Ciencia y Tecnología
Mapa

Saturn

¿Pueden existir las membranas celulares y, por tanto, la vida, si no hay agua?

Un estudio demuestra la posibilidad de que estas estructuras se formen en metano líquido, a partir de los compuestos presentes en la atmósfera de Titán.

Imagen
© James Stevenson
Modelo de la estructura tridimensional de un « azotosoma », una vesícula que podría originarse en un ambiente de metano líquido. Su membrana está compuesta por moléculas que constan de una cabeza nitrogenada y una cola lipídica.
La búsqueda de vida extraterrestre se limita a menudo a los cuerpos celestes donde ha existido agua en forma líquida (Marte, Europa ...). La razón de ello es que, la vida, tal como la conocemos, se estructura en células delimitadas por membranas donde el agua desempeña un papel crucial. No obstante, James Stevenson y sus colaboradores de la Universidad de Cornell han modelado estructuras que exhiben las propiedades de una membrana en un disolvente distinto del agua: el metano.

Una membrana celular consiste, en esencia, en una bicapa de fosfolípidos. Esta doble capa se autoorganiza gracias a la polaridad del agua. De hecho, los fosfolípidos son moléculas anfifílicas: poseen un extremo fosfatado hidrófilo y otro lipídico hidrófobo. Para minimizar las interacciones hidrófobas, las partes lipídicas se agregan entre sí, mientras que las fosfatadas ofrecen afinidad con el agua. Esta doble capa de fosfolípidos tiende a cerrarse y formar una vesícula, o liposoma.

Pero si no existe agua, ¿pueden formarse vesículas? La pregunta se plantea con respecto a Titán, el satélite más grande de Saturno, que alberga mares de... metano. En este líquido apolar, las interacciones con los fosfolípidos son más débiles, y la elasticidad y la resistencia de las membranas no están garantizadas. A priori, las vesículas no resultarían lo suficientemente fuertes como para permitir la vida.

Cassiopaea

El parte del tiempo en los planetas fuera del Sistema Solar

"Nuboso por la mañana, con cielos despejados con un calor abrasador por la tarde". Aunque esto podría ser la descripción de un típico día de finales de verano en muchos lugares de la Tierra, también podría aplicarse a planetas que están fuera de nuestro sistema solar, según un nuevo estudio realizado por un equipo internacional de astrofísicos de la Universidad de Toronto, la Universidad de York y la Universidad de Queen's de Belfast.

Imagen
© Lisa Esteves/University of Toronto
Recreación artística del ciclo diario en uno de estos exoplanetas.
Utilizando las observaciones sensibles del telescopio espacial Kepler, los investigadores han descubierto pruebas de ciclos climáticos diarios en seis planetas extrasolares que muestran distintas fases. Las variaciones de cada fase ocurren a medida que diferentes zonas de estos planetas reflejan la luz de sus estrellas, de un modo similar a los ciclos de nuestra propia luna en sus distintas fases.

Entre los descubrimientos hay indicios de mañanas nubosas en cuatro de los planetas, y tardes cálidas y despejadas en otros dos. "Hemos determinado el clima en estos mundos extraterrestres midiendo los cambios que se producen a medida que los planetas giran alrededor de sus estrellas "anfitrionas", e identificando los ciclos día-noche", afirma Lisa Esteves, una estudiante de postgrado del Departamento de Astronomía y Astrofísica de la Universidad de Toronto, y autora principal del estudio que se ha publicado en The Astrophysical Journal.

Evil Rays

China considera lanzar una misión espacial a la cara oculta de la Luna

El programa espacial chino estudia lanzar a finales de esta década una misión no tripulada que alunizaría en la cara oculta de la Luna, lo que convertiría al país asiático en el primero en lograr este hito, según señaló uno de sus expertos citado hoy por la agencia Xinhua.

Imagen
El jefe de diseño de este programa, Wu Weiren, hizo este anuncio en una conferencia sobre las misiones espaciales chinas, donde subrayó que China quiere buscar un lugar de aterrizaje más complicado que en la anterior misión lunar, la Chang E 3, que llegó al satélite terrestre en diciembre de 2013.

Ese alunizaje en la cara más alejada de la Tierra, que ha sido observada por múltiples sondas orbitales pero nunca explorada en superficie, podría intentarse ya en la siguiente misión, la Chang E 4, cuyo lanzamiento se ha ido posponiendo y para el que aún no hay fecha concreta.

La misión Chang E 3 también desplegó el primer robot de exploración lunar china, el Yutu ("Conejo de Jade"), y ahora China estudia principalmente que las siguientes misiones sean capaces de regresar a la Tierra, de cara a un viaje tripulado a largo plazo.

Magnify

Científicos descubren hábitat extremo en las Cataratas de Sangre de la Antártida

Científicos descubren hábitat extremo en las Cataratas de Sangre de la Antártida Los torrentes salinos subterráneos que nutren las Cataratas de Sangre de la Antártida conectan un inesperado ecosistema que sobrevive en las condiciones más adversas.
Imagen
En la Antártida existe un lugar que hace honor a la fama legendaria del continente: las llamadas Cataratas de Sangre. Se trata de una caída de agua en donde la salinidad del líquido se combina con un nivel elevado de hierro del terreno y, finalmente, con el oxígeno del aire, lo cual resulta en un torrente rojizo que a la distancia semeja una herida sangrante.

Recientemente el sitio fue objeto de una investigación realizada por científicos de la Universidad de Tennessee, quienes analizaron los flujos subterráneos de agua salada que nutren las cataratas y notaron que existe una conexión entre estas y lagos cercanos que desde la superficie parecen separados entre sí. Según estas observaciones, realizadas con un helicóptero equipado con un sensor especial, hay afluentes que van desde la costa hasta 12km de profundidad y, en el caso del agua que fluye bajo el glaciar Taylor, hasta con 5km de profundidad.

Bug

Crean 'ojos de mosca' con cristal líquido (Video)

Imagen

Una matriz de microlentes que se autoensamblan en torno a un eje central. Fuente: Universidad de Pensilvania.
Los ojos compuestos que se encuentran en los insectos y algunas criaturas del mar son una maravilla de la evolución. En ellos, miles de lentes funcionando juntas para proporcionar información sofisticada sin la necesidad de un cerebro sofisticado. El artificio humano sólo puede comenzar a aproximarse a estas estructuras auto-ensambladas de forma natural, y, aun así, requieren técnicas de fabricación esmeradas.

Ahora, ingenieros y físicos de la Universidad de Pensilvania (EE.UU.) han demostrado cómo se pueden emplear los cristales líquidos para crear lentes compuestas similares a las que se encuentran en la naturaleza. Aprovechando la geometría en la que estos cristales líquidos les gusta organizarse, los investigadores son capaces de crear lentes compuestas con tamaños controlables.

Estas lentes producen conjuntos de imágenes con diferentes longitudes focales, una propiedad que se podría utilizar para obtener imágenes en tres dimensiones. También son sensibles a la polarización de la luz, una de las cualidades que se cree que ayuda a las abejas a navegar por sus entornos. El estudio ha sido publicado enAdvanced Optical Materials.

Eagle

Los pandas no deberían comer bambú, según estudio

Llevan dos millones de años mascando casi exclusivamente cañas de bambú, pero los osos panda gigantes no se han adaptado aún a esa dieta, lo que plantea un difícil problema digestivo, según un informe científico publicado este martes.
Imagen
El sitio internet mBio, en Estados Unidos, anunció que tras haber examinado 45 osos panda gigantes durante un año, descubrió inesperadamente que esos animales tienen un sistema digestivo "totalmente diferente al de otros herbívoros".

Los pandas aun guardan en sus tripas las bacterias que acostumbraban a facilitar su dieta carnívora cuando eran omnívoros.

Gold Bar

Un sorprendente material que se convierte en 'oro' al ser tocado(video)

Científicos estadounidenses han exhibido un líquido subenfriado que está por debajo del punto de congelación, pero que recién se vuelve sólido tras ser tocado. Al ser frotado por otro cristal, de repente comienza a cristalizarse, brilla intensamente y a la luz ultravioleta obtiene un color amarillo.

Un equipo de la Universidad de Michigan ha expuesto un asombroso material, denominado líquido subenfriado orgánico, que se cristaliza y produce luz en cuanto es tocado, informa 'The Daily Mail'. El video muestra el momento en que el material se vuelve intensamente brillante y adquiere un color 'dorado' tras ser frotado por un cristal.
© YOUTUBE / American Chemical Society

Family

La activación de nuestros genes varía según la estación del año

En el núcleo de nuestras células se encuentra la información genética, cada uno de los genes que intervienen en las características y funciones de nuestro cuerpo. Últimamente, está cobrando mucha importancia cómo se regulan estos genes; es decir, en la célula ocurren una serie de procesos que pueden silenciar o activar estos genes. El estudio de estos procesos se denomina epigenética y es clave para entender el funcionamiento del organismo.

© Desconocido
Es posible que te hayas percatado de que algunas enfermedades mejoran o empeoran según la estación en la que te encuentres. Bajo este fenómeno se encuentran unos mecanismos complejos que nos dan pistas para entender por qué sucede esta curiosa relación. Esto es lo que han estudiado unos científicos de la Universidad de Cambridge, cuyo estudio ha llegado a unas conclusiones sorprendentes.

La actividad de nuestras defensas depende de la estación del año

El equipo de investigadores analizaron las muestras sanguíneas y la grasa de más de 16.000 personas que vivían en países tanto del hemisferio norte como del sur.

Encontraron que de los 22.822 genes que se identificaron en las muestras, la actividad de 5.136 variaba dependiendo de la estación del año en que las muestras fueron recogidas, lo que supone que un cuarto de nuestros genes varia en función de la época del año.

Lo más interesante fue descubrir que nuestro sistema inmune también se encuentra a merced de estos cambios, así como los genes que participan en las enfermedades cardiovasculares. Por ejemplo, las muestras que se recogieron cuando era invierno mostraron una mayor actividad de los genes asociados con enfermedades cardiovasculares y autoinmunes.

Bulb

Dos experimentos del CERN detectan una nueva desintegración de partículas

Los experimentos CMS y LHCb del gran colisionador de hadrones del CERN han conseguido la primera observación de una rarísima desintegración de partículas, la que transforma los llamados mesones B0 s en dos muones. El modelo estándar de física de partículas señala que esto solo ocurre unas cuatro veces cada mil millones de desintegraciones y ahora, por fin, se ha visto. En este estudio participan investigadores de las universidades de Barcelona y Santiago de Compostela.

© CERN
Colisión en el experimento CMS donde se observa la desintegración de mesones B0s en dos muones.
En un artículo publicado hoy en la revista Nature, las colaboraciones de los experimentos CMS y LHCb del Gran Colisionador de Hadrones (LHC) describen la primera observación de una desintegración muy inusual de un tipo de partículas, los mesones B0 s, en dos muones, partículas similares a los electrones pero más pesados.

El modelo estándar, la teoría que mejor describe el mundo de las partículas, predice que este infrecuente proceso subatómico ocurre unas cuatro veces cada mil millones de desintegraciones, pero no se había visto antes. Estas desintegraciones podrían abrir una ventana a teorías más allá de ese modelo, como la supersimetría. Investigadores de la Universidad de Compostela (USC) y del Insistituto de Ciencias del Cosmos de la Universidad de Barcelona (ICCUB) han participado en el hallazgo.

El análisis se ha basado en datos tomados en el LHC en 2011 y 2012, fase en la que intervino el grupo del ICCUB, concretamente en el diseño e implementación de dos líneas del sistema de filtro de datos (trigger) para seleccionar en cada colisión protón-protón en LHCb los sucesos que podrían corresponder a una pareja de muones. Además, participaron en la definición de los fenómenos físicos usados para distinguir la señal buscada para esta desintegración del fondo, así como en la definición de los denominados canales de control que miden los ritmos en los que sucede este proceso.

Según Eugeni Graugés, investigador principal de este grupo, "desde el punto de vista experimental, este resultado tiene un gran impacto: delimita muchas de las posibles ampliaciones del modelo estándar actual que describe la física de partículas elementales, dado que aleja su posible validación experimental a un régimen de energía muy por encima de lo explorado hasta hoy mediante los aceleradores de partículas".

Comentario:
Artículos relacionados:



Rose

Las plantas también sienten: se descubre que los vegetales reconocen a su propia familia

Imagen
© WESTSCAPE
Macetas de 'Artemisia tridentata', una especie capaz de distinguir entre lo propio y lo ajeno.
Como en los animales, el comportamiento de los vegetales hacia sus semejantes varía según su parentesco genético.

Cleve Backster antepuso a su ciencia el prefijo pseudo el 2 de febrero de 1966, cuando descubrió, dijo, que las plantas poseen una suerte de conciencia extrasensorial. Esta capacidad, aseguraba Backster, las induce a reaccionar eléctricamente a las emociones de los humanos con los que han sintonizado, incluso encontrándose persona y vegetal separados por cientos de kilómetros.

Desde su Escuela de Detección de Mentiras en California, el hombre que instauró el polígrafo en la CIA aún defiende la existencia de una percepción primaria en todas las células vivas que las hace estremecerse ante el sufrimiento de otras, lo que se manifiesta en galopantes saltos de aguja en el detector conectado a la planta cuando el experimentador maltrata a un yogur, vierte agua hirviendo sobre las inocentes bacterias del desagüe, o tan sólo acaricia la mera idea de dañar a otros seres.

Comentario: No se pierda nuestro programa especial sobre el mito vegetariano:


Vea también: Comamos lo que comamos, SIEMPRE vamos a alimentarnos de un ser que siente, no podemos escapar de esta regla de la naturaleza, así que intentemos respetar en la medida de lo posible al mundo animal y vegetal y alimentémonos de aquello que es más óptimo para nuestro cuerpo: