Traducido por el equipo de SOTT.net en español

El uso incontrolado y negligente de las aguas subterráneas amenaza la llanura de Konya, en la provincia central turca del mismo nombre, conocida como el "silo de granos" de Turquía por sus vastos campos de trigo.
A man looks at a 10-meter-deep sinkhole

Un hombre mira un socavón de 10 metros de profundidad
El número de socavones ha aumentado sustancialmente en los últimos años debido al uso excesivo de aguas subterráneas para el riego, mientras que las autoridades trabajan en planes sobre cómo llenar los huecos de unos 330 socavones. Hasta el momento no se ha informado de que se hayan producido víctimas, pero los socavones hacen inutilizable una parte importante de los yacimientos.

Los socavones son casi exclusivos de la llanura de Konya, que se extiende hasta la provincia vecina de Karaman. Las características del terreno, la dirección de la corriente del agua, combinadas con la reclinación de las aguas subterráneas contribuyen a la formación de socavones. Algunos son poco profundos mientras que otros son tan profundos como 150 metros. Los socavones son un fenómeno bastante reciente, pero el uso incontrolado del agua desde la década de 1970 es el principal factor que ha provocado su crecimiento: el Organismo Estatal de Obras Hidráulicas declaró zonas con múltiples socavones fuera de los límites de uso de las aguas subterráneas como medida de precaución y trabaja para informar a los agricultores sobre cómo utilizar adecuadamente el agua para el riego sin agotar los recursos hídricos.

El profesor Fetullah Arık del Departamento de Ingeniería Geológica de la Universidad Konya Teknik dice que el año pasado aparecieron más de 20 socavones y otros 10 en los primeros cinco meses de 2019.

Lea el artículo completo en inglés aquí