Imagen
© Terra
Este nutriente es útil en el tratamiento de artritis reumatoide.
Vitamina E, una fuente de salud

Se encuentra en los vegetales frescos como las espinacas y las acelgas, en las semillas con aceites como los cacahuates y las almendras, se puede consumir en alimentos e incluso manipulada en medicamentos, y al ingerirla concede significativos beneficios a la salud.

La vitamina E, es un estupendo aliado para prevenir enfermedades cardiovasculares, previene la arteriosclerosis (endurecimiento de arterias) y es útil en el tratamiento de pacientes que han sufrido infartos.

Fuente de juventud

Además, este nutriente es útil en el tratamiento de artritis reumatoide, útil en el tratamiento del diabético y por si fuera poco, es detoxificante y ayuda a retardar el envejecimiento.

Las lesiones causadas por los elementos oxidantes y por una lesión alta en la pared interna de los vasos sanguíneos pueden considerarse como un primer paso que culmina con la arteriosclerosis.

Al estrecharse los vasos sanguíneos se pone en riesgo el suministro adecuado de oxígeno a los tejidos, lo que incrementa el esfuerzo que realiza el corazón por obtener sangre, produciendo dolores de pecho y, en caso de la arteria coronaria, es probable que este desorden conduzca a una enfermedad del corazón.

Su función como antioxidante ayuda a hacer menos peligroso el colesterol y propicia una menor acumulación de grasas.