Traducción por el equipo de SOTT.net en español

Imagen
© Desconocido
Faro congelado en Lago Erie, Cleveland, Ohio.
Con una Era de Hielo llegan cambios abruptos, y con esos cambios llega la muerte, algunas veces muerte a escala mundial.

La mayoría de los mejores científicos en las disciplinas de la geología, ecología, meteorología, astrofísica, y heliología [Lista descargable] predicen que los dos mayores ciclos de enfriamiento -las Eras de Hielo a corto y a largo plazo- están convergiendo y que la Tierra acaba de entrar en los comienzos de un enfriamiento peligroso.

Ambos periodos de enfriamiento se deben a y parecen haber comenzado justo cuando el sol acaba de alcanzar el máximo solar. Cuando la actividad del sol disminuya después del 2012, se espera que permanezca así por lo menos de treinta a cincuenta años. Durante ese tiempo, el sol generará significativamente menos calor y los planetas, incluyendo a la Tierra, se enfriarán rápidamente.

Migraciones masivas y hambrunas

Otros científicos, incluyendo a John L. Casey, el Director del Centro de Investigación del Espacio y la Ciencia, advirtienten que las personas están por enfrentarse a la escasez de alimentos y combustible en las próximas décadas.

Algunos países del Norte serán abandonados mientras el hielo se abre paso desde el Ártico; la producción de energía quedará interrumpida; y los cortos periodos de cultivo en el Hemisferio Norte precipitarán migraciones en masa, hambruna, disturbios, conflictos regionales, y la pérdida de vidas humanas podría medirse a escala apocalíptica.

Los daños inminentes a los cultivos fueron pronosticados en el año 2007 y se predijo que comenzarían en 2010.

Según lo previsto, el daño ha estado ocurriendo mientras el frío aumenta en el Hemisferio Norte hasta Cuba y al sur de Italia.

Se ha predicho que durante los próximos treinta meses las temperaturas mundiales descenderán aún más dramáticamente y a una mayor velocidad que en el periodo registrado entre 2007 y 2008.

El sol entra en un "periodo de hibernación" extendido

De acuerdo con Casey, "Comúnmente, la Tierra realiza ajustes en los picos de temperatura significativos en un lapso de dos a tres años. En este caso, conforme nos enfriamos por El Niño, estamos enfrentándonos a los efectos combinados de la normalización termodinámica planetaria y a la influencia de la caída de las temperaturas subyacentes globales más poderosas provocadas por la hibernación solar. Ambas fuerzas presentarán la primera oportunidad desde que el periodo de calentamiento global provocado por el sol terminó, dando paso a impactos agrícolas dañinos debido al nuevo clima frío. Los análisis muestran que por primera vez los alimentos y los combustibles derivados de los cultivos se verán amenazados en los próximos dos años y medio. Aunque el Consejo de Investigación de Ciencias Sociales (SSRC por sus siglas en inglés) no se involucra con predicciones climáticas a corto plazo, no sería inusual ver estos efectos negativos este año y mucho menos en los próximos treinta años."

Otros científicos concuerdan, y otros ven la velocidad del descenso de la temperatura como algo atemorizante.

La organización de Casey ha estado en la primera fila de la controversia del cambio climático, prediciendo de manera acertada tres cambios importantes en el clima que muchos otros no han considerado: el fin del periodo de calentamiento global (1999), un descenso a largo plazo de las temperaturas de la Tierra (comenzando entre 2006 y 2007), el perturbador prospecto de una contracción histórica de la energía solar, resultando en una hibernación solar nunca antes vista. La hibernación ahora es reconocida por el Pronóstico Solar de Largo Alcance de la NASA así como también lo es la sorprendente disminución de la actividad solar.

Bajo la insistencia de sus colegas alrededor del mundo que concuerdan con él, Casey ha dado un paso sin precedentes, "en vista de la importancia de este nuevo pronóstico, le he notificado al Secretario de Agricultura para que tome acciones inmediatas para preparar la industria agrícola ante el daño a las cosechas que se avecina."

Era de Hielo mínima o significativa; en cualquier caso es un desastre

Mientras Casey ve una mini-Era de Hielo que duraría entre cuarenta y cincuenta años, otros como Robert Felix creen que la información disponible apunta a la posibilidad concreta de una Era de Hielo significativa que podría durar miles de años. Felix cree que la Tierra ya ha entrado en las primeras etapas de una mini-Era de Hielo y que otra mayor podría estar pisándole los talones.

Felix advierte: "La próxima Era de Hielo podría comenzar en cualquier momento. La próxima semana, el próximo mes, el próximo año... no es una cuestión de si va a suceder, es una cuestión de tiempo. Un día te levantarás de la cama -o no te levantarás- sepultado entre nueve pisos de nieve. Todo es parte de un ciclo predecible y del cual podemos depender con certeza, un ciclo natural que regresa con puntualidad cada 11.500 años."

La última Era de Hielo tuvo lugar hace exactamente 11.500 años.

Casey explica que "la hibernación [solar] actual está prosiguiendo casi exactamente como la anterior que ocurrió entre 1793 y 1830. Si continúa su curso actual, si bien el clima frío que impacta la producción alimentaria y el combustible tal y como se lo anuncia actualmente es realmente importante, no se tiene comparación con lo que se viene. Al término del ciclo frío de esta hibernación a finales de 2020 y 2030, es probable que presenciemos años de pérdidas totales y devastadoras de cultivos en las regiones de plantaciones canadienses y estadounidenses."

Un documento científico que presenta este modelo de "La teoría de los ciclos relacionales de la actividad solar" (También llamada "Teoría RC" por sus siglas en inglés), está ganando seguidores en la comunidad científica. Quizá debido a que sus tres predicciones basadas en el modelo climatológico de la Teoría RC se están cumpliendo.