Audio:

Queridos lectores y críticos,

Es hora de que tengamos una pequeña charla sobre lo que está ocurriendo en nuestro planeta, en nuestra casa; en nuestra hermosa esfera azul, verde y dorada que gira a través de la oscuridad del espacio en tándem con sus planetas hermanos y hermanas, y con su estrella padre: nuestro Sol que nos brinda vida. ¿Una hermosa imagen, cierto? Poética incluso. Pues, todas esas cosas complicadas que constituyen el regalo de la vida parecen estar actualmente bajo amenaza debido a la acción de un desarrollo evolutivo bastante interesante: el homo shizoidius.

Todos sabemos que algo anda mal en nuestro mundo. Basta con observar la histeria que se está diseminando como una plaga. Recientemente, un maestro francés se apuñaló a sí mismo alegando que había sido un ataque terrorista. Después de ser arrestado, lo enviaron a un hospital psiquiátrico. ¡Ese es un tipo que había enseñado e influenciado a niños durante veinte años! Después vino lo más absurdo: ¡una mesera de un bar llamó a la policía tras haber confundido un pie de micrófono por una pistola! ¡El miembro de una banda lo estaba llevando adentro para su concierto! Las autoridades cerraron las calles de la zona, el equipo SWAT se presentó en el lugar, y pudieron haberse producido muertes (incluyendo a la mesera, si tan solo se hubiera detenido a pensar por un momento). ¿Cuántas personas recientemente han llamado a la policía para recibir ayuda y resolver una situación, pero acabaron desencadenando el asesinato de sus seres queridos, o incluso del suyo propio? Si la mesera tiene tan poco sentido común, no me queda duda de que debería evitar tener hijos para transmitir sus genes.