Imagen
© juan.martinez@gfrmedia.com
La muerte de cientos de diablitos rojos, tucunares, sardinas y peces gatos se debe a la reducción de oxigenación en el agua.
Cientos de peces que han muerto debido a la reducción de la oxigenación del agua en el embalse La Plata comenzaron a ser sepultados en terrenos del Refugio de Vida Silvestre aledaño al lago, informó el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA).

El recogido de los peces muertos lo ha realizado personal del DRNA y recursos contratados por la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA). La remoción sin dilación busca evitar que se afecte la calidad del agua en el embalse.
"El recogido de los peces del agua es una medida de manejo proactiva importante para evitar que se comprometa más, el nivel de oxigenación del agua por el efecto de la descomposición. La AAA ha documentado que no se ha afectado la calidad del agua potable que distribuyen y ese es nuestro objetivo principal", declaró a titular del DRNA, Carmen Guerrero.
En un comunicado de prensa, la funcionaria explicó que la disposición se está haciendo en huecos en la tierra en distintos puntos del refugio y además, se empezó el proceso de análisis de peces para viabilizar que puedan ser usados como composta en un proyecto de agroecología.

Guerrero indicó que la oficial de Manejo del Refugio, Marinely Valentín, ha estado a cargo de la identificación, recolección de distintas especies e igualmente, del monitoreo de la oxigenación en el agua. El personal contratado por la AAA también ha hecho su parte con el recogido de las sardinas. La lluvia hizo que el proceso hoy haya sido un poco más lento debido a la inestabilidad del terreno para tirar los botes al agua pero con excavadoras se logró subsanar el escollo.

La muerte de cientos de diablitos rojos, tucunares, sardinas y peces gatos se debe a la reducción de oxigenación en el agua del lago La Plata. Lobinas y chanchitos de boca roja también han perecido a causa de la reducción de oxígeno, asociada a la disminución del nivel de agua en ese embalse debido a la sequía.

El lunes el nivel del lago era de 41.97 metros y su nivel óptimo sería de 51.00. Mientras, los niveles de oxigenación el lunes se estimaron en 1.21 miligramos por litro a 4.3", informó el DRNA.

Guerrero advirtió el lunes que es importante que la ciudadanía no consuma los peces muertos porque pese a que la razón de muerte fue la falta de oxígeno disuelto, éstos se descomponen rápidamente y pueden representar un riesgo a la salud de sus consumidores.