En estos hospitales se sustrae los órganos de practicantes de Falun Gong vivos.
Hospital Provincial Qianfoshan
© sdhospital.com.cn
Imágen de la página de Internet del Hospital Qianfoshan. El hospital está acusado de estar involucrado en la sustracción de órganos de presos políticos.
El Hospital Provincial Qianfoshan de Shandong y el Hospital de la Policía de Shandong, en la ciudad de Jinan, capital de la provincia de Shandong, están muy involucrados en el asesinato y sustracción de órganos de presos, practicantes de Falun Gong incluidos, según denuncias hechas recientemente a La Gran Época por una fuente familiarizada con el asunto.

Un médico veterano que ha trabajado en el sistema sanitario en Jinan durante más de 20 años, declaró a La Gran Época que muchos de los trasplantes de órganos de personas vivas realizados en la provincia durante la última década provenían de la colaboración entre los dos hospitales y la Prisión Provincial de Shandong y la Cárcel Provincial de Mujeres de Shandong.

Las unidades trabajan en estrecha colaboración, buscando fuentes de órganos entre la población carcelaria, sustrayendo los órganos de donantes contra su voluntad (generalmente mientras están aún vivos o cuando mueren, indica la fuente) y realizando el trasplante de órgano; también existen políticas claras para la distribución de las ganancias, dijo la fuente.

El 12 de agosto de 2003, el Hospital Provincial Qianfoshan de Shandong y el Centro Oriental de Trasplante de Órganos (OOTC) del Primer Centro Hospitalario de Tianjin, fundaron el Centro de Trasplante de Hígado de OOTC en Shandong, según un directorio de información sanitaria de China que registró un perfil de los hospitales.

OOTC había estado implicado previamente en la extracción de órganos de detenidos de Falun Gong vivos, según un informe de agosto de 2008 realizado por la Organización Mundial para investigar la persecución de Falun Gong (WOIPFG), un grupo de investigadores que estudia este asunto.

WOIPFG hizo una llamada de teléfono al hospital para obtener información sobre el uso ilícito de órganos de practicantes de Falun Gong. Cuando se preguntó a un miembro del hospital si podían suministrar dichos órganos, éste respondió: "Sólo tienes que venir" y cuando se le presionó, agregó: "bueno, déjeme decirle, que acaba de venir...... seguramente vamos a conseguir más de este tipo en abril y el número de estos proveedores está aumentando gradualmente". En el contexto de la pregunta, "este tipo" significaba el tipo de órgano procedente de un practicante de Falun Gong.

El sitio web de dicho centro fue cerrado después de que WOIPFG publicara online una transcripción de la conversación anterior.

Más tarde, el centro se unió al Instituto de Investigación de la Policía Militar Popular para trasplantes de hígado, y su nombre se cambió por el de Instituto de Investigación de la Policía Militar Popular sobre Trasplante de Órganos, según un artículo publicado en mayo de 2012 en el Diario de Beijing.

El Hospital Qianfoshan tiene docentes de muchas escuelas médicas, incluyendo la Universidad de Medicina Tradicional China de Shandong y la Universidad de Medicina de Weifang, según el informante. En la docencia clínica muchas cirugías no se documentan, por lo que los nombres de los médicos que realizan las cirugías y demás información pertinente no se puede encontrar.

El Hospital de la policía de Shandong tiene dos edificios dentro de la empresa, dijo la fuente. El edificio exterior está abierto para el público en general y la policía. El edificio interior está ubicado detrás de dos puertas de hierro y cerrado; dentro están los detenidos en cárceles, campos de trabajos forzados y otros lugares. Las instalaciones funcionan prácticamente como una prisión, con instalaciones médicas para la extracción de órganos, dijo el informante.

Cuando un reportero de la La Gran Época estableció contacto con el hospital en relación a todas las denuncias anteriores, ningún funcionario estaba disponible para responder.

El Hospital de la policía de Shandong ha desempeñado un papel activo en la persecución a Falun Gong, según informes publicados en el sitio web de Falun Gong Minghui.org. Un gran número de practicantes ha estado al borde de la muerte en la sección carcelaria del hospital, debido a la tortura u otros malos tratos, según Minghui.org.

Anteriores entrevistas exclusivas dadas por fuentes del interior han aportado antecedentes culturales y sociales necesarios para la comprensión de cómo los médicos y los hospitales han sido utilizados para extraer los órganos de los presos de conciencia de forma sistemática y organizada.

En marzo de 2006, un testigo, antiguo médico militar que no podía ser identificado debido a la naturaleza delicada de la información que reveló, declaró que "en muchos tipos de negocios, los cuerpos humanos, muertos y vivos, son costosos recursos industriales y materias primas. El Gobierno central chino decidió tratar a practicantes de Falun Gong como enemigos. Los practicantes pueden manejarse por todos los medios que se adapten a las necesidades de desarrollo económico".

Y agregó: "en otras palabras, los practicantes de Falun Gong, como muchos de los criminales, ya no son humanos. Son materias primas para ser convertidos en productos comerciales".
Nota del Editor

Cuando el ex jefe de la policía de Chongqing Wang Lijun, escapó intentando salvar su vida, al Consulado de Estados Unidos en Chengdu el 6 de febrero, puso en marcha una tormenta política que no ha disminuido.

La batalla entre bastidores se convierte en qué postura toman los funcionarios hacia la persecución de Falun Gong.

La fracción de las manos ensangrentadas - el jefe de PCCh ex funcionario, Jiang Zemin promovido con el fin de realizar la persecución - pretende evitar la rendición de cuentas por sus crímenes y continuar la campaña. Otros funcionarios se niegan ya a participar en la persecución. Los eventos presentan una opción clara a los funcionarios y ciudadanos de China, así como a personas en todo el mundo: apoyan o se oponen a la persecución de Falun Gong.

La historia registrará la elección que haga cada uno.