Traducido por el equipo de editores de Sott en español

El solsticio de verano está a la vuelta de la esquina, pero el invierno no se va sin luchar este año: Una bizarra tormenta de nieve de junio golpeó al Glacier National Park, en Montana, y partes de Utah e Idaho esta semana, dejando a muchos residentes y visitantes en el norte de las Rocallosas preguntándose en qué estación estamos.
Snow storm in Summer!
© Glacier National Park
El Glacier National Park es conocido por su clima impredecible.
El Glacier National Park vio casi 4 pulgadas (10 centímetros) de lluvia y mas de un pie (0.3 metros) de nieve, de acuerdo al Servicio Meteorológico Nacional. [Vea las fotos de la sorpresiva nevada]
"El tiempo en el noroeste de Montana y el clima en el Glacier [National Park] puede ser tan variable, pero siempre es algo emocionante, algo increible, un tipo de clima un tanto difícil de conseguir en esta época del año", dijo a ABC Montana , la vocera del Glacier National Park, Denise Germann .
Ahora, mientras la nieve se derrite y los ríos se desbordan de sus bancos, el área está en riesgo de inundación.

Ayer (18 de junio), el Servicio Nacional de Meteorología emitió una advertencia de inundación para las Montañas Rocallosas del norte y una advertencia de tormenta de invierno para alturas superiores a 6.500 pies (1.980 m). Los funcionarios del parque estaban en alerta máxima y preparados para realizar una evacuación. Las inundaciones en algunas zonas ya ha obligado al parque a cerrar campamentos y caminos.

Al igual que los icebergs que aún persisten en el Lago Superior, la inesperada tormenta de nieve es un recordatorio del duro invierno de este año. El parque es un destino de verano popular para los turistas y las personas que visitan el parque se vieron obligadas a buscar refugio en albergues mientras los quitanieves barrieron el área y comenzaron a limpiar la nieve acumulada.

La sorpresiva tormenta ​​ha demorado la apertura de la Road Going-to-the-Sun, una ruta de 50 millas (80 kilómetros) que lleva a los visitantes a través del parque y alrededor de las laderas de la zona. Esta atracción es una de las que atraen la mayor cantidad de turistas al parque, pero el camino está cerrado, sin ninguna estimación de cuando los sectores superiores quedaran libres de nieve, dijeron funcionarios del parque.

Los meteorólogos pronostican alrededor de 3 a 6 pulgadas (8-15 cm) de lluvia adicional y de 4 a 8 pulgadas (10 a 20 cm) de nieve adicional en las montañas. Se espera que el tiempo mejore el fin de semana, según el Servicio Meteorológico Nacional.