Imagen
© Carlos Latuff
Plan de paz de Israel...
La Autoridad Nacional Palestina (ANP) afirmó este martes que Israel intenta acelerar la destrucción del proceso de paz entre los dos Estados tras decidir aumentar la colonización en Jerusalén Este y Cisjordania con la edificación de unas dos mil viviendas en esta zona, en represalia por la admisión de los palestinos a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) que fue oficializado en la víspera.

Nabil Abu Rudeina, el portavoz de la ANP, afirmó a la prensa internacional que Tel Aviv el ''acelerar la construcción de colonias equivale a acelerar la destrucción del proceso de paz''.

Esta decisión fue tomada por Tel Aviv luego de que los ocho principales ministros del Gobierno israelí realizaran más temprano un encuentro en Jerusalén para buscar cómo responder al golpe recibido por los 107 países integrantes de la Unesco, que votaron a favor del ingreso de Palestina como miembro pleno.

Dentro de esta reunión también establecieron retener las tasas y aranceles que recauda Israel para traspasar a la ANP como estipulan los Acuerdos de Oslo, o la retirada a dirigentes palestinos de sus pases exclusivos, que agilizan el cruce de fronteras y puestos militares de control.

Ante esto, el representante palestino consideró que ''la congelación de los fondos palestinos es un robo del dinero del pueblo palestino".

Igualmente tachó de inhumana la retención del envío de este dinero al pueblo de Palestina.

Sobre esta situación, Saeb Erekat, negociador palestino para la paz y uno de los principales dirigentes de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), consideró que Tel Aviv debería ser el primero en felicitar a su pueblo por ser aceptado como miembro de pleno derecho del organismo.

"Ambos pueblos comparten una tierra con una historia y una cultura comunes'', constituye "una victoria para la Humanidad, la paz y la solución de los dos Estados (...). Los israelíes deberían abrir los ojos y aplaudirlo", expresó Erekat en declaraciones a la Radio del Ejército israelí.

No obstante, el ministro de Educación israelí, Gideon Saar (del partido Likud), manifestó que los ministros de su país deberán estudiar las repercusiones que la aceptación de Palestina en la Unesco tiene para el futuro de las relaciones con la ANP.

Poco antes, el viceministro israelí de Relaciones Exteriores, Danny Ayalon, acusó a la Unesco de convertirse "en una organización política al integrar a un Estado que no existe, luego del voto de una mayoría automática de sus miembros".

La iniciativa de Palestina de acudir al organismo de beneficiencia para buscar el ingreso, "demuestra que ellos no quieren ni la paz ni negociaciones, sino que tienen intenciones de perpetuar el conflicto", dijo.

La Unesco admitió este lunes a Palestina como miembro de pleno derecho del organismo, luego de una votación realizada en su sede en París (capital francesa) con 107 votos a favor, 14 en contra y 52 abstenciones.

Al término de la votación, el organismo internacional afirmó que "la entrada de Palestina eleva la cantidad de Estados miembros de la Unesco a 195".

La admisión de Palestina como miembro 195 de la organización fue recibida con una ovación por los participantes de la Conferencia General, que se pronunciaron a favor del ingreso después de que así lo hiciera también el Comité Ejecutivo el pasado 5 de octubre.

Mientras tanto, el comité de adhesiones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) continúa el debate sobre la petición de Palestina de formar parte del organismo como un Estado libre e independiente.