Tormenta en Filipinas
© EFE
Un niño camina junto a los destrozos de la devastada localidad de Cagaan De Oro en el sur de Mindanao.

La mayoría de la gente estaba durmiendo cuando el agua de la crecida llegó.

Unos 20 mil soldados han sido movilizados en una vasta operación de auxilio.

El balance de muertos de la tormenta tropical Washi que devastó el sur de Filipinas aumentó a 440 el sábado, informó la Cruz Roja.

Entre los lugares más afectados figuran la ciudad Cagayan de Oro, donde se reportaron 215 muertos, y la cercana ciudad de Iligan, donde murieron 144 personas, indicó el secretario general de la Cruz Roja filipina, Gwen Pang.

Unos 20 mil soldados han sido movilizados en una vasta operación en la costa norte de la isla de Mindanao.

El alcalde de Iligan, Lawrence Cruz, dijo que la tormenta provocó "la peor inundación en la historia de nuestra ciudad", en declaraciones a la televisión GMA. "Sucedió muy rápido, cuando la gente dormía".

La televisión mostró imágenes de una familia saliendo por la ventana de su casa y a unos rescatistas llevando a los supervivientes a una zona segura, con el agua al nivel del pecho.

"La mayoría de la gente estaba durmiendo cuando el agua de la crecida llegó a las 02:30 de la mañana (18:30 GMT del viernes)", dijo a la prensa en Manila Benito Ramos, jefe de la oficina de gestión de desastres.