Bienvenido a Sott.net
mar, 21 ago 2018
El Mundo para la Gente que Piensa

La Ciencia del Espíritu
Mapa


Brick Wall

Perfeccionismo: ¿Un rasgo adaptativo o desadaptativo? ¿Cuándo deja de ser positivo y afectar negativamente nuestra vida?

El perfeccionismo, un constructo psicológico que se ha conceptualizado de distintas maneras a lo largo del tiempo y ha incrementado su estudio e investigación en los últimos años.

tiro al blanco
© Desconocido
La concepción del perfeccionismo que ha predominado por varios años ha estado asociada a un rasgo de personalidad negativo y hacía referencia a personas que se proponían estándares de desempeño elevados e inclusive metas imposibles, esforzándose de una forma compulsiva para alcanzarlos y la evaluación que hacían de su desempeño se hacía en base a la productividad y los logros.

Al hablar de personalidad, es importante hacer una breve referencia teórica de la misma. Se entiende a la personalidad como un constructo que define la actividad psíquica global, siendo resultado de una combinación genética y factores del desarrollo, que se manifiesta mediante las conductas de un individuo y en su desempeño habitual. Si bien se considera que la personalidad es una entidad compleja que está en constante cambio, la misma se mantiene más o menos estable a lo largo de vida. A los elementos que la configuran se los denomina "rasgos de personalidad", los cuales tienen un componente hereditario que se enlaza a componentes ambientales. El conjunto de rasgos conforman la personalidad y dan cuenta del modo de ser de las personas.

Se evalúan mediante un continuo que va de nulo a extremo y es precisamente esa oscilación en su manifestación lo que determina la normalidad de un individuo, porque da cuenta de su flexibilidad cognitiva. Por el contrario, cuando una persona presenta un trastorno en la personalidad hay determinados rasgos que se presentan de forma extrema y lleva a que el individuo siempre responda del mismo modo, independientemente de la situación, de la persona o lugar (persistencia de patrones).

Comentario: Puede leer también: Les invitamos a ver también nuestra entrevista a Aleta Edwards: Sanando las heridas de la vergüenza y el perfeccionismo:




Hearts

Cómo ser comprensivo con los demás, en 8 pasos

La capacidad de ser comprensivos es una de las facultades psicológicas que nos ha hecho capaces de vivir en sociedad. Y es que por el mismo motivo por el que cada persona tiene su personalidad, es necesario poner algo de esfuerzo para adaptarse a los puntos de vista del resto para llegar a conectar con ellos.
cafe
En este artículo veremos varias ideas clave acerca de cómo ser comprensivo o comprensiva, y de qué manera pueden ser aplicadas en nuestro día a día.

Comentario:

La empatía es una decisión, y puedes entrenarte para sentirla
Empatía, mucho más que ponerse en el lugar del otro
La trampa de la empatía. Entendiendo la personalidad antisocial
La aprensión empática motiva a actuar altruísticamente


Roses

Cómo sanar las heridas de nuestras relaciones con la inteligencia emocional

Pérdidas, decepciones, rechazos, traiciones, desamor... Sabemos que las relaciones, como los huesos, también se rompen. Sin embargo esas fracturas no siempre sanan tan rápido como pensamos; el tiempo por sí solo no nos rehabilita, todo duele y casi nada alivia... De ahí, que la inteligencia emocional para sanar esas heridas sea un buen recurso para cerrar poco a poco esas cicatrices internas.

soledad
© Desconocido
Decía Franklin D. Roosevelt que cuando lleguemos al final de una cuerda, solo cabe una opción: hacer un nudo y esperar. Terminar con algo que hasta no hacía mucho nos mantenía amarrados a algo firme y seguro siempre produce angustia.

Sentimos como si todo nuestro ser se precipitara a un vacío sin forma. Sin embargo, lejos de dejarnos a nuestra suerte y descuidarnos, hay que hacer un nudo de seguridad y aguardar. Esa sensación de miedo y desamparo terminará disolviéndose.

La vida es una experiencia impredecible, lo sabemos, un viaje donde sortear picos y mesetas. A veces el trayecto es doloroso, tanto que llegamos a pensar que no podemos soportar tanto revés, tantos giros y altos en el camino. Lo queramos o no estamos obligados a tener un kit básico de supervivencia con el que poder sortear con mayor solvencia todos esos imprevistos.

La inteligencia emocional nos proporciona como siempre valiosos recursos con los que poder transitar mucho mejor por esos eventos vitales tan adversos. Veámoslo a continuación.

Comentario: Puede leer algunas herramientas concretas que podrían ayudar en este proceso de sanación: En caso de que las heridas emocionales se deban a una relación tóxica, también es importante aprender sobre las mismas. Al respecto, puede leer:


Phoenix

Mente, memoria y Arquetipo: Resonancia mórfica e Inconsciente Colectivo. Parte 2 - la causación formativa, ADN y el alma de la vida

nueva ciencia de la vida sheldrake
Tomado del blog Noticias de abajo.
Parte 1 - los orígenes del mecanicismo materialista
Rupert Sheldrake es un biólogo teórico cuyo libro Una Nueva Ciencia de la Vida: la hipótesis de la causación formativa (Tarcher, 1981) provocó numerosas controversias. Nature lo describió como "el mejor candidato para la quema en la hoguera", mientras que la revista New Scientist lo calificó como "una importante investigación científica sobre la naturaleza de la diversidad biológica y la realidad física". Debido a que su trabajo tiene implicaciones en los conceptos desarrollados por Jung, como son el Arquetipo y el Inconsciente colectivo, hemos invitado a que Sheldrake exponga sus puntos de vista en una serie de artículos que irán apareciendo de manera sucesiva en las revista Perspectivas Psicológicas. Estos artículos suponen una actualización de la conferencia que dio en mayo de 1986, "Resonancia mórfica e inconsciente colectivo", en el Instituto de Relaciones Humanas de Santa Bárbara.

¿Cómo surge la forma?


La hipótesis de la causación formativa, que es la base de mi trabajo, se inicia por el problema de las formas biológicas. En la Biología se ha producido una larga discusión sobre cómo explicar el desarrollo de los embriones y organismos. ¿Cómo crecen las plantas a partir de las semillas? ¿Cómo se desarrollan los embriones a partir de los huevos fertilizados? Esto supone un problema para los biólogos, aunque no supone ningún problema para los embriones y las plantas, que finalmente se desarrollan y acaban adquiriendo su forma. Sin embargo, los biólogos señalan que es difícil dar una explicación causal de la forma. En Física, se considera que una causa iguala al efecto. La cantidad de energía, de materia, y la energía suministrada para que se produzca un cambio es igual a la cantidad obtenida después. La causa subyace en el efecto y el efecto en la causa. Sin embargo, cuando observamos el crecimiento de un roble a partir de una bellota, no parece haber tal equivalencia entre causa y efecto, al menos de una manera obvia.

En el siglo XVII, la principal teoría mecanicista de la embriología decía simplemente que el roble se encontraba dentro de la bellota: dentro de cada bellota había un roble en miniatura que luego crecía para convertirse en un árbol.

Esta teoría estuvo bastante aceptada y era consistente con el enfoque mecanicista tal y como se entendía en aquella época. Sin embargo, como señalaron rápidamente los críticos, si el roble crecía produciría bellotas que contendrían en su interior robles que podrían crecer y producir bellotas que contendrían robles... y así ad infinitum. Si por el contrario una forma procede de una ausencia de forma (el nombre técnico de esto es epigénesis), entonces ¿de dónde viene la forma?

¿Cómo aparecen las estructuras que antes no estaban allí? Ni platónicos ni aristotélicos tuvieron ningún problema en responder a esta pregunta. Los platónicos dijeron que la forma provenía de los arquetipos platónicos: si hay un roble es porque hay una forma arquetípica de roble, y todos los robles serían simplemente reflejos de ese arquetipo. Desde este arquetipo que está más allá del tiempo y del espacio, no hay necesidad de que la forma esté ya incrustada en el interior de la bellota. Los aristotélicos dijeron que todas las especies tienen su propio tipo de alma, y el alma es la forma del cuerpo. El cuerpo está en el alma, no el alma en el cuerpo. El alma es la forma del cuerpo y está alrededor del cuerpo y contiene el objetivo del desarrollo (lo que formalmente se llama una entelequia). El alma de un roble contiene eventualmente un roble.

Comentario: Recomendamos leer también:


Book 2

Trauma perdido y encontrado: cómo el trauma familiar heredado da forma a quienes somos

Traducido por el equipo de editores de sott.net en español
trauma
El pasado nunca está muerto. Ni siquiera es pasado.

- William Faulkner, Réquiem por una monja
Una característica bien documentada del trauma, que es familiar para muchos, es nuestra incapacidad para articular lo que nos pasa. No sólo perdemos nuestras palabras, sino que algo le ocurre a nuestra memoria también. Durante un incidente traumático, nuestros procesos de pensamiento se vuelven dispersos y desorganizados, de tal manera que ya no reconocemos los recuerdos como pertenecientes al evento original. En su lugar, en nuestro inconsciente se almacenan fragmentos de la memoria de manera dispersa y en forma de imágenes, sensaciones corporales y palabras; y éstas pueden llegar a ser activadas más tarde por cualquier cosa que tenga una remota reminiscencia de la experiencia original. Una vez que se activan, es como si se hubiera presionado un botón invisible de rebobinado, haciendo que recreemos aspectos del trauma original en nuestro día a día. Sin darnos cuenta, podríamos estar reaccionando a determinadas personas, eventos o situaciones en las viejas formas que no son familiares y que se hacen eco del pasado.

Sigmund Freud identificó este patrón hace más de cien años. La repetición traumática, o "compulsión a la repetición", como Freud lo acuñó, es un intento del inconsciente de reproducir lo que no se ha resuelto para que podamos "hacer las cosas bien". Este impulso inconsciente de revivir eventos pasados podría ser uno de los mecanismos que intervienen cuando las familias repiten los traumas no resueltos en las generaciones futuras.

El contemporáneo de Freud, Carl Jung, también creía que lo que queda inconsciente no se disuelve, sino que vuelve a surgir en nuestras vidas como destino o fortuna. "Lo que no emerge como Consciencia", dijo, "vuelve como Destino". En otras palabras, es probable que sigamos repitiendo los patrones inconscientes hasta que los traigamos a la luz de la consciencia. Tanto Jung y Freud observaron que todo lo que es demasiado difícil de procesar no se desvanece por sí solo, sino que se almacena en nuestro inconsciente.

Freud y Jung observaron cómo ciertos fragmentos de la experiencia de vida que fueron previamente bloqueados, suprimidos o reprimidos aparecían en las palabras, los gestos y comportamientos de sus pacientes. Durante las décadas siguientes, los terapeutas verían indicios tales como los lapsus, los patrones de accidentes, o las imágenes de los sueños como mensajeros que iluminan las regiones inefables e impensables de las vidas de sus clientes.

Comentario: Puede leer también:


Brain

El efecto mágico de la lectura en nuestro cerebro

La lectura de novelas, textos de ficción y ensayos sirven de soporte para imaginar situaciones, escenarios y personajes. Al recorrer sus páginas, vamos creando imágenes mentales de caras, vestidos, paisajes, espacios y distancias. Y es ahí donde empieza el efecto mágico de la lectura en nuestro cerebro.
lectura
La lectura, como actividad, es una oportunidad perfecta para desconectar y relajar nuestro diálogo interno, frena los reproches, las acusaciones o los ciclos de pensamiento sobre esos problemas que no acertamos a resolver. Todo esto es capaz de activar muchas de las regiones cerebrales que activan nuestros sentidos.

Comentario: Asimismo lo invitamos a leer:



Roses

El sufrimiento puede ser un obstáculo o una oportunidad

El sufrimiento se arraiga en lo más profundo de nuestro interior. Es como un extraño que se cobija sin permiso dentro de nosotros para hacerse con el control y desgastarnos a todos los niveles, pero que podemos llegar a vencer si nos lo proponemos.

lago mujer
© Desconocido
Ahora bien, aunque muchas personas piensan que dolor y sufrimiento son lo mismo, lo cierto es que son dos fenómenos muy diferentes. El dolor es parte de la existencia, es natural y se origina cuando perdemos aquello que amamos o cuando nuestro cuerpo nos avisa de que hemos sufrido un daño, es decir, es una reacción natural que se produce ante un evento negativo. Por ejemplo, si nos golpeamos la rodilla, sentiremos un dolor agudo en ella y si nuestra pareja rompe con nosotros, también aparecerá esta sensación en forma emocional. Esto ocurre de manera automática, sin que nuestra mente tenga que intervenir.

Por su parte, el sufrimiento se origina por no aceptar lo que sucede, es una elección que nos lleva a desear que las cosas fueran de otra forma, es decir proviene de los juicios que realizamos y por lo tanto es fruto de nuestra mente. Así, para que exista sufrimiento tenemos que hacer una interpretación negativa de la situación.

Comentario: Recomendamos leer también:


Magic Wand

Los Cuatro Pasos del Dr. Jeffrey Schwartz para lidiar con pensamientos obsesivos y comportamientos compulsivos

pensamientos obsesivos
© Desconocido

Comentario: Si bien este artículo se enfoca en el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), consideramos que los Cuatro Pasos desarrollados por el Dr. Schwartz son útiles para cualquier persona que intente lidiar con pensamientos y comportamientos automáticos que muchas veces pueden caer dentro del concepto de la "compulsividad", sin ser necesariamente síntomas de un TOC. Después de todo, muchos tenemos hábitos de pensamientos, emociones y comportamientos aprendidos a lo largo de nuestra vida que pueden llegar a ser difíciles de cambiar. Por ende, estas herramientas podrían ayudar en el proceso del conocimiento de uno mismo y la transformación personal.


Si tienes pensamientos obsesivos y comportamientos compulsivos, te aliviará aprender avances significativos en el tratamiento de esta enfermedad. En los últimos veinte años, la terapia de conducta ha resultado extremadamente efectiva en el tratamiento del trastorno obsesivo compulsivo (TOC).

El concepto de auto-tratamiento, como parte del enfoque de la terapia de conducta es un avance importante. En este documento, te enseñaré cómo llegar a ser tu propio terapeuta de conducta. Mediante el aprendizaje de hechos básicos concretos en torno al TOC, y reconociendo que es una enfermedad que responde al tratamiento, serás capaz de vencer los impulsos compulsivos y rituales y te entrenarás en nuevas formas de poder con las obsesiones tan molestas.

En UCLA llamamos a este enfoque "auto tratamiento cognitivo-conductual". La palabra cognitivo viene de la palabra latina "conocer"; el conocimiento juega un rol importante en este enfoque para enseñar técnicas de comportamiento básicas. Las investigaciones han demostrado que la exposición y prevención de respuesta son muy efectivas para tratar el TOC. En la tradicional exposición y prevención de respuesta, las personas con TOC aprenden bajo la continua guía de un terapeuta profesional, con el objeto de aprender como resistir la necesidad urgente de respuestas compulsiva o rituales. Por ejemplo, afectados con obsesiones irracionales de contaminación por suciedad o gérmenes deben ser instruidos para agarrar algo sucio en las manos y conseguir no lavarse durante al menos tres horas. Nosotros, sin embargo, hemos realizado algunas modificaciones a este método para posibilitarte que lo hagas tú mismo.

La técnica se llama "prevención de respuesta" porque aprendes a prevenir tus habituales impulsos compulsivos y a reemplazarlas por nuevos comportamientos más constructivos. Llamamos a nuestro método "biobehavioral" porque utilizamos un conocimiento nuevo sobre las bases biológicas del TOC para ayudarte a controlar las respuestas a la ansiedad y para aumentar tu habilidad para resistir los síntomas molestos del TOC. Nuestro tratamiento difiere de la clásica exposición y prevención de respuesta de manera importante: hemos desarrollado un método en cuatro pasos para potenciar tus habilidades para que, cuando te expongas a las obsesiones, prevengas por ti mismo la respuesta sin necesidad que un terapeuta esté presente en ese momento.

El principio básico es que mediante la comprensión de lo que esos pensamientos obsesivos y esa urgencia por hacer rituales que eviten una catástrofe o daño irreal son, puedes, de este modo, aprender a arreglártelas con el temor y la ansiedad que el TOC produce. Manejarte con tu miedo te permitirá controlar tus respuestas o reacciones más efectivamente. Emplearás conocimientos biológicos y conciencia o reconocimiento cognitivo que te ayudarán a desarrollar exposición y prevención de respuesta por ti mismo. Esta estrategia tiene cuatro pasos básicos:
  • Paso 1: Reetiquetamiento (Relabel)
  • Paso 2. Reatribuación (Reattribute)
  • Paso 3: Reenfoque (Refocus)
  • Paso 4: Revaloración (Revalue)
La meta es desarrollar estos pasos a diario. (Los primeros tres pasos con especialmente importantes al principio del tratamiento). El autotratamiento es una parte esencial de esta técnica para aprender a manejar tus respuestas al TOC sobre la base del día a día. Empieza a aprender los Cuatro Pasos.

Comentario: Recomendamos leer también: La inteligencia de la auto observación y la consciencia de sí mismo

Asimismo, para ayudar en este trabajo personal, podría ser de gran ayuda la neurorretroalimentación o neurofeedback, específicamente la llamada NeurOptimal. Al respecto, puede leer:


Phoenix

Cómo superar la decepción y convertirla en acción

La vida es un continuo de alegrías y desilusiones. La solución no pasa por vivir sin esperanza, pasa por mirar hacia la realidad, aceptarla y pasar a la acción.

look up
© Desconocido
Siempre que nos sentimos decepcionados -por un resultado determinado, por nuestro comportamiento o el de otra persona...- es porque previamente nos habíamos creado ciertas expectativas alejadas de la realidad. Dejadme que os ponga un ejemplo con mi propia historia.

Cuando cumplí cinco o seis años, mi padre me regaló un libro. Era mi primer libro, un libro de verdad, lleno de texto. No era un cómic ni un álbum ilustrado. Acababa de aprender a leer y recuerdo perfectamente cuál fue mi reacción: ¡una enorme decepción! ¿Por qué un libro? Como si yo fuese un adulto... ¡Yo no quería un libro! ¡Quería un juguete!

No me atreví a decirle nada por no herir sus sentimientos, pero supongo que la decepción se leía en mi cara. Todavía recuerdo el título del libro: Oui-Oui et la voiture jaune, de Bibliothèque Rose (Oui-Oui es un personaje creado por la escritora de literatura infantil Enid Blyton).

Lo leí a disgusto. Pero, ¡oh milagro! Me gustó mucho y desde entonces ya no dejé de leer. La lectura se ha convertido en una de las actividades a las que dedico más tiempo y que más placeres me aporta. Y escribir libros es hoy mi segunda profesión, junto a la de médico.

Comentario: Recomendamos leer también:


Family

10 tipos de narcisismo: Las diferentes caras de las personas narcisistas

La palabra narcisismo se ha colado en la cultura popular para referirse a personas que se aman demasiado a sí mismas y buscan constantemente la atención y los halagos de los demás. Son personas excesivamente volcadas en sí, con una escasa empatía.
narcisismo
En realidad, una dosis de amor propio es imprescindible. Necesitamos valorarnos y querernos lo suficiente. Una autoestima sólida es la base para mantener el equilibrio emocional y ser exitosos. No obstante, hay ocasiones en las que esa autoestima se encuentra artificialmente elevada y la persona necesita admiración constante. Entonces se hace referencia al narcisismo, que puede llegar a convertirse en un trastorno de personalidad, acompañado con comportamientos desadaptativos que terminan provocando daños en las relaciones interpersonales.

Comentario: Asimismo lo invitamos a leer los artículos siguientes: