Imagen
© AFP
El cardenal Roger Mahony ofrece discurso en la Catedral Nuestra Señora de los Ángeles, en Los Ángeles.

"Gran parte de la crítica viene de la ignorancia de no saber lo que ha pasado. Y los extraordinarios esfuerzos que hemos tomado. Hemos pasado cada auditoría de cumplimiento con gran éxito", dijo, al ser cuestionado, a la cadena CBS, en donde defendió su historial en el manejo de los casos de abusos de sacerdotes.

Por muchos años Mahony encabezó la arquidiócesis de Los Ángeles que en el 2007 alcanzó un acuerdo para indemnizar con 660 millones de dólares, el más alto en estos casos, a más de 600 víctimas de abusos sexuales de sacerdotes.

La arquidiócesis de Los Ángeles que ahora es dirigida por el mexicano José Gómez difundió un comunicado en el que ofrece "profundas disculpas por los errores cometidos en el manejo de los casos de abusos de padres pederastas".

Hace unos días la arquidiócesis alcanzó un acuerdo extrajudicial con cuatro víctimas del padre Michael Baker, -quien confesó a Mahony que había abusado de niños- a quienes pagarán nueve millones 900 mil dólares.

"Es un deseo de la arquidiócesis alcanzar los acuerdos extrajudiciales en casos civiles y proveer apoyo a las víctimas a través del proceso de sanación", agregó.

"Ofrecemos una disculpa a quienes resultaron afectados o impactados por los abusos sexuales del clérigo o de sus consecuencias; seguiremos rezando por las víctimas y sus familias para que encuentren sanidad emocional y espiritual", añadió el comunicado.

Los casos, que involucran al ex sacerdote Michael Baker, se extienden a 26 años: de 1974 a 2000.

En 1986 Baker le confesó al arzobispo Mahony que había abusado de dos menores. Uno de ellos Michael Durán, quien este día aseguró que su vida fue destrozada por los abusos a que fue sometido de niño.

Duran asistió este jueves a una rueda de prensa afuera de la catedral de Los Ángeles en compañía de sus abogados para señalar que hay evidencias de que en sus años de sacerdote Baker abuso de más de 20 niños.

En el 2007 Baker fue sentenciado a diez años y cuatro meses de prisión y fue dejado en libertad en el 2011 por su tiempo proporcional en prisión y por su buena conducta.

Duran quien recibió casi un millón de dólares en el acuerdo señaló que la iglesia necesita limpiarse tras indicar que Baker abuso sexualmente de él por más de dos años desde que tenía 11.