos, sal y petróleo, alimentos para ganado, fertilizantes y semillas. La misma posee el 99% de los puertos fluviales del país y cuenta con sus propios silos de procesamiento.

También dentro de esta etapa de este sistema se encuentra la industria alimentaria o industria de procesamiento alimentario. Aquí también existen multinacionales vinculadas a la producción de alimentos - aunque no me satisface llamarlos 'alimentos' sino más bien basura comestible, mayoritariamente - que compran materia prima y la procesan, exactamente como dice Annie Leonard, agregando químicos de todo tipo como conservantes, colorantes, saborizantes, y todo tipo de venenos para nuestra salud, sumándose a la dosis diaria de venenos a los que somos expuestos y aumentando la enfermedad en la población mundial.

Estas multinacionales son pocas pero dan a los consumidores la ilusión de la elección sacando diferentes variedades de sus productos con envases de diferentes tamaños, colores, diseños, 'propiedades' y/o características, cada uno con un nombre diferente pero perteneciendo siempre a las mismas compañías.

La ilusión de la elección
© Desconocido
La ilusión de la elección.
Algo que se puede decir de esta tendencia al procesamiento de los alimentos por parte de corporaciones es, una vez más, que esto solo aumenta la dependencia a las mismas. Cada vez más, los mismos productores caen en la trampa de producir para proveer a estas corporaciones o empresas procesadoras y luego tener que comprar sus alimentos a las mismas, en vez de procesar ellos mismos sus alimentos de manera tradicional y libre de aditivos para auto-abastecerse. La propaganda juega un papel importante a este respecto, metiéndonos en la cabeza que nuestros alimentos tradicionales, con alto contenido graso (de cerdo, principalmente), carnes, verduras y frutas locales, no son nutritivos y dándoles una connotación de 'alimento para los pobres', siendo que, en realidad, esta alimentación tradicional, heredada de los habitantes ancestrales de estas tierras, sería la más apropiada para nuestros cuerpos y mentes.

Distribución

En palabras de Annie Leonard:
distribución
© La historia de las Cosas
"La distribución significa vender toda la basura contaminada lo más rápido posible."
  • El objetivo aquí es mantener los precios bajos, mantener a la gente comprando y mantener a los inventarios moviéndose.
  • ¿Cómo mantienen los precios bajos? Bueno, ellos no pagan mucho a los trabajadores de las tiendas, y se saltan los seguros médicos cada vez que pueden. Pero todo se trata de externalizar los costos, lo que esto significa es que los costos verdaderos para fabricar las cosas no están capturados en su precio. O sea que no estamos pagando por las cosas que compramos. [¿Quiénes pagan? A lo largo de este sistema, las personas lo pagan.]
Leonard explica el proceso de externalizar costos de manera muy ilustrativa contando como una radio puede pasar por varios países, desde donde se extrae la materia prima, quizás en el Congo, con el trabajo esclavo de niños, hasta el armado en China por algún otro niño en pésimas condiciones laborales a quien se le paga una miseria. Luego, los gastos de transporte, etc. A lo largo del sistema las personas pagan por el precio que nosotros no pagamos, pagan con sus vidas, en el caso de los niños que trabajan en pésimas condiciones laborales, los empleados de supermercado pagan con sus bajos salarios y la falta de seguro médico, y así sucesivamente, este sistema sigue el patrón de beneficiarse monetariamente a expensas de otras personas, dejándolos en la miseria.

En América Latina, vemos un fenómeno al que se le llama Supermercadismo, que hace referencia a la tendencia a construir megatiendas que venden de todo, desplazando, claro, a las pequeñas empresas familiares como almacenes, fruterías, verdulerías, etc. En este modelo de los supermercados, todos los productos se concentran en un mismo lugar y, al hacer que todas las personas se habitúen a satisfacer todas sus necesidades en el 'súper', los productores se ven forzados a vender sus productos a las cadenas de supermercados, teniendo que aceptar las condiciones impuestas por los mismos (que generalmente no están orientadas hacia su beneficio), como los precios bajos. Los productores se quedan sin otra opción que aceptar las condiciones o correr el riesgo de no vender sus productos y quedar en la quiebra.

El objetivo es que todo sea a gran escala para poder mantener los precios bajos, excluyendo así a los pequeños y medianos productores y disminuyendo la calidad de lo que consumimos. Se favorece a la basura química comestible hecha al por mayor antes que a los productos llamados 'artesanales' que constituyen la verdadera comida.

Con este enfoque, logran modificar el patrón de consumo haciendo que las personas mismas prefieran esa basura química comestible, y cualquier otro tipo de basura fabricada para no durar, ya sea porque 'se ve' mejor o porque es más barato, o porque los productores 'artesanales' no tienen mucho dinero para gastar en publicidades llamativas. Lo que nos lleva a la próxima etapa de este sistema que, por lo que vamos viendo, es bastante absurdo.

Consumo

Del video 'The Story of Stuff':
consumo
© La historia de las Cosas
"La flecha dorada del consumo... Este es el corazón del sistema, el motor que lo dirige. Es tan importante que proteger a esa flecha se ha convertido en la mayor prioridad para estos tipos [el gobierno y las corporaciones]"
  • Nuestra identidad primaria es ahora la de consumidores, no madres, no educadores, no agricultores, sino consumidores. El valor primario por el cual nuestro valor es medido y demostrado es por cuánto contribuimos a esa flecha [del consumo], cuanto consumimos. Y sí que lo hacemos: compramos, compramos y compramos, para mantener los materiales fluyendo, y sí que fluyen. Adivinen cuál porcentaje del total de materiales que fluyen en este sistema está todavía en uso productivo en seis meses después de que se pusieron en venta en Norte América... ¿50%? ¿20%? No, el 1%, ¡1!. En otras palabras, el 99% de las cosas que cosechamos, minamos, procesamos, transportamos; el 99% de las cosas que hicimos correr a través del sistema es basura en un plazo de 6 meses.
  • Propaganda. Cada uno de nosotros en los EE.UU. Es objetivo de 3.000 propagandas por día. Nosotros vemos más propagandas en un año de las personas hace 50 años veían en su vida entera. Y piensen al respecto. ¿Cuál es el objetivo de un comercial además de hacernos sentir insatisfechos con lo que tenemos? [...] Los comerciales nos dicen que 'estamos mal, pero podemos hacer que las cosas estén bien si vamos de compras.'
Annie Leonard nos comenta que el hecho de que tiremos gran parte de lo que compramos luego de 6 meses de que haya salido a la venta no es algo que haya sucedido sin más; fue diseñado. Ella habla sobre dos conceptos muy interesantes sobre los cuales sería muy bueno que investiguen. El de la obsolescencia programada y la obsolescencia percibida.

La obsolescencia programada se refiere a que los productos son diseñados para romperse, de verdad. Incluso debaten e investigan maneras de cómo hacer productos que se rompan lo suficientemente rápido pero no demasiado, como para que el consumidor no dude de la fiabilidad del producto. La obsolescencia percibida funciona con la moda y la publicidad, haciendo que uno sea visto como 'desactualizado' o fuera de moda cuando no está constantemente cambiando de celular o computadora, cuando no cambia toda su 'colección' de ropas cada temporada o no se compra nuevos zapatos cuando los que siempre usó ya pasaron de moda. Con la publicidad logran llegar a nuestras mentes, manipulándonos de maneras que muchos ni siquiera imaginamos.

Para leer y ver más sobre este tema, les invito a ver otro vídeo documental sobre la obsolescencia programada (enlace).

En esta etapa del sistema, el consumidor depende de los dictámenes de las grandes corporaciones y sus comerciales invadiendo todo y haciendo que sea cada vez más difícil acceder a los productos tradicionales, caseros o de pequeños productores CON CONCIENCIA. Como consumidores, ya no elegimos lo que consumimos en base a las propiedades nutricionales o la verdadera utilidad, sino más bien compramos en base a la marca, la apariencia del envase, y lo que nos produjo internamente el comercial que vimos o escuchamos, etc.

Nos hemos convertido en compradores compulsivos de un montón de porquerías inservibles que no duran ni 6 meses. Si bien en Paraguay, debido a las condiciones de pobreza, las personas tienden a utilizar durante más tiempo lo que compran; esta realidad está manifestándose cada vez más por aquí también.

¿Acaso esto nos genera felicidad? ¿Acaso se puede llamar Vida a ese constante círculo de trabajar-ver publicidades que te dicen que 'estás mal'-luego ir a comprar para sentirte bien-luego trabajar para pagar lo que acabaste de comprar....... Y así hasta la tumba? Dejamos de lado nuestros verdaderos intereses, nuestras motivaciones humanas, incluso nuestra educación, para trabajar más y poder pagar las cuentas que nos impone este sistema. Yo diría que esto no es Vida, que esto no pasa de ser una mera existencia mecánica en la que somos como tuercas dentro de un engranaje que se mueve hacia nuestra propia destrucción, respondiendo siempre a los intereses de corporaciones y gobiernos que -como vemos- no están interesados en nuestro bienestar.

Desecho final

Del video:
Cada uno de nosotros en los EE.UU. Hace cerca de 4.5 libras de basura por día.

desecho
© La historia de las Cosas
Leonard nos dice que conocemos esta etapa del sistema porque somos nosotros quienes debemos sacar nuestras basuras para que los recolectores pasen a buscarla. Pero ¿Sabemos realmente a dónde va toda esta basura? Basurales. Incineradores que producen químicos aún más tóxicos. Contaminación del ambiente... Y no olvidemos a las personas que por no tener opción viven de la basura que nosotros producimos. En Paraguay quizás no tenemos un verdadero sistema de reciclaje y tratamiento de los desechos, pero tenemos personas que lo 'hacen' de manera gratuita porque no les queda otra. Estas personas buscan su comida y otras necesidades en los basurales en donde se deposita toda la basura que nosotros como ciudadanos desechamos y dejamos que desaparezca de nuestras vistas porque, finalmente, a nadie le gusta vivir rodeado de basura...

Para ver otro vídeo que relata este proceso, pueden ver este documental de 15 minutos que lo muestra de manera muy clara y contundente: Ilha das flores.

Conclusión

Este es, entonces, el sistema base del flujo de materiales en la economía internacional. Cada etapa tiene sus detalles y sus miles y millones de personas, empresas, burocracias, etc., pero, básicamente, es así como funciona; es así como las 'cosas' se mueven de un lugar a otro, en algunos países quizás hayan otras características, como más industrias, pero la estructura es la misma. Siempre, desde el interés de unos cuantos. Este sistema, como vemos, está lleno de fallas y no es para nada eficiente, en cuanto a la utilización de la energía, los recursos y la posibilidad del desarrollo. A las corporaciones no les importa eso, lo único que les importa es el poder total.

Algunos se jactan de que este sistema constituye el progreso de la civilización. Sin embargo, yo creo que debemos preguntarnos si es que este sistema es verdaderamente el resultado del progreso y el desarrollo humano, como muchos suelen recalcar. Y aquí es donde hay que reconocer que este tema del 'progreso' no es más que una mentira, una ilusión que nos han metido en la cabeza, haciéndonos creer que el hecho de que podamos comprar muchas cosas significa 'progreso'.

Nosotros somos seres humanos, o al menos así nos referimos a nosotros mismos, y, si bien la mayoría de nosotros actúa mecánicamente, tenemos la potencialidad de desarrollarnos como verdaderos seres humanos, con conciencia y con cualidades humanas como la empatía, la cooperación, el amor, la amistad, etc. Consumir no es la razón de nuestra existencia, por lo tanto, poder consumir más no significa que estemos progresando hacia nuestro desarrollo.

Repito... Miseria, hambre, pobreza, violencia, masacres, guerras, contaminación, enfermedad... Estas son las consecuencias de nuestra 'civilización' a la que llamamos 'progreso', pero el progreso es una palabra que implica ir hacia algo mejor y no me parece que estas consecuencias nos dejen mejor parados que hace 100, 200 o mil años. Este 'progreso' es el avance del lucro desmedido para algunos y la miseria para el resto de nosotros. Este 'desarrollo' es el desarrollo de mejores estrategias para mantenernos esclavos y convertirnos en perfectos zombis, robots y reflejos de la completa falta de conciencia de estos psicópatas que nos gobiernan.

¿Qué clase de "gobierno" es éste que permite que "su pueblo" viva en semejantes condiciones? Impulsando una lucha constante del pueblo contra los latifundistas, las corporaciones, los banqueros, etc. La 'lucha de clases' no es sino un síntoma más de esta dominación por parte de "personas" que no tienen conciencia, ningún remordimiento...

Tal vez leer todo esto les deja con una sensación desagradable de que todo está mal en nuestra forma de organizarnos. Lastimosamente, he de decir que es así, y debemos saber que, si bien cada uno es responsable de las decisiones que toma con respecto a seguir contribuyendo a esto o no, esto ha sido diseñado de tal manera a que nos sea cada vez más difícil salir del círculo de dependencia.

Una de las características de los psicópatas es que rápidamente corrompen el círculo en el cual se encuentran, buscando imponer su modo de ver el mundo a cualquier costo. Como dice Andrew Lobaczewski en su libro de ponerología:
Los personajes esquizoides tienen como propósito imponer su propio mundo conceptual al resto de la gente o a grupos sociales, utilizando un egoísmo patológico relativamente controlado y la tenacidad excepcional derivada de su naturaleza persistente.

Por lo tanto son capaces eventualmente de dominar la personalidad de otro individuo, lo que hace que el comportamiento de este último se vuelva desesperadamente ilógico. Pueden también ejercer una influencia similar en el grupo de gente al que se han unido.
Estas corporaciones a las cuales me referí a lo largo de este artículo y los gobiernos que las apoyan se comportan exactamente de esta manera. Sin escrúpulos, fomentan este sistema que claramente no promueve el desarrollo humano sino que más bien lo retrasa, corrompiendo cada parte del mismo y haciéndonos cada vez más esclavos, dependientes y sumisos ante sus dictámenes de producción y consumo estandarizados y enfermos.

los psicópatas gobiernan el mundo 2
© sott.net
Debemos comprender que ellos no cambiarán de parecer solamente porque nosotros organicemos protestas, marchas, sentadas, etc., buscando reivindicar nuestros derechos. Sus intereses son y serán siempre otros. Solamente informándonos y uniéndonos en base a un conocimiento objetivo de la realidad y descartando nuestras ideologías infundadas, podemos, quizás, empezar a limpiarnos de lo que este sistema nos implantó y crear modelos diferentes en los cuales prevalezca la humanidad. "Debemos devenir humanos", dice Keny Arkana, y parece ser que eso es muy difícil hoy en día.

Si algo nos interesa el desarrollo humano y el verdadero progreso, debemos conocer y reconocer esto tanto en la realidad de afuera como en nosotros mismos, ya que, para ser efectivo, este sistema nos convierte en sus cómplices y nos programa para que nosotros mismos lo defendamos a pesar de que el mismo sea nuestra propia perdición. Existen ciertas alternativas y modelos de vida que promueven un desarrollo más humano, sobre los que hablaré en la segunda parte de este artículo, pero de nada servirán los mismos si es que no miramos afuera y adentro nuestro con el conocimiento de la patocracia y cómo la misma penetra en nosotros mismos, condicionándonos según sus intereses; y si no nos predisponemos a transformarnos a partir de esta observación. Recuerden que "no podemos curar una enfermedad que no conocemos" tratando solamente a los síntomas de la misma.

Para concluir, dejo un extracto del Podcast de Sott en español, el cual aborda este tema y otros, de manera muy clara: Elecciones en México, situación en América Latina y psicopatía (Haciendo click en el enlace pueden descargar el podcast completo para escucharlo)
LM: [...] Una de las cosas... uno de los puntos yo creo cruciales en nuestra evolución, lo que nos hizo evolucionar fue la comunidad ¿no? El lazo entre varias personas. Y, casualmente, cuando se viene ya este sistema de creencias masculino, jerárquico, se rompe, no nada más este lazo entre personas, también el lazo con la naturaleza que tenían entonces en esas civilizaciones antiguas. Y empieza, a mi parecer, ese cambio de la cooperación, de la comunidad, a la competencia extrema, a la jerarquía, a la guerras, a la dominación, etc. Entonces, yo creo que hay varios puntos en la historia que puedes tomar como referencias para empezar a ubicar también a este tipo de entes patológicos. Por ejemplo, tu que hablabas de Kennedy ahora, cuántas persona hemos visto que cuando empezaban a ganar cierto tipo de atención del publico... podemos decir famosos, con empatía, con verdadera responsabilidad social con verdaderas propuestas de cambio, kennedy es uno de ellos o Martin Luther King, por ejemplo, hay muchísimos ejemplos y cuando estas personas comienzan a escalar a puntos de poder y como son completamente diferentes al sistema patológico que vivimos ahora, pues la única respuesta de este sistema patológico es terminar con ellos ¿no?

J: Sí, y uno de sus puntos débiles es que están solos. Y qué pasaría si en lugar de un líder que lucha y que educa a lo demás y trata de volverle un poco el sentido común a la gente y luchar por la verdad, más que nada. Ni si quiera se trata del bien o el mal, sino de la verdad, de lo que existe de verdad. ¿Qué pasa si no estuviera solo? Si fuera toda la población la que se levanta ¡somos la mayoría! Y sin embargo siempre... muchas veces en la historia ha sucedido, incluso por ejemplo en la revolución francesa, Douglas Reed habla de eso, como uno cree que está organizando un movimiento revolucionario por ejemplo con principios nobles y honestos y buenos, y de repente, siempre hay alguien, un trastornado que se mete en el grupo y va a deformar todo lo que sucedió. Y sigue perteneciendo a una agenda política.

LM: Y ese es un ciclo recurrente, no nada más con la revolución francesa sino muchos movimientos sociales, de independencia, etc. O sea, es algo que se repite, que sigue repitiéndose hasta hoy día.

J: Y el tema que siempre se oculta es la psicopatía. Se culpa a uno, hoy toda la culpa la tiene Bush, pero no la tiene Bush, es una de las marionetas y si no entendemos eso bueno viene otro y es lo mismo: por un tiempo cambian las cosas pero va a ser siempre lo mismo. [...] deberíamos poder comparar datos y buscar soluciones, la solución más adecuada posible y bueno, después uno entra en cómo solucionar el problema. Lobaczewski tenía esperanzas, él habla de tiempos malos y tiempos buenos, y dice que bueno en los tiempos buenos nadie se pone a pensar en el sentido de la vida y por qué...

LM: Es una zona de confort...

J: ¡Claro! Uno quiere placer y quiere trabajar poco. Y bueno es humano, digamos... Pero es cuando empiezan los tiempo malos. Y hoy estamos, la mayoría de la población mundial está viviendo tiempos malos, que uno empieza a tomar conciencia y se dice "bueno ¿qué está pasando?" El problema es que es un desafío enorme porque de tanto tanto lavado de cerebro que ha habido a uno le cuesta tomar conciencia realmente de hasta qué punto nos han mentido. Por empezar, sin contar el hecho de que muchos ya han adoptado el tipo de pensamiento psicopático, muchas muchas personas son seguidoras, les gusta seguir a un líder sin ponerse a pensar demasiado si es malo si es bueno si qué efecto tiene y esto, y bueno... será la responsabilidad de unos pocos quizás al principio el educar a la gente y no quedarse solo. Así que si ustedes están en desacuerdo con el sistema o sienten que algo anda mal, lo mejor sería quizás informarse y unirse, lo otro sí, estar siempre siempre alerta a este proceso de ponerización, como lo llama Lobaczewski, cuando el mal empieza a invadir como un cáncer... Y bueno, por otro lado es bueno porque los virus y las bacterias no saben que se van a morir con el cuerpo que están matando, quizás esa sea la ventaja de la población.

LM: Yo creo que también hay un punto a señalar aquí: muchos de nosotros debido a nuestra progaramacion a nuestra compasión, a nuestra empatía a nuestro sentido de empatía... muchas veces se nos puede plantear por primera vez la idea de una persona que carece totalmente de conciencia, que carece totalmente de compasión, que no le va a importar sobre quién pasar o no le va a importar que hacer para alcanzar sus objetivos, por más negros que sean, pues es una idea bastante shockeante ¿no? Bastante chockeante... Tu puedes imaginarte una persona, bueno o alguien, que parece una persona pero dentro es totalmente diferente a nosotros, entonces mucha gente se frena y empieza a correr sus programas, ya sean religiosos, sociales, familiares: "No es que no puede ser, esa persona más bien tuvo una infancia muy difícil, o el poder lo corrompió, el dinero lo corrompió". Incluso hay una cita que menciona que más bien son los CORRUPTOS los que se sienten atraídos hacia estos puestos de poder, o el dinero, etc., no es que el dinero o el poder corrompan. Y yo creo que si queremos un verdadero cambio necesecitamos empezar a ver la realidad lo más objetiva posible, yo creo que ese es otro reto que tenemos, porque realmente también hay mucha contaminación cognitiva, se le podría llamar, donde estamos en esta época postmoderna, donde nos dicen ahora: "todo es subjetivo"...

J: Sí... "tu creas tu propia realidad"... Sí, y es totalmente falso, bueno, desde nuestro punto de vista hay una sola realidad, hay una sola verdad, son los hechos. No es porque vayamos a pensar en algo que va a cambiar, si bien podemos afectar la realidad, de acuerdo a lo que hacemos a nuestras decisiones, el tema de que cada uno tiene su opinión y que esto que lo otro, es otra manera de distraernos. Bueno, "él piensa así, él gobierna así"... Y también está el tema de cómo estamos traumatizados en América Latina, la mayoría [vivió] años y años de dictadura.

LM: Somos países conquistados, porque realmente fuimos civilizaciones conquistadas, y eso es algo que venimos cargando también, que no hemos sanado completamente.

J: Y en muchos casos la represión fue tal que uno se conforma, como decía mi abuela: "tal o cual presidente, bueno, es pésimo es corrupto y lo que quieras pero por lo menos no nos mata", y uno se conforma con tan poquito, cuando en realidad el gobierno tendría que tenerle miedo al pueblo y no lo contrario. Pero bueno, a ver qué podemos hacer entre todos, tomando consciencia e informando a los demás, y no focalizándonos en detalles como podría ser, un candidato u otro, un partido u otro.

LM: También restaurando esos viejos lazos de comunidad, eso es muy importante, porque ellos tienen la primicia de "divide y vencerás," entonces, vamos a analizar todos los diferente sistemas de creencias, todos los diferentes paradigmas actuales, realmente todo lo que hacen es separarnos cada vez más entre nosotros, empezar a hacer cada vez más y más distinciones. Y un pueblo dividido, una sociedad dividida está completamente a merced de este tipo entidades, por medio de las mentiras, la manipulación, la desinformación, etc... Muchos ni siquiera tienen un punto de referencia para empezar a ver la realidad tal cual es, sino que a tal grado de cómo se ha manipulado el conocimiento, la información actualmente.

J: Sí, y lo desgastante que es eso, sentir que uno está solo, sentir que no hay nada que podamos hacer, sentir que somos el patito feo dentro de la sociedad, digamos, o sea, es algo que quizás... Si hay algo que nos puede dar esperanza es eso, más que nunca, hoy en día se van a necesitar comunidades y gente que luche por un mismo fin, por la verdad... y no por tratar de cambiar un gobierno por el otro. Es todo el sistema el que está enfermo, toda la sociedad, desde los valores morales hasta el sistema educativo, pasando por toda la industria farmacéutica... Todo todo está hecho para que nos quedemos dormidos y que no hagamos nada, y que estemos solos.

LM: Exacto, y es un punto muy importante, bien decía Gandhi: "Tenemos que convertirnos en el cambio que queremos para el mundo." Y es muy importante, tenemos que empezar con nosotros, empezar a desintoxicarnos de todas esas características patológicas que cada vez más y más las vemos como normales y eso es bastante peligroso porque realmente es como un cerco, como una prisión para nuestra mente, o sea, no podemos ir más allá. Tenemos que abrirnos a la verdad. Muchas veces la verdad es difícil y hasta cierto punto presenta cierto grado de sufrimiento, pero yo creo que a largo plazo vale muchísimo la pena, y no sólo por nosotros y nuestro entorno inmediato, sino nosotros como civilización.

J: Sí, al menos en nuestra experiencia y la muchos lectores que nos siguen en Sott, vemos que al fin y al cabo es liberador, a pesar de lo que duele la verdad, tomar ciertas decisiones, se vuelven un sufrimiento que vale la pena, un sufrimiento que vivimos de manera consciente, y no el sufrimiento que nos inculca la sociedad y los principios sociales o el gobierno, etc., así que, bueno, aunque cueste, yo creo que vale la pena. Y bueno y ahí ver cuál es el resultado en nuestras propias vidas y en el conjunto social, si es que mucha gente, la mayoría de la población, toma esa decisión, si no... no sé si hay muchas esperanzas para el mundo, le verdad...

[...]

LM: Uno de los puntos esenciales es empezar a informar a la gente sobre psicopatía ¿no? Toda la gente que está en las protestas ahora, en todo el mundo, saben que algo está mal, todos están afuera en las calles por algo, pero igual, no es la educación, no es la economía, etc., etc... No nos podemos enfocar en síntomas, sino que debemos, por medio de esta información, por medio de este conociminto, darnos cuenta de que la raíz de todos estos problemas es la psicopatía. [...] No puedes acabar con una enfermdad atacando los síntomas solamente.
única acción contra psicópatas
© sott.net