Imagen
© Desconocido
La inundación obligó a 29 familias a dejar sus casas y ahora viven con vecinos.
Diego Fuentes González, de 29 años, hacendado del recinto El Hacha, de la parroquia Antonio Sotomayor, del cantón Vinces, se suicidó con un disparo en la cabeza debido, según allegados, a la depresión a causa de la pérdida de sus sembríos por la inundación en esta zona de la provincia de Los Ríos.

Según Édgar Fernández, amigo de Fuentes, este fue encontrado muerto la mañana de ayer en su dormitorio y junto a él se hallaba el arma con que supuestamente se autoeliminó.

Fuentes vivía en la hacienda familiar junto con su padre, quien no advirtió el momento en que su hijo se disparó. "Tal vez por el cansancio; ellos pasaban el día viendo qué podían salvar", comentó Fernández.

El cuerpo era velado ayer en Vinces, donde se esperaba la llegada de familiares que residen en Estados Unidos. Fuentes había retornado de aquel país hace cinco años para dedicarse a la producción de la tierra. Poseía 12 hectáreas de banano.

En tanto, vecinos del recinto El Hacha esperaban que instituciones de socorro les proporcionen víveres, pues desde el lunes pasado permanecen aislados por la interrupción de la carretera a causa de la inundación. Otras comunidades del cantón riosense se encuentran en situación similar.

Las zonas se inundaron por el colapso de un tramo de muro a causa de la crecida del río Vinces entre los sitios Cerro Gusano y Antonio Sotomayor. Ello movilizó a cuadrillas de unos 50 hombres que trataron durante cuatro días de taponar el boquete con sacos de arena.

Desde la mañana de ayer labora maquinaria de la Prefectura colocando piedras. Según Felipe Avellán, presidente de Antonio Sotomayor, el boquete se cerraría al mediodía de hoy.