Traducido por el equipo de Sott.net

La policía antidisturbios de esta ciudad del norte griego disparó gases lacrimógenos para dispersar a una multitud que les atacó con bombas de gasolina y piedras a última hora del jueves durante una protesta contra los planes del gobierno de introducir vigilancia en los campus universitarios.
Thessaloniki protest
© AP Photo/Giannis Papanikos
Un manifestante corre durante una protesta en la Universidad de Tesalónica, al norte de Grecia, el jueves 26 de mayo de 2022. A primera hora del jueves, los manifestantes se enfrentaron a la policía en el interior del principal campus universitario de la ciudad, donde los disturbios han estado creciendo durante semanas por una ocupación de izquierdas que fue clausurada.

Unos 5.000 miembros de grupos de izquierda y anarquistas participaron en la marcha por el centro de Tesalónica
, y algunos rompieron escaparates y prendieron fuego a los contenedores de basura. Al menos ocho personas fueron detenidas. No se registraron heridos.

A primera hora del día, los manifestantes se enfrentaron a la policía en el principal campus de la universidad estatal de la ciudad, donde los disturbios llevan semanas produciéndose por una sentada de izquierdas que fue clausurada. Las autoridades están intentando construir una nueva biblioteca en el lugar donde estaba la sentada, y la policía está allí para proteger a los trabajadores de la construcción de los ataques de las personas enfadadas por el fin de la sentada.

Los manifestantes están enfadados por los planes del gobierno de introducir un nuevo cuerpo de policía para vigilar los campus universitarios, que carecen de una seguridad privada eficaz y han sufrido la violencia política así como la pequeña delincuencia.

El gobierno griego de centro-derecha ha eliminado leyes de hace décadas que impedían a la policía, en nombre de la protección de las libertades académicas, entrar en los recintos universitarios en la mayoría de las circunstancias.

Los partidos de la oposición de izquierdas han criticado duramente esta medida, así como a la policía universitaria prevista, que se espera que asuma sus funciones en las próximas semanas.