Este jueves, los ataques aéreos de la coalición liderada por Arabia Saudita han matado a decenas de personas, incluidos niños que viajaban en un autobús, en Yemen, concretamente en la provincia de Saada.
El Rey Felipe VI, cuando era príncipe, de visita oficial en el estado terrorista de Arabia Saudí

El Rey Felipe VI, cuando era príncipe, de visita oficial en el estado terrorista de Arabia Saudí
Según Abdul-Ghani Nayeb, un responsable sanitario en Saada, 43 personas han muerto y otras 61 han resultado heridas, informa Reuters. No está claro cuántas de las víctimas son niños, y tampoco se sabe el número preciso de ataques que se han perpetrado.

La coalición, que compra armamento a España gracias a la mediación de la monarquía española, ha calificado la masacre como una "acción legítima". "El ataque de hoy en Saada fue una operación militar legítima, y fue llevada a cabo de acuerdo con la ley humanitaria internacional", han informado.

Desde la coalición han explicado que los ataques iban dirigidos contra unas lanzaderas de misiles que los hutíes habían utilizado para atacar la ciudad saudita de Jizán. Asimismo, ha acusado a los hutíes de utilizar a los niños como escudo humano