Bienvenido a Sott.net
sab, 27 mayo 2017
El Mundo para la Gente que Piensa

La Ciencia del Espíritu
Mapa


Family

El resentimiento en la Psicoterapia Gestalt

© Shutterstock
El resentimiento, según la RAE hace referencia al "sentimiento persistente de disgusto o enfado hacia alguien por considerarlo causante de cierta ofensa o daño sufridos y que se manifiesta en palabras o actos hostiles". Pero, además, el resentimiento es el enfado que viene por el hecho de que ese daño provocado, viene de no atender una determinada exigencia, como a ser respetados, escuchados o valorados, por ejemplo.

El derecho que tiene cada ser humano a exigir a otro es un tema espinoso. El propio Perls planteó en su afamada "Oración gestáltica" que cada uno hace su parte en la vida y que no estamos aquí para cubrir las exigencias de otros sino las nuestras propias, que esa es la responsabilidad para obrar nuestra propia felicidad.

Sin embargo, en nuestra vida diaria, continuamente exigimos cosas a otros, ya que muchas de nuestras necesidades o cosas que queremos, sólo podemos satisfacerlas a través de los otros. El problema, probablemente, sea que expresamos las exigencias de forma muy deshonesta, en el sentido gestáltico del término (es decir, que no somos claros y directos cuando las realizamos, sino que las maquillamos y endulzamos para que sean menos amenazantes, de tal forma que no asumimos la responsabilidad de nuestra exigencia/petición de forma clara y sincera). Una exigencia, entendiéndola como una petición clara al otro, es una acción congruente, enérgica y responsabilizada: al plantearle de esta manera, el sujeto está asumiendo la responsabilidad de dicha petición y está evidenciando aquello que necesita o desea del otro, y de su postura al respecto.

Comentario: Recomendamos leer también los siguientes artículos relacionados:


Brain

Esto es lo que pasa en tu cerebro cuando lees una poesía

La poesía son dardos con forma de palabras que van directo a la parte más emocional de nuestro cerebro. Hay poemas que despiertan un auténtico tsunami emocional y hacen que se nos pongan los pelos de punta, como la "Primera Elegía" de Rainer Maria Rilke, cuyas estrofas dicen:
"La belleza no es nada sino el principio de lo terrible,
lo que somos apenas capaces de soportar,
lo que sólo admiramos porque serenamente desdeña destrozarnos.
Todo ángel es terrible".

Comentario: Asimismo lo invitamos a leer: Sobre los hijos - Poema de Khalil Gibran


Butterfly

La flecha envenenada: La parábola budista que nos pone frente a frente con nuestro mayor error

Buda, en la búsqueda de la iluminación, también intentaba descubrir cómo liberarnos de la ignorancia y el sufrimiento. Al igual que otros grandes sabios del pasado, propuso una filosofía práctica que nos anima a centrarnos en las cosas más sencillas como una vía para alcanzar metas mayores.

El taoísmo lo resumió perfectamente en una frase: un camino de mil kilómetros empieza por un solo paso. Sin embargo, en la vida cotidiana nos resulta difícil aplicar estas enseñanzas.

Magic Wand

Los niños notan lo que los adultos no ven

A veces, la supuesta inmadurez y las limitaciones de la infancia pueden convertirse en el punto fuerte de los niños. De hecho, cada vez más investigaciones están haciendo que nos replanteemos la etapa infantil pues el desarrollo de algunas funciones cognitivas da lugar a la pérdida de otras habilidades o capacidades. Tal es el caso de la atención.

Mientras más desarrollamos la atención selectiva más detalles pasamos por alto

A medida que crecemos nuestras funciones cognitivas van madurando, como resultado de la creciente complejización y diferenciación de las estructuras del cerebro. Sin embargo, el desarrollo no es una línea recta y también se puede producir una especie de reversión evolutiva, sobre todo en el ámbito de la atención.

Phoenix

Recuperar la espiritualidad en la modernidad líquida y la sociedad efímera

Ni las personas ni los grupos humanos pueden soportar por mucho tiempo el vacío existencial. En un primer momento, quizás se eche mano de la compensación y de la "distracción", pero la insatisfacción creciente desencadenará una actitud de búsqueda de la plenitud presentida: es la búsqueda espiritual.

Algo así parece estar sucediendo entre nosotros. A ojos de muchos analistas, resulta innegable que, en nuestro medio sociocultural, nos hallamos frente a un creciente resurgir de la espiritualidad. Y que dicho resurgir corre paralelo a un no menos evidente declive de la religión institucional. Hasta el punto de que, según ellos, nos encontraríamos ante el umbral de una etapa transreligiosa, transconfesional y postcristiana. ¿Es así en realidad?

© Desconocido
En diversos artículos recientes de Tendencias21 de las Religiones se ha abundado en la tendencia emergente en el siglo XXI hacia la espiritualidad. Un mundo dominado por la modernidad líquida necesita interiorizarse. La sociedad efímera necesita recuperar consistencia, solidificar la columna vertebral con valores que la reconstruya con solidez. Este proceso no es monopolio de las religiones establecidas. Está siendo asumido por movimientos sociales muy diferentes.

En el presente trabajo Enrique Martínez Lozano (tomando como referencia temas aparecidos en la Revista Aragonesa de Teología y en www.feadulta.com, ofrece unas claves que permitan facilitar la comprensión de lo que nos toca vivir en este campo, así como las perspectivas que se abren ante nuestros ojos.

En un reciente escrito inédito, expone que "me parece oportuno empezar por aproximarnos al concepto mismo de "espiritualidad", para saber a qué nos referimos exactamente. Habrá que delimitar luego las relaciones entre religión y espiritualidad, así como el lugar de esta en el diálogo con la ciencia. Trataremos de comprender qué se quiere significar cuando se habla de "postcristianismo" y terminaremos reivindicando la importancia de cuidar - ya desde la infancia- la inteligencia espiritual, si queremos avanzar hacia una vida de mayor plenitud".

Comentario: Volvemos a recomendar la lectura del artículo de Laura Knight-Jadzcyk, en el cual se aborda sobre este tema extensivamente:
Los escritos de muchos grandes investigadores, entre ellos Carl Jung y físicos y matemáticos, sugieren que Platón tenía razón y que hay realidades inmateriales como las almas, los arquetipos, la conciencia independiente de cerebros físicos, y mucho más. La evidencia de esto es en realidad más importante que los harapos que están pegados entre sí para intentar validar la macroevolución. Y, por supuesto, esto significa que los defensores del darwinismo materialista, son los que están trabajando en uno de los mayores engaños de la historia.

La física cuántica indica que no sólo la "materia" parece disolverse en vibraciones con patrones en los niveles más fundamentales, se ha hecho evidente que hay un papel estructurador desempeñado por la conciencia. Ahora hay mucha evidencia acumulada de que la mente existe separada del cerebro físico y que los fenómenos como la telepatía no sólo son demostrables, pero que se ajustan a los modelos del Universo, con causas que no son locales.

En otras palabras, el mundo ha cambiado bajo los pies del evolucionismo materialista y no hay mucho más en nuestra realidad que el realismo ingenuo en el que se basa el neo-darwinismo. El hecho de que los evolucionistas más contemporáneos todavía se aferren a las viejas teorías de moda, cruda y mecánica, a pesar de los avances bien conocidos en otros campos de la ciencia es una prueba más del carácter religioso de sus creencias.

Y aquí llegamos a una idea interesante: la dificultad para los creyentes en la evolución puramente mecanicista y los creacionistas es que cualquier cosmología que es suficientemente explicativa de los fenómenos que observamos en nuestro universo tiene dinámicas e implicaciones más profundas. Tanto los evolucionistas como los creacionistas no parecen ser capaz del pensamiento verdaderamente abstracto, sutil, necesario para analizar estas consecuencias. Es como si ambos tipos están confinados dentro de un conjunto de restricciones cognitivas que guían a sus percepciones, experiencias y prioridades. Cuando se recogen los datos sobre este tipo de personas - y se encuentran en todas las clases y profesiones - nos encontramos con un cierto factor común que ha sido identificado como el "tipo de personalidad autoritaria". [...]

Edades oscuras e inquisiciones, antiguas y modernas - O por qué las cosas están tan desastrosas en nuestro planeta y la humanidad está al borde de la extinción
Puede leer también:


Butterfly

Pensamientos que nos sabotean: así actúan en nuestra la mente

¿Quién no ha tenido alguna vez en su vida algún pensamiento del tipo "no voy a ser capaz de aprobar ese examen", "nunca voy a conseguir un buen trabajo", "no valgo para nada", "seguro que caigo mal a mi compañero de mesa" o "no voy a encontrar una pareja nunca"? Este tipo de pensamientos son conocidos, en psicología, bajo el nombre de creencias irracionales.
Estos pensamientos pueden aparecer en ocasiones de forma aislada, pero se convierten en un problema cuando son reiterados y tan constantes que limitan y bloquean a la persona en determinadas facetas y actividades de la vida diaria. Como por ejemplo: en el ámbito laboral, a la hora de establecer relaciones sociales, hablando en público o incluso ante el cuidado de los hijos.

Así, lo peor de estas creencias no es solo el hecho en sí de que son irracionales, sino que actúan bloqueándonos, como pensamientos que nos sabotean y limitan.

Comentario: Como lo mencionamos antes, tener este tipo de pensamientos no quiere decir que algo esté mal, como lo mencionan al final del artículo, sino que más bien podemos siempre utilizar estas experiencias como aprendizaje. Todas las emociones o pensamientos tienen un propósito y el fin no es siempre estar feliz, de hecho, se ha demostrado como los sentimientos de tristeza por ejemplo, tienen un porqué en nuestra vida.

En este caso recomendamos leer:


Phoenix

Descubriendo el Mito del Viaje del Héroe

© Desconocido
Hace cuatro años, cuando estaba investigando y redactando mi tesis de investigación en la Universidad John Moores de Liverpool, sobre el Proceso de Despertar de la Conciencia, me topé con referencias a Joseph Campbell y el viaje del héroe. Por aquel entonces nunca había oído hablar de este tema y lo poco que puede leer referenciando tuvo un gran impacto sobre mí. Así que no tardé en volver a la biblioteca de la Universidad a buscar el tan citado libro "El Héroe de las Mil Caras. Psicoanálisis de un Mito", publicado en el 1949!.

Fueron dos los aspectos que más me impactaron: primero, que los resultados de mi investigación, relacionados con una síntesis de entrevistas sobre un gran espectro de áreas acerca del proceso de despertar y transformación de la conciencia, encajaban muy bien dentro del proceso que describe el viaje del héroe; y segundo, que veía mi vida reflejada en ese viaje arquetípico, dándome fuerza y valor para seguir adelante en mi andadura y a la vez, me hacía sentir conectado y formando parte de algo invisible pero muy real.

Tras terminar en el 2008 mis estudios de postgrado en el extranjero, regrese a mi ciudad natal, Barcelona, para iniciar varias andaduras poco corrientes, las cuales llamaría aventuras, porque contienen todos los ingredientes del viaje del héroe. Desde entonces he ido profundizando cada vez un poco más en la naturaleza del viaje, aunque mi antención ha estado puesta más en la vivencia que en el análisis de la experiencia. Es ahora cuando estoy prestándole más atención.

No ha sido hasta principios del 2011 que, debido a una necesidad personal, no he sentido el deseo de profundizar mucho más en este viaje, accediendo a otros puntos vista, a adentrarme en materias directa o indirectamente relacionadas y por tanto, a ampliar mi conocimiento al respecto. Este blog, los talleres y conferencias son el resultado de tal necesidad.

El viaje del héroe es la historia común de aquellos que emprenden un viaje en busca de un sentido más trascendente para sus vidas; de aquellos que necesitan y se atreven a ir más allá de los límites; de aquellos que se atreven a saltar al vacío, aquellos que renuncian a mayor bienestar físico por mayor integridad moral y humana; es la historia de aquellos que se atreven a cuestionar su realidad, su entorno y lo percibido como lo normal; aquellos que necesitan compartir con su entorno, con el mundo, algo que descubren en beneficio de todos; aquellos que se atreven a experimentar en si mismos más allá del rango conocido de experiencias humanas, para regresar y ampliar las posibilidades sobre el potencial humano; aquellos que se atreven a pensar y sentir diferente, a sacar una mano, un brazo, un pie y una pierna de la caja que limita su realidad para descubrir nuevas posibilidades vitales; aquellos que son tildados de locos, de raros, de diferentes, de incomprendidos, aquellos que se atreven a manifestar su verdadera naturaleza, aquellos que se atreven a ser ellos mismos. En definitiva, aquellos que se atreven a manifestar su verdadera naturaleza divina y brillar como lo hace el sol sin miedo al qué dirán o a incomodar a otros en su mediocridad.

Comentario: Recomendamos leer también: Joseph Campbell: El poder del mito. Conversaciones con Bill Moyers (extractos)


Butterfly

La vida cambia cuando dejas de esperar

La inmensa mayoría de las personas vive atrapada entre su pasado y el futuro, dejando que el presente se les escape entre las manos. Muchos creen que cuando obtengan ese añorado ascenso serán más felices, que cuando encuentren una pareja finalmente se sentirán completos, que cuando llegue la jubilación podrán hacer lo que les plazca...
De esta forma viven acumulando expectativas para el futuro. Dejan de pensar en cómo mejorar su situación actual para imaginarse viviendo en el mañana. Se centran en cómo tienen que vivir o cómo les gustaría vivir, sin darse cuenta de que así solo están hipotecando su presente. Como resultado, su conversación suele ser una queja continua que versa sobre todas las desgracias y frustraciones de su día a día.

Así, esperar algo del futuro olvidándose del presente se convierte en la soga con la que se maniatan de pies y manos. Por eso, si queremos que nuestra vida cambie, el primer paso, aunque también es el más difícil de dar, es dejar de esperar.

Comentario: Asimismo lo invitamos a leer:



Brain

La meditación produce cambios en el cerebro, según la ciencia


La meditación está de moda en la actualidad; sin embargo, es una práctica ancestral que lleva practicándose durante siglos.


En los últimos años, muchas personas en Occidente han optado por adentrarse en la práctica meditativa por sus beneficios tanto a nivel mental como físico, y es que la meditación se convierte en una gran alternativa en los tiempos que corren, pues ayuda permanecer en el aquí y el ahora, conectados con nosotros mismos y con la mente relajada, lejos de este ajetreado mundo, lejos de las expectativas irreales.

Comentario: Desde SOTT recomendamos ampliamente el programa de respiraciones Éiriú Eolas. Asimismo recomendamos leer los siguientes artículos sobre los beneficios de la meditación:



Brain

¿Cómo reacciona nuestro cerebro cuando nos equivocamos?

Todos podemos tener dos tipos de mentalidades, una orientada al crecimiento y otra fija. Y nuestra reacción ante un error depende de nuestra educación.

Según ha publicado este lunes el diario español El País, las personas con "mentalidad de crecimiento" piensan que el éxito depende del esfuerzo, del trabajo o de sudar la camiseta. Sin embargo, las personas con "mentalidad fija" creen que depende de habilidades innatas y tienen urticaria ante cualquier error.
© Desconocido
Curiosamente, el hecho de decantarnos por una o por otra no depende de cuestiones genéticas, sino de educación, como demostró la psicóloga de la Universidad de Stanford Carol Dweck con alumnos de once años y después de que hicieran un trabajo difícil. A aquellos a los que les reconoció que su éxito dependía de su esfuerzo, se atrevían después con otro desafío aún más difícil.

"Total, si me equivoco, no importa", pensaban. Empero, a los niños que se les dijo que lo habían conseguido porque eran muy listos o muy inteligentes, cuando el reto iba en aumento, preferían no intentarlo."¿Para qué probar suerte y equivocarme? Mejor me quedo como estoy y así sigo demostrando que soy inteligente", era el pensamiento que lo resumía.

Este resultado resulta muy desconcertante. Siempre se ha dicho que es bueno reforzar la autoestima de nuestros hijos con el verbo "ser", ser muy buen chico, muy listo, entre otros. Sin embargo, como ha comprobado Dweck, con esta técnica corremos el riesgo de reforzar también la mentalidad fija.

Comentario: Una vez más comprobamos que equivocarse y aprender a tolerar la frustración que esto puede provocar es esencial para poder sacar provecho de estos errores y que los mismos nos sirvan como herramientas para desempeñarnos mejor en el futuro.

Recomendamos leer también: