Imagen
© EFE
El exministro alemán de Relaciones Exteriores, Joschka Fischer, ve que la UE está a un paso del caos.
El exministro alemán de Relaciones Exteriores, Joschka Fischer, alertó de que la Unión Europea (UE) está"a un paso del desastre" y del "caos", y urgió a implantar la unión fiscal para poder salvar el euro, porque de la moneda común depende el futuro de la UE y de los países de su entorno.


Fischer, jefe de la diplomacia alemana entre 1998 y 2005, en representación de los verdes alemanes, intervino en un coloquio junto al exministro francés de Exteriores, Bernard Kouchner, en las jornadas que el Círculo de Economía en la localidad española de Sitges (Barcelona).

Al igual que los expertos que participaron, Fischer alertó de la extrema gravedad de la situación actual. Así aseguró que en la reunión del próximo año del Círculo de Economía, "o habrá una Europa más fuerte o estaremos ante un caos".

Y es que, según el exministro, mientras los gobiernos europeos no adopten una solución contundente, como una "tesorería común" en la zona del euro, los especuladores, a los que comparó con tiburones en busca de sangre, seguirán ejerciendo este rol en los mercados financieros.

El exministro opinó que "el futuro del euro decidirá" también el futuro de los 27 países de la Unión Europea y de otros estados europeos como Suiza, y advirtió que, si el euro se desmorona, asistiremos a una "renacionalización" en Europa.

"La desintegración de la unión monetaria sería una idea pésima. Estamos a un paso del desastre, del fin de la idea europea", dijo Fischer, que subrayó que a los países emergentes o a otras grandes potencias "no les importa el destino" de la UE.

Fischer lamentó que las principales naciones europeas, entre ellas la Alemania de Angela Merkel o la Francia que ahora preside Franois Hollande, "no quieren liderar" la salida a esta crisis.

Por aparte, el exministro francés Bernard Kouchner aseguró que si las elecciones del próximo 17 de junio, en Grecia, no dan lugar a un gobierno mayoritario y estable, el abandono del país heleno del euro podría ser "la única forma de salvar Europa" .

Kouchner fue ministro de Asuntos Exteriores en el primer gobierno del expresidente Nicolas Sarkozy.