volcán Havre
© Jeff Schmaltz/NASA
El hallazgo fue comprobado con las imágenes del satélite espacial MODIS de la NASA.
Científicos descubrieron que el mar de piedras pómez flotando en las cosas de Australia cerca de Kermandec fue causado por la erupción del volcán submarino Havre.

El hallazgo fue comprobado con las imágenes del satélite espacial MODIS de la NASA del 19 de julio 2012 a las 9:50, en un reporte del vulcanólogo Alain Bernard de la Universidad Libre de Bruselas.

En forma independiente el vulcanólogo Erik Klemetti de GNS de Nueva Zelanda y Robert Simmon de la NASA reportaron las mismas imágenes de MODIS del 19 de julio a las 9:50 y a las 14:10. Las de la tarde se observan con menos nubosidad, señala la agencia estadounidense

Se observan en estas, los primeros indicios de ceniza volcánica de la erupción, manchas grises de la piedra pómez, y una nube volcánica.

Incluso el registro de temperatura de la superficie, captado también por MODIS reveló a las 10:50 del mismo día la evidencia adicional de la erupción, según muestra Alain Bernard.

El volcán Havre es una cadena montañosa que se encuentra a mitad de distancia entre Auckland y la Isla Raoul, al costado del arco de Kermandec, del cual no se cuentan mayores registros por los vulcanólogos.

Días atrás la Armada Real de Nueva Zelanda descubrió la vasta extensión de piedra pómez y en un inicio se creyó que pudo ser el volcán submarino Monowai que mostró actividad el 3 de agosto.