Imagen
© Juan Bosco Zambrano
EL CARMEN, Manabí. Una mujer trata de movilizarse en medio de la inundación que provocó un fuerte aguacero.
Portoviejo-Babahoyo-Esmeraldas-Manta

Más de 120 personas que residen en los barrios Universitario y El Paraíso del cantón El Carmen, en el norte de Manabí, quedaron a la intemperie luego del fuerte aguacero que cayó desde las 23:00 del miércoles pasado hasta ayer, y que inundó las cerca de 40 viviendas que ocupaban.

El invierno también causa estragos en poblaciones de Los Ríos y Esmeraldas, donde hubo derrumbes, ríos con mayor caudal y barrios inundados

Jairo Flores, jefe del Cuerpo de Bomberos de El Carmen, dijo que las llamadas de emergencia desde los barrios afectados se recibieron desde las 04:00 de ayer. Algunas familias ya habían abandonado las casas ante el temor de que el fuerte caudal las arrasara, pero en otros casos fue necesario que los bomberos nadaran para evacuar a los ocupantes. Flores atribuyó la inundación - la primera en esta zona - , a la descarga de basura que realizan los moradores en la quebrada cercana, lo que taponó las alcantarillas y provocó que el nivel del agua creciera en algunos casos hasta 4 metros.

"Lo que los salvó (a las familias) es que la mayoría de viviendas están plantadas sobre horcones, pues de lo contrario otra cosa hubiera sucedido. Gracias a Dios no hubo heridos ni otro tipo de daños, más que los materiales", reveló Flores.

El nivel de las aguas también inundó la escuela Camilo Gallegos e impidió que la maquinaria del Municipio pudiera acceder para destapar los ductos. Hasta la tarde de ayer se desconocía a cuánto ascendían las pérdidas por el intenso aguacero, que de acuerdo con la Sala Situacional de la Gobernación de Manabí, también se presentó en cantones como Flavio Alfaro, Chone, Olmedo y Rocafuerte, sin causar daños.

Pasadas las 13:00 los afectados se alojaron en hogares de familiares a la espera de que cesen las lluvias y llegue la ayuda gubernamental. Integrantes del Comité de Operaciones Emergentes de El Carmen coordinaban el pedido al Ministerio de Inclusión Económica y Social. No obstante, el temor de Flores era que las afectaciones aumenten si persisten las precipitaciones.

En Los Ríos, vientos fuertes y torrenciales lluvias registradas entre martes y miércoles causaron estragos en sectores de Vinces, Palenque, Ventanas y Babahoyo. El martes el aguacero duró ocho horas, mientras que el miércoles llovió desde las 22:00 hasta las 06:00 de ayer. En Palenque, Vinces y Ventanas algunos barrios quedaron inundados, mientras que en Babahoyo, los moradores de las ciudadelas Los Perales, El Chorrillo y 4 de Mayo, reclaman el arreglo de calles y del sistema de alcantarillado.

En tanto, las fuertes lluvias que caen sobre la provincia de Esmeraldas incrementaron el nivel del caudal en ríos y esteros. Hasta ayer, el Cuerpo de Bomberos reportó inundaciones menores y un accidente de tránsito sin víctimas, atribuido a las precipitaciones.

Durante la madrugada de ayer, un fuerte aguacero acompañado de descargas eléctricas cayó sobre la provincia. Las lluvias también fueron muy fuertes en Quinindé y La Concordia, donde los agricultores se mostraron contentos ante la llegada de los chaparrones.

El aguacero ocasionó molestias a quienes viajaban desde y hacia Esmeraldas debido a los derrumbes en la carretera. El mayor ocurrió en Wínchele, a la entrada de Esmeraldas, donde un alud de lodo hizo que un auto se encunetara a un costado de la vía.

Ayer en la tarde, el río Teaone, que atraviesa algunos barrios del sur de la ciudad, aumentó su caudal y amenazaba con desbordarse.

Mientras en Manta (Manabí), con el aguaje anunciado hasta mañana, pescadores prefirieron detener sus faenas, quedándose en sus casas o haciendo reparaciones en sus embarcaciones hasta que la situación del mar se normalice.