Traducido por el equipo de Sott.net

Fuertes nevadas y ventiscas han azotado las provincias del noreste de China en el marco de la tercera ola de frío de este año, que se extiende por todo el país.
Sanitation workers clear snow from a street in Hegang City, northeast China
© Xinhua/Xie Jianfei
Trabajadores de saneamiento limpian la nieve de una calle en la ciudad de Hegang, en la provincia nororiental china de Heilongjiang, el 22 de noviembre de 2021. Las fuertes nevadas han afectado a muchas partes de Heilongjiang recientemente. Funcionarios de diversos sectores están desafiando ráfagas heladas y copos de nieve para garantizar la normalidad.
Las nevadas en las provincias de Heilongjiang y Jilin atravesaron la fase más agresiva el lunes y se prevé que continúen hasta el miércoles, a pesar de que la ola de frío muestra signos de remitir.

Algunas partes de Heilongjiang se vieron muy afectadas por las ventiscas, que, según los internautas, se sentían como "hojas de afeitar cortando la cara".

En Harbin, Jilin y otras ciudades de las provincias, se cerraron temporalmente las escuelas y los jardines de infancia, y se prevé que algunos vuelvan a abrir el miércoles.


Veintidós carreteras de Heilongjiang han sido selladas y los vuelos fueron cancelados. Las autoridades locales han desplegado a más de 4.200 personas para limpiar la nieve de las carreteras que cubren 9.950 kilómetros.

La acumulación de nieve durante este periodo ha alcanzado niveles récord en algunos lugares de Heilongjiang. El manto de nieve en la ciudad oriental de Jiamusi ha acumulado hasta 42 centímetros.


El gobierno provincial de Heilongjiang ha emitido una advertencia de nivel II para la respuesta de emergencia a los desastres meteorológicos, el segundo más alto en un sistema de advertencia de cuatro niveles.