El ministro sirio del Exterior, Valid Mualim, arribó hoy a esta capital, donde analizará con su similar ruso, Serguei Lavrov, la aplicación de un plan del enviado especial de la ONU y la Liga Árabe, Kofi Annan.

Imagen
© Desconocido
Valid Mualim
Para mañana están planificadas las pláticas oficiales entre ambas partes, en coincidencia con el cumplimiento del plazo para establecer un cese al fuego del ejército sirio y de las formaciones armadas de la oposición en el estado levantino.

El canal de televisión estatal Rossia señaló desde Damasco que existe preocupación del gobierno sirio, pues continúan las acciones violentas de las formaciones armadas, pertrechadas desde el exterior.

Funcionarios entrevistados por Rossia afirmaron que pondrían los intereses de seguridad de la población por encima de otras decisiones si se diera el caso, tras escuchar negativas del autoproclamado Ejército de Liberación de Siria a poner fin a las hostilidades.

El viceministro ruso del Exterior Guennadi Gatilov reiteró que su país apoya el plan de seis puntos de Annan y se refirió a las consultas con Damasco para incluir observadores rusos en una misión internacional de monitoreo en Siria.

En ese sentido, la prensa local destacó que Mualim se encuentra en contacto permanente con el enviado especial para Siria.

Rusia también espera para los próximos días la visita de al menos dos delegaciones de representantes de la oposición como parte del proceso de gestiones para mediar en un acercamiento entre los enfrentados en Siria que los lleve a la mesa de negociaciones.

Moscú denunció, sin embargo, que acciones como el recién efectuado foro en Estambul de los llamados "Amigos de Siria" alientan a quienes intentan resolver el diferendo por la fuerza.