Imagen
© RED
En algunas ciudades, el agua se mantiene a 1 metro de profundidad y los residentes deben trasladarse en bote. Unas 600 personas más necesitan ser evacuadas de diferentes ciudades de la zona. Algunas escuelas están siendo preparadas como sitios de albergue

Cientos de residentes de Queensland, al norte de Australia están siendo evacuados en estos momentos como consecuencia de la peor inundación que sufre ese país en 50 años. El gobierno nacional ha declarado al territorio nororiental como zona de desastre.

El ciclón Tasha pasó por tierras australianas este fin de semana, generando intensas lluvias e inundaciones, y ocasionado daños millonarios a la economía australiana.

inundaciones Australia
© AFP
Así luce, desde el aire, el Estado de Queensland, en Australia.
En algunas ciudades, el agua ya se mantiene a 1 metro de altura y los residentes deben manejarse en botes por las calles. Los residentes de la ciudad de Emerald esperan para mañana el pico más alto de la inundación, que podría alcanzar incluso los 15 metros de profundidad en algunas zonas.

El Río Burnett llegará esta noche a 8 metros por encima de su nivel. La Primer ministro Anna Bligh declaró que unas 600 personas más necesitan ser evacuadas de diferentes ciudades de la zona. Algunas escuelas están siendo preparadas como sitios de albergue, informó el diario The Australian.

La gigante minera Río Tinto se declaró en estado de insolvencia, estado económico que escogen las empresas cuando no pueden cumplir con sus obligaciones legales.

Se estima que los daños superen el billón de dólares y para muchos no solo es un récord en los últimos 50 años, sino la mayor catástrofe registrada. Bruce Grady, jefe de manejo de Emergencias de Queensland, informó que creen que el nivel de aguas se mantendrá elevado en algunas zonas por un tiempo largo.

Analistas citados por The Australian advierten que por efecto de la inundación subirán los precios de los alimentos, lo que producirá inflación.